Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 1h 15 min  Reposo: 2 horas  Dificultad: fácil  Personas: 8


Lo que más me gusta del otoño, es hornear. Encender el horno para hacer bizcochos, y todo tipo de dulces. Por ello con los primeros atisbos del otoño , me decidí a volver a hacer este bundt cake o bizcocho de plátano y nueces con chips de chocolate. Es un bizcocho muy jugoso, con saborazo a plátano, nueces. Además, las chips de chocolate que le dan un toque genial.

Lo podéis tomar como desayuno o merienda. Resulta muy apetecible a todas horas la verdad y además estamos tomando fruta dentro de un bizcocho, por tanto, me parece muy buena opción para darnos un capricho de vez en cuando.

Ingredientes para hacer el Bizcocho de plátano, nueces y chips de chocolate


  • Huevos L, 2 uds.
  • Mantequilla sin sal, 75 g
  • Puré de plátano (muy maduro), 320 g
  • Extracto de vainilla , 1 cucharadita
  • Levadura química, 1 cucharadita y ¼
  • Bicarbonato sódico, 1 cucharadita
  • Nueces troceadas, 85 g
  • Azúcar moreno, 250 g
  • Harina de repostería, 275 g
  • Leche vegetal de nueces, 250 ml
  • Chips de chocolate, 75 g

bizcocho de plátano

Preparación del bizcocho de plátano, nueces y chocolate


01: Preparar los ingredientes

Bien, lo primero que haremos es tener todos los ingredientes fuera de la nevera a temperatura ambiente. Tamizaremos los elementos secos y reservamos.


02: Elaborar los ingredientes

Empezamos a batir la mantequilla en punto pomada junto con el azúcar a velocidad máxima hasta que consigamos que la mezcla empiece a blanquear y quede más cremosa.

Con el accesorio varilla de nuestra batidora agregaremos los huevos uno a uno, es decir esperaremos a que se haya integrado el primero para echar el siguiente. Veréis como queda una crema densa y montada, ese es el punto que deseamos obtener. Posteriormente añadiremos el puré de plátano que previamente habremos triturado. Batimos bien para que se incorpore y echamos el extracto de vainilla.

Ahora echaremos los elementos secos en tres tandas, y entre tanda y tanda alternaremos con la bebida vegetal de nueces sin dejar de remover con nuestro robot con el accesorio pala (o podéis incorporarlo con una espátula si estáis realizando la mezcla a mano) y a velocidad mínima para no agregar mucho aire a la masa ni desarrollar en exceso el gluten de la harina. Es importante que no echéis toda la harina de golpe porque pueden quedarnos grumos y luego ¡no nos cocerá bien! así mismo antes del siguiente paso nos aseguraremos de que no quede ningún grumo!

Finalmente añadiremos las nueces las cuales habremos sacudido bien para no añadir las pielecitas con una espátula y las incorporaremos con cuidado a la masa, junto con los chips de chocolate.


3: Hornear el bizcocho de plátano y nueces

Con el molde bien engrasado con un spray o aceite vegetal echaremos desde un solo lado y con ayuda de la misma espátula iremos repartiendo hacía los demás lados del molde. Para asegurarnos que llega a todos los huecos del molde, pondremos un paño de cocina en nuestra encimera y daremos un golpecito con el molde encima para que siente la masa y se reparta bien por todos los recovecos.

Finalmente la introduciremos en el horno precalentado a 170º C arriba y abajo hornearemos unos 45 minutos, pasado este tiempo comprobaremos con un cake tester o con un palillo de brocheta si está cocido.


o4: Servir eol bizcocho de plátano, nueces y chips de chocolate

Sacaremos y dejaremos reposar boca arriba durante 10 minutos exactos de reloj así que poned una alarma en el móvil! y pasado ese tiempo, le daremos la vuelta sobre una rejilla para que se enfríe y con unos pequeños golpecitos desmoldaremos y dejaremos enfriar encima de las rejillas por completo

bizcocho de plátano

Resultado


Me chiflan los bundt cakes, sus formas los hacen más vistosos que un bizcocho al uso. Pero no hace falta que gastéis dinero. Este bizcocho lo podéis hornear en un molde desmontable redondo o un molde de plum cake sin ningún inconveniente. Una vez frio ya lo podemos degusgtar con nuestra bebida preferida un té, un café con leche… o ¡un chocolate caliente! Para conservarlo podéis guardarlo en un envase hermético bien cubierto y os aguantará perfectamente de 2 a 3 días siempre y cuando no haga demasiado calor. Aunque seguro que no pasará más de un día para que no queden ni las migas.

Así mismo, el toque de la leche vegetal de nueces le da un toque genial pero podéis usar una leche de almendras o de arroz, incluso la leche de origen animal sin ningún problema.

2 de 2