Cocinillas, la gastronomía de El Español

Nos acercamos al fin de semana con un dulce descubrimiento. Y es que hace más de 80 años que se presentó al mundo el chocolate blanco -aunque en realidad sea un poco de trampa, ya que muchos consideran que este es un falso chocolate– y, desde entonces, no hemos tenido más que chocolate negro, chocolate con leche y chocolate blanco.

Que sí, que gracias a colorantes y distintas mezclas hay chocolates de muchos sabores y colores, pero en esencia los sabores básicos son esos tres… hasta ahora.

La ciencia descubre un nuevo chocolate

Esta semana, Barry Callebaut, una empresa suiza  fruto de la fusión de la belga Callebaut y la francesa Barry Cacao, ha presentado en Shanghai (China) un nuevo chocolate desarrollado por su departamente de I+D.

Este nuevo chocolate, que ya se ha “bautizado” como chocolate Ruby por su intenso color rosado, ha sido el fruto de más de 10 años de trabajo estudiando la mencioada variedad de cacao que resulta ser realmente curiosa.

El chocolate Ruby tiene un color rosa intenso sin necesidad de añadir ningún tipo de colorantes naturales ni artificiales. Tampoco es necesario añadir ningún tipo de fruto rojo para conseguir ese llamativo color.

¿A qué sabe el nuevo chocolate rosa?

nuevo chocolate rosa

Chocolate Ruby / Barry Callebaut

Esta nueva variedad de chocolate no es amarga, ni lechosa ni extremadamente dulce, sino que se funde delicadamente en la boca aportando toques afrutados, de ahí la sorpresa de quienes lo prueban sabiendo que es completamente natural.

De momento, las pruebas que se han realizado en China previas a la presentación del producto han sido muy favorables, especialmente debido al atractivo color del producto.

Es que veréis, esto además querría decir que a partir de ahora podrá haber Panteras Rosa sin necesidad de teñir el chocolate blanco con colorantes.

Y es que, por extraño que parezca, según explica uno de los mayores responsables de la empresa, Antoine de Saint-Affrique, el color rosa de este chocolate, aunque inusual, procede del polvo que  se extrae durante el proceso de elaboración.

No sé vosotros qué pensáis, pero yo estoy deseando que llegue a España para probarlo de primera mano.


Imagen de cabecera | Barry Callebaut

1 de 1