Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 15 min  Dificultad: fácil  Personas: 2


Comer hay que comer todos los días, pero el tiempo o las ganas de cocinar no siempre están presentes. Por eso a veces viene bien tirar de imaginación para poder improvisar algo rápido con lo que hay por la nevera y que además esté riquísimo.

Y si de rapidez hablamos, sigo pensando que al microondas no hay nada que le haga sombra, pues en pocos minutos nos permiten disfrutar de platos como esta ensalada templada de patata, pollo y salsa pesto en la que hemos aprovechado unos trozos de pechuga de pollo hervida y tanto las patatas como el huevo los hemos cocinado en el microondas.

Ingredientes


  • Patatas medianas, 3
  • Salsa pesto, 3 o 4 cucharadas
  • Huevos, 2
  • Pechuga de pollo cocida o asada, 1
  • Sal

Cómo hacer una ensalada templada de patata, pollo y pesto


01: Cocer las patatas con piel en el microondas

ensalada templada de patata

Se lavan las patatas, se secan ligeramente, se les da un corte en la piel y se frotan con un poco de sal. Se meten en una bolsa de asar a la que daremos un par de pinchazos para que salga el exceso de vapor, se cierra la bolsa y se mete en el microondas durante 8 minutos a máxima potencia.

Pasado ese tiempo se abre la bolsa con cuidado de no quemarnos, se sacan las patatas y se dejan entibiar lo justo para que podamos pelarlas sin quemarnos.

Otra opción sería cocer las patatas con piel en una olla con agua salada siguiendo el método tradicional.


02: Trocear las patatas

ensalada templada de patata

Pelamos las patatas ya cocidas, las cortamos en rodajas de un centímetro de grosor, las repartimos en dos platos y regamos con la salsa pesto.


03: Hacer el huevo pasado por agua en el microondas

ensalada templada de patata

Un truquito para hacer un huevo pasado por agua en el microondas es poner un poco de agua en un bol, cascar el huevo, tapar con un plato y meterlo durante 40 segundos en el microondas a máxima potencia si queremos el huevo pasado por agua. Si queremos que quede con la textura de un huevo duro, bastará con tenerlo un minuto.


04: Servir

ensalada templada de patata

Colocamos unos trozos de pechuga de pollo cocida o asada y nuestro huevo sobre las patatas. Servimos inmediatamente.

Otras opciones


El pesto de albahaca combina genial con el pollo, pero también queda genial con un filete de merluza cocinado al vapor, o un lomo de bacalao o salmón. Si el vez de pesto de albahaca, tenemos por la nevera algún bote de pesto rojo casero también irá perfecto si lo acompañamos con restos de un asado o con una simple lata de atún.

En cualquier caso, tendremos una rica ensalada, completa y equilibrada, para solucionar una comida con el mínimo esfuerzo.

2 de 3