Cocinillas, la gastronomía de El Español

Si cualquiera en un momento dado entra en un bar o en una cafetería y pide un americano, rara vez le mirarán con cara rara -puede darse en caso en algún pueblo perdido, pero los menos- y le servirán un café solo muy muy largo de agua.

Ahora bien, si el establecimiento se encuentra en el centro de la capital de Almería, la cara rara es la que va a poner el cliente cuando el camarero aparezca dispuesto a servirle su americano, porque el americano almeriense no es un café y, obviamente, tampoco es un señor que haya nacido en otro continente.

¿Qué es un americano almeriense y cómo se prepara?

El americano almeriense es una bebida caliente que se prepara en la capital almeriense desde que en los años 70 un actor alojado en el Hotel La Perla pidió esta mezcla en el Quiosko Amalia (Plaza Manuel Pérez García, a un paso de la Puerta Purchena), establecimiento que sigue ofreciéndola desde entonces y que es el local de visita obligada para degustar la bebida.

americano almeriense

¿Cómo se prepara el americano almeriense?

En el fondo de un vaso se pone un azucarillo y un trocito de piel de limón, se vierte leche caliente hasta llenar aproximadamente los dos tercios del vaso. Se termina de llenar el vaso con licor crema de kola -del que os daré los detalles más adelante- que se calienta también en la máquina del café para que no enfríe el conjunto y, finalmente, se espolvorea con canela en polvo y se sirve bien caliente.

El resultado es una especie de ponche que sienta fenomenal para templar el cuerpo en los días más frescos.

El licor de crema de kola para preparar el americano almeriense

americano almeriense crema Kola

El licor de crema de kola que usan en el quiosco Amalia es el que se elabora en las destilerías Bernal, en Murcia y no es nada fácil conseguirlo fuera de Almería, pues no aparece ni en el catálogo de productos de la web de la empresa y aunque lo he buscado no lo he encontrado en ninguna tienda online. Imagino que si se contacta con las destilerías nos pueden dar una lista detallada de puntos de distribución o incluso pueden hacernos llegar alguna botella.

La gracia de usar este licor de nuez de kola y no de otra marca, es que este tiene un color rojizo que le da al americano almeriense ese color rosa tan característico.

Otras marcas de licor de kola, como Cortals o el licor de J. Juan Micó, aunque tambén valdrían para preparar la mezcla, dejarían la bebida con un aspecto más de café con leche. Una solución, tal como explica Carlos Dube, sería hacer un poco de trampa y añadir una pizca de colorante alimentario para corregir la diferencia visual respecto al americano almeriense original del Quiosco Amalia.

En cualquier caso, ya sabes, si alguna vez te dejas caer por Almería, ya sabes cuál es una de las cosas que tienes que probar.


Imágenes por cortesía de Azucena Martín

1 de 2