Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 min  Dificultad: muy fácil  Personas: 2


Si hay una cosa a lo que temen enfrentarse los cocinillas novatos es al arroz. A veces el miedo a no conseguir el punto correcto se apodera del principiante y este ni se atreve a intentarlo.

Eso se acabó, en el microondas los arroces quedan en su punto y se pueden preparar platos tan apañados como este arroz de verduras al curry con solo reunir unos cuantos restos de nevera y algunas especias.

Ingredientes para preparar arroz de verduras al curry


  • Cebolla blanca, 1/2
  • Pimiento rojo, 1/4
  • Pimiento verde, 1/4
  • Champiñones, 2
  • Sal
  • Mantequilla, 1 cucharada sopera (15 g aproximadamente)
  • Caldo de verduras, 1 vaso (*)
  • Leche de coco, 1 vaso  (*)
  • Arroz redondo, 1 vaso
  • Curry en polvo. 2 cucharadas (**)
  • Alcachofas cocidas, 1 taza

(*) Para el líquido hay varias combinaciones posibles y con todas queda muy rico, se pueden usar dos vasos de caldo de verduras y prescindir de la leche de coco, se puede cambiar el caldo de verduras por caldo de pollo -aunque entonces no sería un plato vegetariano-, incluso si no tenéis un caldo a mano se puede utilizar agua con sal ya que en esta receta el sabor más que del caldo viene de las especias que se utilizan.

(**) Yo he utilizado dos mezclas de curry diferentes, he puesto una cucharada de Korma, que no pica nada de nada, y otra de Madras, que pica muy poquito, porque en esta ocasión quería que quedase muy suave. Si lo queréis potente de sabor, podéis usar una mezcla de curry Tikka o, si solo encontráis la mezcla típica de supermercado -de color amarillento- podéis darle un poco de alegría añadiendo un poco de pimentón picante.

Preparación del arroz de verduras al curry en microondas


01: Preparar el sofrito para el arroz

arroz de verduras al curry

En una cazuela apta para microondas de al menos 24 cm de diámetro y unos 7 centímetros de profundidad ponemos las hortalizas –cebolla, pimientos, champiñones– picadas en trozos menudos. Salamos, repartimos la mantequilla cortada en daditos pequeños, mezclamos bien y cocinamos nuestro sofrito en el microondas programando 2 tandas de 3 minutos a 900 W.


02: Cocinar el arroz de verduras al curry en microondas

arroz de verduras al curry

Sacamos nuestra cazuela del microondas con cuidado de no quemarnos, calentamos el vaso de caldo en el microondas durante un minuto a 900 W y lo echamos sobre el sofrito.

El paso de calentar el caldo frío antes de echarlo sobre el sofrito es importantísimo, ya que si vertemos un caldo frío sobre un recipiente de gres o de Pyrex caliente después de haber estado unos minutos en el microondas, nos cargaremos el recipiente porque el choque térmico producirá fisuras y/o roturas que lo dejarán inservible.

Una vez añadido el caldo caliente, añadimos la leche de coco que esta sí que puede estar fría o a temperatura ambiente, pues en este caso ya estará el caldo para regular la temperatura y proteger al recipiente de cambios bruscos.

Añadimos el curry en polvo en forma de lluvia y mezclamos un poco con una cuchara para que no queden grumos.

Añadimos el arroz de manera que quede repartido por toda la cazuela y, así tal cual, sin tocar ni remover ni nada, metemos la cazuela en el microondas y programamos 3 tandas de 3 minutos a 900 W abriendo el microondas entre cada tanta pero solo para que salga el vapor. Haciéndolo así evitamos que el líquido hierva y rebose poniéndolo todo perdido.

Finalmente añadimos las alcachofas que teníamos cocidas, mezclamos un poco con el arroz y calentamos en el microondas durante otro minuto a 900 W.


03: Servir

arroz de verduras al curry

Cuando esté listo, sacamos del microondas con cuidado de no quemarnos y servimos inmediatamente. Como no hemos añadido ningún ingrediente proteico, este arroz irá mejor si lo tomamos como guarnición de alguna carne a la plancha, de algún pescado o, en el caso de veganos y vegetarianos, de algún filete de tofu o seitán.

Aunque esta versión “viuda”, esto es, sin carnes, también puede ser una buenísima opción para una cena ligera después de un día o de unas cuantas jornadas de excesos gastronómicos.

Sugerencias y trucos


Como cualquier receta de este tipo, la improvisación siempre es una fantástica aliada. Esta de hoy es una receta muy versátil, ya que admite un montón de cambios, por ejemplo, pueden cambiarse las alcachofas por guisantes, los champiñones o los pimientos por zanahoria bien picada, incluso cualquiera de esos días en los que la nevera hace eco, podemos usar solo cebolla para  el sofrito e igualmente, gracias a la especias ,nos quedará un arroz para guarnición muy rico.

arroz de verduras al curry

La ventaja de cocinar los arroces en el microondas es que, como mientras se cocinan no están accesibles, es imposible caer en la tentación de acercarnos a remover a cada rato, algo muy habitual cuando uno está empezando en esto de la cocina, que le puede el ansia y tiene que estar mirando cómo va cada minuto y que, en el caso de los arroces es el enemigo número uno que tiene como resultado un arroz pastoso que no resulta nada agradable.

Porque no, arroz meloso no es lo mismo que arroz pastoso, por mucho que algunos bares se empeñen en hacernos creer lo contrario.

Pero no temas, aunque sea el primer arroz de tu vida, en el microondas, si sigues las instrucciones adecuadas, estás atento la primera vez para ajustarlas bien a tu microondas, que es posible que necesite de un minuto más o un minuto menos y las sigues siempre al pie de la letra, tus arroces quedarán de premio.

arroz de verduras al curry

Eso sin contar con lo limpio que resulta cocinar en el microondas, que para el caso de esta receta en 20 minutos tienes la comida en la mesa y te ha dado tiempo a fregar la tabla de cortar y los vasos que has usado para medir el caldo y el arroz y tienes la cocina recogida.

Además, para que no te falten ideas, aquí tienes otras dos recetas de arroz -dulce y salada- que también puedes hacer en el microondas:

Bonus extra


También puedes realizar el arroz en dos tiempos, por ejemplo, puedes preparar el sofrito con el caldo con antelación por la noche, incluso puedes hacerlo en una cazuela normal a fuego lento y con todo el tiempo del mundo, lo dejas en la nevera a falta de echar el arroz.

O puedes dejar que se vaya haciendo durante toda la mañana en la Crock-Pot...

Cuando llegas a casa para comer solo tienes echar el sofrito y el caldo en una fuente para microondas, calentarlo -o echarlo ya caliente si está en la CrockPot- añadir el arroz y en 10 minutos tienes listo un arroz de categoría, porque recuerda que, los electrodomésticos están para usarlos y el microondas no es solo un calientaleches caro, es mucho más…

1 de 3