Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 min    Dificultad: fácil  Personas: 2


Sí, la pasta me encanta y no siempre podemos realizarla en casa. No obstante os recomiendo que utilicéis pasta casera o fresca si no podéis hacerla. Esta receta de tallarines con salsa de trufa negra, mascarpone y jamón se convertirá en una de esas recetas fáciles y socorridas que además aportan un grado de sofisticación que te sorprenderá.

Para la salsa no necesitaréis cortar cebolla, ajos, u otros vegetales. Tampoco necesitaréis usar muchos utensilios ni gran cantidad de ingredientes. Como veréis resulta realmente fácil de preparar y la podemos tener hecha en menos de 20 minutos.

La trufa negra resulta un manjar muy apreciado en la gastronomía y por ello su precio también es elevado. No os preocupéis existen alternativas que también aportaran un gran sabor a trufa y resultan más económicas. Es el caso de los extractos en pasta de trufa que suelen conservarse en aceite vegetal y resultan ideales para untar en tostas, utilizar como salsa o relleno para la pasta. Obviamente existen distintas calidades y tampoco podemos equiparar estos productos a una buena trufa fresca.

Ingredientes para hacer los tallarines con salsa de mascarpone, trufa y jamón


  • Pasta fresca (tallarines) , 250 g
  • Agua mineral, 2,5 litros.
  • Nuez moscada, 1 pizca
  • Queso mascarpone, 200 g
  • Queso parmesano, 40 g
  • Mantequilla, 40 g
  • Leche evaporada, 100 ml
  • Coñac, 30 ml
  • Sal
  • Pimienta
  • Extracto de trufa negra en pasta, 40 g
  • Jamón curado, 100 g
  • Queso parmesano para acompañar (opcional)

 Preparación de los tallarines con salsa de trufa, mascarpone y crujiente de jamón 


1: Elaboración de la salsa

tallarines con salsa de trufa

En una sartén pondremos la mantequilla a calentar. Una vez fundida, incorporamos el mascarpone junto con el coñac a fuego medio. Dejamos que evapore el alcohol y removemos bien hasta que esté todo bien incorporado. Acto seguido agregamos el queso parmesano y removemos hasta que se haya fundido por completo con el resto de la salsa.

tallarines con salsa de trufa

Agregamos la leche evaporada sin dejar de remover. Por último, añadiremos una pizca de nuez moscada, sal, pimienta y el extracto de trufa negra. Removemos y  dejamos cocer unos 3 minutos sin dejar de remover. Reservamos en un bol tapado a piel hasta que tengamos preparada la pasta.


2: Elaborar el crujiente de jamón

Ponemos el jamón en dados o en lonchas en un plato o superficie apta para microondas. Le iremos dando pequeños golpes de microondas de unos 30-40 segundos. El resultado debe ser un jamón que en caso de ser en lonchas se quiebre sin llegar a quemarse y en caso de utilizarlo en cubos deberá quedar crujiente y algo doradito. Aproximadamente unos 3 minutos en total pero es preferible ir de menos a más no sea que lo quememos. Reservamos hasta la hora de servir.


3: Cocer la pasta

Coceremos la pasta después de tener preparada la salsa y no al revés ya que la pasta no admite esperas. Pondremos a hervir 2,5 litros de agua con 5 g de sal. Cuando arranque a hervir echaremos los tallarines. Dejamos cocer de 2 a 3 minutos según las instrucciones del envase. Finalmente escurrimos la pasta reservando 1 cucharon o 2 del agua de la cocción.


4: Incorporar la salsa a los tallarines.

Si la salsa se nos ha enfriado la pondremos a calentar. Con la pasta escurrida y sin enfriar bajo el grifo, echaremos la salsa caliente e incorporaremos unas cucharadas del agua de la cocción que teníamos reservada con tal de aligerar la salsa, e hidratando la pasta en caso de que nos haya quedado algo seca una vez haya impregnado bien la salsa la pasta servimos.


5: Servir los tallarines

tallarines con salsa de trufa

Inmediatamente , para que no se nos pase la pasta ni se enfríe, servimos los tallarines. Echamos por encima el jamón que teníamos reservado y opcionalmente podemos acompañar con unas virutas de queso parmesano rallado.

Resultado


Como podéis ver, estos tallarines con salsa de mascarpone, trufa y jamón son sencillísimos de preparar. Un plato que tiene un sabor muy pronunciado a trufa, la cremosidad del queso mascarpone y el crunch del jamón, haciéndolo  irresistible. Además, y como os he explicado no es necesario gastar una gran cantidad de dinero en una trufa de calidad ya que tenemos trufa en pasta en el mercado con una relación calidad precio muy aceptable. No obstante, mi recomendación es que si podéis uséis una trufa fresca de calidad.

Porque la receta tenéis que prepararla sí o sí, os va a encantar.

2 de 2