Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 45 min  Dificultad: fácil  Personas: 2


Ay, el arroz. Si no fuera porque son carbohidratos refinados de los que no se deben abusar es algo que podría comer todos los días. En ese aspecto confieso que no parezco gallega, pues si me dan a elegir entre arroz y patatas, sin dudarlo, elijo el primero. Que en lo que tardo en pelar y cortar patatas, casi que me da tiempo a tener listo el arroz, que además, mientras se cocine con un caldo rico, se puede hacer con casi cualquier cosa. Y si la cosa es algo tan exquisito como un lomo de cerdo ibérico, la comida se convierte en una verdadera fiesta.

Así que, sigue leyendo y verás qué fácil se prepara este arroz con lomo ibérico del que ya os adelanto que no va a sobrar ni un grano.

Ingredientes


  • Pimiento rojo, 1 pequeño
  • Pimiento verde, 1 pequeño
  • Ajo, 1 diente
  • Tomate frito casero, 3 cucharadas
  • Lomo ibérico fresco, 300 g
  • Lomo ibérico curado, 50 g
  • Azafrán molido, 1 sobrecito
  • Caldo de verduras, 3 vasos
  • Arroz bomba, 1 vaso
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada

Preparación del arroz con lomo ibérico fácil


01: Preparar el sofrito para el arroz con lomo

arroz con lomo

En una sartén honda o en una paella ponemos a calentar una cucharada de aceite y salteamos los pimientos cortados en trozos menudos hasta que empiecen a ablandarse, añadimos el lomo fresco cortado en trozos de 1 cm, el ajo picado y el lomo ibérico curado cortado en brunoise. Sazonamos ligeramente, sin pasarnos porque el lomo curado nos va a aportar algo de sal.

Sofreímos todo bien hasta que la carne esté dorada.


02: Agregar el caldo

arroz con lomo

Cuando la carne esté dorada, añadimos el tomate frito, mezclamos bien. Agregamos el caldo y el sobrecito de azafrán molido. Llevamos a ebullición.


03: Cocer el arroz

arroz con lomo

Cuando el caldo esté hirviendo, añadimos el arroz en forma de lluvia sobre la paella o sartén. Esperamos a que hierva de nuevo y bajamos el fuego casi al mínimo, lo justo para que se mantenga un hervor ligero y dejamos cocinar durante 20 minutos. Durante ese tiempo solo hay que echar un ojo de vez en cuando para comprobar que se mantiene el “chup chup”, pero está totalmente prohibido meter la cuchara y más aún remover, pues eso puede marcar la diferencia entre un arroz perfecto de punto y arroz pastoso poco agradable.

Pasado este tiempo, apartamos la paella (o la sartén) del fuego, tapamos con un paño de tela limpio y dejamos reposar 5 minutos.


04: Servir

arroz con lomo

Los 5 minutos de reposo no son obligatorios, pero sí muy recomendables. Pasado ese tiempo, ya podemos servirlo o, incluso remover un poco por si los ingredientes no han quedado bien repartidos. A partir de ahora, el éxito en la mesa está asegurado.

Consejos para cocinar el arroz


Aunque evidentemente no todos los arroces son iguales y pueden existir diferencias de calidad entre el arroz más barato de marca blanca del supermercado y un arroz bomba con denominación de origen, os aseguro que, si las cosas se hacen como se deben hacer hasta con el más barato se puede conseguir un plato sublime, ahora bien, si nos saltamos las normas, hasta el arroz más caro puede terminar hecho un desastre.

Y las normas no son muchas, para el sabor, evidentemente un buen caldo. Para la textura, muy simple, en cuanto echas el arroz a la cazuela tienes que olvidarte de la cuchara. Solo tienes que asegurarte de que durante 20 minutos se mantiene con un hervor ligero, el típico “chup chup” de los guisos a fuego lento. Así conseguiremos unos arroces de textura melosa en la boca, pero con los granos bien suelto, sin miedo a que quede pastoso o apelmazado.

Y, por supuesto, la práctica ayuda a hacer maestros, así que cada vez que hagas arroz, observa, que a base de observación es como conseguirás ajustar al máximo tus recetas para prepararlas en tu cocina.

1 de 2