Cocinillas, la gastronomía de El Español

Aunque hace ya mucho tiempo que sabemos que la comida que se sirve en los restaurantes de McDonald’s no es igual en todos los restaurantes del mundo, yo sigo descubriendo cosas que no dejan de sorprenderme.

Recuerdo cuando llegó el McDonald’s a la ciudad en la que vivo, no tardó en ponerse de moda y estaba siempre lleno de gente a pesar de lo enorme que era el local. Aunque a día de hoy, sí hay restaurantes que ofrecen alguna alternativa para personas que siguen dietas especiales como los celíacos o los veganos, en aquellos tiempos que han durado casi hasta la actualidad, estos colectivos poco menos que debían resignarse a mojar las patatas fritas de McDonald’s en ketchup y mostaza sin comer nada más mientras sus acompañantes de ponían ciegos de hamburguesas.

En Estados Unidos, las patatas fritas de McDonald’s ni son veganas ni aptas para celíacos

patatas fritas de McDonald's

Pero, oh, ¡sorpresa! El otro día navegaba yo por internet un poco a la deriva cuando me dio por buscar los ingredientes de las patatas fritas congeladas, no tardé en llegar a la web norteamericana de McDonald’s en la que si uno busca frenchs fries, se encuentra con lo siguiente:

  • Por un lado, se anuncian las patatas como patatas procedentes de variedades de gran calidad, crujientes y doradas por fuera, tiernas por dentro y totalmente libres de grasas trans.
  • Por otro aparece la lista de ingredientes que os traduzco a continuación; patatas, aceite vegetal (aceite de colza, aceite de maíz, aceite de soja, aceite de soja hidrogenado), saborizante natural de ternera (con derivados del trigo y la leche), dextrosa, pirofosfato ácido de sodio (para mantener el color) y sal. El saborizante natural de ternera contiene trigo y leche hidrolizados como ingredientes de arranque.

Sin entrar a debatir por qué unas simples patatas fritas necesitan semejante colección de ingredientes, lo que sorprende es que contengan trigo -que las convierten en un alimento no apto para celíacos- y leche -alimento de origen animal que haría que las patatas fritas de McDonald’s tampoco fuesen aptas para veganos.

Las patatas fritas de McDonald’s españolas no tienen gluten y sí son veganas

Buscando información sobre estas mismas patatas en la página de McDonald’s española, vemos que, a pesar de ser un alimento muy calórico con una buena cantidad de carbohidratos y grasas, ni la leche ni el trigo están entres sus alérgenos.

Así que ya sabéis si sois veganos o sufrías alguna patología que os impide consumir algún alimento consultad bien los ingredientes si salís de España, porque es posible que alguno os pueda dar un mal rato.


Imagen de cabecera | junce (iStock)

1 de 2