Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 min  Reposo: 15 min  Dificultad: 1/5  Personas: 4


Cuando pienso en naranja, pienso en chocolate; porque, para mí, es la combinación perfecta de sabores. El otro día después de hacer el Orange Curd en mi cabeza surgió la pregunta de “¿Cuál es la mejor opción para acompañar el Orange Curd?” e instintivamente la respuesta salió sola: ¡¡Mousse de chocolate!! Y es que mi receta de mousse de chocolate no solo está buenísima sino que además es ideal para momentos express ya que es rápida, fácil y lleva pocos ingredientes y lo mejor de todo es que queda con textura esponjosa de mousse, no de una simple crema.

Y, sobre todo, es el mejor antídoto para superar el síndrome postvacacional, porque si ya es cierto eso de que “las penas con pan son menos”, con esta mousse de chocolate sin huevo, ni os cuento.

Ingredientes para la mousse de chocolate sin huevo


  • 150 g de chocolate para postres
  • 75 g de leche entera
  • 40 g de nubes, sí nubes de las de chuche de toda la vida, que también se llaman malvaviscos, marshmallows en inglés.
  • 250 ml de nata para montar 35% MG
  • Orange Curd, para acompañar

Preparación de la mousse de chocolate sin huevo


01: Fundir el chocolate

mousse de chocolate sin huevo

Calentamos al baño maría el chocolate troceado, las nubes y la leche, removiendo constantemente con la ayuda de una espátula y a fuego lento para que no se queme el chocolate. Cuando este todo fundido e integrado, reservamos y dejamos enfriar.


02: Mezclar con la nata montada

mousse de chocolate sin huevo

Montamos la nata y a continuación incorporamos la mezcla de chocolate con movimientos envolventes con la ayuda de una espátula.


03: Servir nuestra mousse de chocolate sin huevo

mousse de chocolate sin huevo

Repartimos la mousse de chocolate en unas copas y refrigeramos durante unos 15 minutos aproximadamente. Para finalizar nuestro postre podemos cubrir la mousse de chocolate con una capa generosa de Orange Curd, con un poco de nata montada o simplemente comerla tal cual porque está buenísima.

Resultado


Esta mousse de chocolate resulta perfecta para merendar, para tomar como postre o para quedar bien delante de amigos que organizan cenas en el último momento. Es fácil de hacer y se prepara en un “periquete”. Lo bueno de esta receta de mousse es que no lleva huevo por lo tanto es apta para intolerantes al huevo. Las nubes de golosina consiguen darle esa textura de burbujitas tan característica de la mousse de chocolate francesa.

¿Y tú con qué acompañarías esta mousse de chocolate?

1 de 1