Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 30 min    Dificultad: fácil  Personas: 2


Si hay algo que me gusta en la gastronomía es el arroz. Sí, los hay de muchas variedades  como las múltiples formas de cocinarlo según éstas. Entre ellos y como gran aficionado a la cocina italiana, el risotto me tiene robado el corazón.

El risotto a la milanesa que os traigo es una autentica delicia que no se puede dejar pasar de largo. Un risotto fácil, rápido y sin utilizar demasiados ingredientes. Con este risotto quedarás estupendamente si tienes una comida con tus amigos. Cuando invito a comer a mis amigos y les digo que hay risotto se frotan las manos. El día que probaron éste me dijeron; “Te habrás pasado toda la mañana en la cocina”. No, nada más lejos de la realidad. Por eso hoy os acerco uno de los clásicos que nunca falla y que en casa es un clásico de algunos fines de semana.

Ingredientes para el risotto a la milanesa


  • Arroz arborio, 220g
  • Azafrán en hebras, 1/ cucharadita
  • Mantequilla, 40 g
  • Caldo vegetal, 1 L
  • Sal
  • Queso parmigiano, 30 g
  • Cebolla tipo chalota, 2 uds
  • Agua mineral, ½ vaso
  • Vino blanco seco, ½ vaso
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas

 Preparación del risotto a la milanesa


1: Preparar de los ingredientes

Echamos en medio vaso de agua las hebras de azafrán y dejamos reposar toda la noche. Si te olvidaste de hacerlo la noche anterior siempre puedes ponerlas en remojo 5 horas antes.

Justo cuando vayamos a preparar el risotto cortamos la cebolla chalota a nuestro gusto. Yo recomiendo hacerla en brunoise para que se integre lo mejor posible con el arroz.

Al mismo tiempo calentaremos el caldo vegetal que previamente podéis haber elaborado en casa o podéis adquirir ya preparado en vuestro supermercado. El caldo debe estar a punto de hervir cuando lo añadamos al arroz.


2: Cocer el arroz para el risotto

risotto a la milanesa

Echamos 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra en el fondo de la cazuela. Añadimos la cebolla y a fuego medio dejamos que sofría. Cuando empiece a transparentar añadimos el vino y dejamos que evapore unos segundos. A continuación añadimos el arroz y removemos bien integrándolo con la cebolla, el aceite y el vino durante un minuto.

Pasado ese minuto vamos añadiendo cucharones de caldo y removiendo constantemente para que el arroz arborio libere el almidón progresivamente. Cuando el primer cucharón se haya consumido iremos añadiendo del mismo modo hasta el minuto 10 aproximadamente. En ese momento añadimos el azafrán con el agua que habrá tomado un aspecto rojizo. Removemos de nuevo y seguiremos añadiendo el caldo del mismo modo.

A partir del minuto 17 debería estar cocinado. No obstante os recomiendo seguir las instrucciones que nos da el proveedor en cuanto al tiempo de cocinado. Hacia el final del cocinado rectificamos de sal si fuese necesario ya que dependiendo de la sal que lleve nuestro caldo deberemos echar más o menos sal.


3: Servir nuestro risotto a la milanesa

Una vez cocido, (debe quedar cocido pero no pasado), retiramos del fuego y añadimos la mantequilla. Removemos bien y añadimos el queso parmigiano rallado. Debe quedar todo bien integrado. La textrua debe ser melosa a causa de la mantequilla y el queso agregados. Servir inmediatamente ya que este risotto a la milanesa no admite esperas.

Resultado


Como podéis ver, este risotto a la milanesa se puede preparar con ingredientes básicos y económicos que muchos tenemos en la despensa. Con poco más de 20 minutos el resultado es una explosión de sabores, ya que el azafrán dejará un toque de sabor increíble que junto al queso parmigiano hará de este risotto una autentica exquisitez! Como veis no es necesario a veces pasar muchas horas en la cocina para obtener un plato sencillo pero muy sabroso y con el que muchos querrán repetir (aviso).

1 de 1