Cocinillas, la gastronomía de El Español

Tengo que confesaros que durante mi estancia en Inglaterra tuve un flechazo de esos para toda la vida, un amor a primera vista o, más bien, a primer bocado y es que lo reconozco, me enamoré literalmente de la tarta Victoria Sponge (también llamada Sandwich Victoria). Esta tarta consta de dos bizcochos, un relleno de mermelada de fresa o frambuesa, de manera opcional, nata o una rica buttercream de vainilla y se finaliza espolvoreando una generosa capa de azúcar glas. El secreto de este clásico inglés reside en su bizcocho jugoso, de apariencia similar a una esponja marina por su consistencia, que resulta perfecto no solo para esta tarta inglesa sino para utilizar como base de muchas tartas. Vamos, un acierto seguro cuando preparéis las tartas de vuestras celebraciones.

¿Qué es un Victoria Sponge?

Es un bizcocho inglés cuatro cuartos, esto quiere decir que los ingredientes principales que lo componen son cuatro (azúcar, mantequilla, huevos y harina) y todos en la misma proporción. La receta resulta tan fácil y rápida que no te costará nada aprendértela y hacerla.

Victoria Sponge Cake

steve goacher (iStock)

¿Cuál es el origen del Victoria Sponge?

Este bizcocho es de origen inglés y debe su nombre a la reina Victoria I de Inglaterra (1819-1901) siendo su reinado el más longevo y de más esplendor para las islas; de hecho, este periodo se conoce como época victoriana. Cuenta la leyenda que la reina pidió pequeños dulces para saciar el apetito de sus cortesanos entre la hora del almuerzo y la hora de la cena. Su dama de honor, la duquesa de Bedfordshire, rápidamente encontró una solución a este problema que consistía en servir unos pastelitos dulces acompañados de té y sandwiches, esta tradición en la corte empezó a conocerse como “la hora del té”.

La tarta como eje central de la hora del té evolucionó a través de las generaciones hasta convertirse en la Victoria Sponge Cake que conocemos hoy en día. La receta que actualmente se conoce probablemente data de la década de los 50, así que tal vez se podría decir que el Victoria Sponge alcanzó la perfección en dicha década cuando el Women ́s Institute (Institución que se formó en 1915 para revitalizar las comunidades rurales y alentar a las mujeres a participar más en la producción de alimentos durante la Primera Guerra Mundial) publicó su receta oficial, decretando que el Victoria Sandwich se rellenaba exclusivamente de mermelada. Hoy en día esta tarta es como la tortilla de patatas, quiero decir, que cada casa, cada familia, tiene su propia versión que se transmite de generación en generación.

La receta del Victoria Sponge

Yo voy a compartir con vosotros la receta que aprendí a hacer en Inglaterra de la mano de la famosa pastelera Charlotte White, que ella a su vez adaptó del famoso libro de cocina The Book of Good Housekeeping (El libro de las buenas labores de casa), publicado en 1944. Esta versión resulta deliciosa y muy ligera.

victoria sponge cake

Ingredientes para dos moldes redondos de 20 cm

Todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente.

  • 340 g de margarina o mantequilla.
  • 340 g de azúcar
  • 6 huevos L
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 340 g de harina con levadura incorporada (tipo bizcochona)
  • 1 1/2 cucharadita de levadura química
  • 6 cucharadas de leche entera

Preparación del Victoria Sponge

Victoria Sponge

Precalienta el horno a 170ºC y engrasa dos moldes redondos de 20 cm.

Victoria Sponge
Bate la margarina y el azúcar hasta que blanquee y tenga una cocnsistencia cremosa.

Victoria Sponge
Añade los huevos uno por uno, estando cada huevo bien incorporado antes de añadir el siguiente, luego añade el extracto de vainilla.

En un bol aparte, tamiza la harina junto con la levadura química y ve añadiendo poco a poco sobre la mezcla previa, de manera manual o a la velocidad mas lenta de vuestras varillas. Una vez que se haya integrado la harina deja de batir. Por último añade la leche.

Victoria Sponge

Divide la masa en los dos moldes y hornea durante unos 35-40 minutos, o hasta que al pinchar salga limpio. Después deja enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.

Variaciones

Para los más atrevidos, os invito a hacer variaciones del Victoria Sponge. Podéis hacer esta receta de diferentes sabores y en formato cupcake.

  • Para una Victoria Sponge de Limón solo tenéis que cambiar el extracto de vainilla por la ralladura de dos limones en el bizcocho y para el relleno si hacéis el Victoria Sponge Cake de limón debéis cambiar la mermelada por Lemon Curd de limón.
  • Para hacer 12 cupcakes o 16 mini cupcakes teneis que dividir todos los ingredientes a la mitad.

Trucos y curiosidades

A continuación voy a comentaros algunos trucos y curiosidades sobre este dulce icono británico:

  • No es necesario quitar el copete de los bizcochos ya que estos crecen lisos y uniformes.
  • Hay división de opinión dentro de las celebridades reposteras en el Reino Unido respecto al uso de mantequilla o de margarina, ya que en general la margarina goza de mala fama. Aunque en la página de Women´s Institute permiten el uso de ambas opciones. El uso de la margarina es más cómodo ya que se puede utilizar directamente de la nevera.
  • La celebrity repostera Mery Berry, conocida del mítico programa de repostería inglés (The Great British Bake Off) utiliza el método “All in one”, que consiste en echar y batir todos los ingredientes en un mismo bol. Esta técnica, aunque simplifica mucho más el proceso, hace que el bizcocho sea mucho más denso.

Resultado

victoria sponge

Willsie (iStock)

Este bizcocho por su sabor y consistencia resulta perfecto para usarlo de base de todo tipo de tartas forradas con fondant, de buttercream o para las famosas naked cakes que están ahora tan de moda, y para todo tipo de celebraciones, cumpleaños, bodas, y por que no, para hacer tu propia “hora del té” con tus amistades para que os sintáis un poco más aristocráticos y es que esta tarta es digna de toda una reina. No hay nada más inglés que tomar un buen trozo de una rica Victoria Sponge en el té de las 5. Es una receta fácil y está riquísima. Será la forma más rápida y barata de viajar a la ciudad del Támesis.

1 de 2