Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 60 min   Dificultad: fácil  Personas: 4


Si hay un plato que recuerdo bien de mi infancia es este guiso de pollo con limón y patatas. Éste, era uno de mis favoritos y su salsa era y es un verdadero manjar. Es un guiso de pollo con muy pocos ingredientes como veréis más adelante. Por tanto, resulta económico y muy sencillo de elaborar ya que sólo debemos controlar el marcado del pollo, la cocción de las patatas y poco más.

Además, si sois de untar con pan en la salsa de los platos, este será vuestro plato perfecto para degustar con una buena barra de pan. La salsa no es más que el almidón que va dejando la cocción de las patatas, evitando natas o espesantes como la harina de maíz entre otros. Así que si queréis disfrutar de un buen pollo con limón y patatas, sencillo, económico y  en el que el untar con pan se convierte prácticamente en una “obligación”, este es vuestro plato.

Ingredientes para hacer este guiso de pollo con limón


  • 1 pollo a cuartos, 1,5 kg aproximadamente.
  • Pimentón dulce, 1 cucharadita
  •  Pimienta negra molida, 1 cucharadita
  •  Patatas, 2-4 uds
  •  Agua mineral.
  • Sal
  •  Aceite de oliva virgen extra, 8 cucharadas
  •  Limón mediano ecológico, 1 ud.

 Preparación del guiso de pollo con limón.


1: Preparar los ingredientes para cocinar el pollo

guiso de pollo con limón

Partiremos el pollo en cuatro cuartos o le pediremos a nuestro carnicero que nos lo haga. Lo limpiamos bien por si quedan plumas ya que lo vamos a hacer con piel.  En una olla echamos el aceite y cuando esté caliente echamos el pollo y a fuego medio-alto dejamos dorar bien por todos los lados. Mientras tanto lavamos bien el limón y lo hacemos rodajas. Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos chascándolas, es decir, cortando inicialmente con el cuchillo y tirando para arrancar el trozo de patata,  ya que hacerlo así ayudará a soltar el almidón durante la cocción y a que la salsa quede más ligada. Espolvoreamos bien con el pimentón dulce y la pimienta y mezclamos.


02: Guisar el pollo en la cocotte

guiso de pollo en cocotte

Una vez dorado el pollo, añadimos el limón y removemos. A continuación, echamos las patatas y cubrimos con agua mineral -la del grifo solo deberías usarla si vives en una zona de aguas muy blandas con poca mineralización-. Cocemos durante unos 45 minutos aproximadamente dependiendo del tipo de patata y tamaño de los trozos a fuego medio. Una vez que las patatas estén tiernas ya podemos retirar del fuego y servir. Salpimentamos y reservamos.


03: Servir

guiso de pollo

Como podéis ver, este guiso de pollo con limón se puede comer prácticamente con la vista. Su aroma a limón, el pimentón, y las patatas hacen de un humilde plato de pollo todo un lujo para nuestro paladar; en mi casa es un clásico que nunca falla. Es barato, sencillo de hacer y no tenéis que haceros con utensilios ni ingredientes poco convencionales. Con cuatro ingredientes que normalmente todos tenemos en nuestra despensa, tenemos una comida de diez. Aviso: no querréis dejar de untar con pan la salsita hasta dejar el plato bien rebañado.

2 de 2