Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 5 min  Dificultad: muy fácil  Personas: 1


Aunque muchos ya terminan estos días sus vacaciones, al verano aún le quedan unas semanitas. Y para llevar bien esta vuelta a las rutinas diarias cuando el calor aún aprieta, qué mejor un buen café fresquito para hacer las tardes más amenas.

El que os propongo hoy, es el que se conoce como café griego o café frappé, un café que se prepara en coctelera y con café soluble en un momento. Al final del post os cuento el origen de este café que resulta un tanto curiosa.

Ingredientes


  • Azúcar o el equivalente en edulcorante, 4 cucharaditas (se puede añadir más o menos según guste el café más o menos dulce)
  • Café soluble instantáneo normal o descafeinado, 2 cucharaditas
  • Agua fría, 150 ml (agua mineral si vives en un sitio con agua muy dura)
  • Cubitos de hielo

Preparación del café griego o café frappè


01: Echar todo en una coctelera y agitar

café griego

Pues es que es tan sencillo como eso, echamos el café soluble instantáneo, el azúcar o edulcorante, el agua y el hielo en una coctelera de unos 500 ml de capacidad como mínimo.

Agitámos enérgicamente durante uno o dos minutos hasta que notemos  que deja de sonar a líquido en el interior.


02: Servir

café griego

Abrimos la coctelera con cuidado, porque la espuma tiende a rebosar y servimos inmediatamente. Podemos poner una pajita y, si queremos darle un toque muy refrescante, podemos añadir una rodaja de limón.

Origen del café griego o café frappè


Es probable que a muchos os suene esta forma tan rápida de preparar un café frío por haberla visto en un popular anuncio de la tele allá por los años 90, incluso es posible que hasta recordéis haber tenido en casa alguna de las cocteleras de plástico que regalaba la marca del anuncio para preparar este café en casa.

Pero lo cierto es que la historia de esta forma de preparar el café se remonta a 1957 durante el transcurso de la Feria Internacional del Comercio de Tesalónica en Grecia.

En esas fechas, un empleado de Nestlé que  formaba parte de una delegación de la marca que se encontraba allí para presentar otro producto que se preparaba en coctelera, se encontró con que había llegado la hora del descanso y no disponía de agua caliente para tomar su habitual café instantáneo, por lo que optó por improvisar preparándolo en agua fría dentro de las cocteleras que tenían para la exhibición, el resultado fue un café con una gran cantidad de espuma que sorprendió a todos los presentes.

En la actualidad, el café preparado de esta manera se le considera el café nacional griego y se sirve en bares y cafeterías de todo el país.

En los años 90, la propia marca eligió el café frappè o agitado como protagonista de una campaña publicitaria y, aunque en ese momento pudiese parecer una idea novedosa de marketing, lo cierto es que este café ya se consumía en Grecia desde 30 años antes.

Con el paso de los años, también se ha popularizado en otros países, aunque algunos han modificado ligeramente la receta, como es el caso de Dinamarca, donde es habitual prepararlo con leche en vez de con agua o el de Serbia, donde se le añade una bola de helado.

Notas


Si no tienes una coctelera a mano, puedes preparar este café echando los ingredientes en cualquier bote con tapa que cierre de forma estanca y agitando a conciencia. Eso sí, tanto si se usa coctelera como si se usa un bote hay que tener cuidado de que al echar los ingredientes quede espacio suficiente para que se desarrolle la espuma, que puede llegar a duplicar el volumen inicial introducido en la coctelera.

2 de 2