Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 30 min   Dificultad: fácil  Personas: 2


La receta que os presento a continuación es un tanto exótica. De hecho, podéis hacerla con tallarines o fideos udon. No obstante, me parecía más divertido usar este tipo de pasta rigatoni. Me resulta sorprendente la mezcla de sabores y aromas que esta salsa le aporta a la pasta. Increíble sinfonía de sabores que nos trasladan a distintos lugares del mundo. No resulta complicada de realizar en absoluto y además, esta pasta con salsa de cúrcuma, es apta para veganos e intolerantes a la lactosa.

Eso sí, como podéis ver, requiere de varios ingredientes  que en algunos casos os pueden resultar difíciles de conseguir en el supermercado del barrio, aunque en cualquier supermercado de productos asiáticos los encontraréis sin dificultad. No obstante, siempre podéis sustituirlos por productos similares. También os he de avisar del uso de guantes para cocinar este plato ya que la cúrcuma tiñe una barbaridad.

Ingredientes para hacer pasta con salsa de cúrcuma


  • Cúrcuma fresca, 20 g
  • Aceite de girasol o de coco, 2 cucharadas
  • Leche de coco, 400 ml
  • Guindilla fresca, 1 ud
  • Jengibre fresco, 20 g
  • Clavo, 2 ud
  • Cardamomo verde, 3 uds.
  • Cilantro fresco
  • Sal
  • Pasta rigatoni, 250 g
  • Comino, 1 pizca
  • Anis estrellado, 2 uds
  • Lemongrass, 1 pizca
  • Ajo, 1 diente

Elaboración de la pasta con salsa de cúrcuma


01: Preparación de los ingredientes

Troceamos el ajo, el jengibre, la cúrcuma y el cilantro fresco en trozos pequeños, junto con la guindilla fresca a la que previamente habremos quitado las semillas. Por otra parte picaremos con el cuchillo las semillas de cardamomo, el clavo, y chafaremos el anís estrellado ligeramente para que suelte todo su sabor en el wok.


02: Rehogar

Pasta con salsa de cúrcumaPonemos a calentar en un wok el aceite de girasol o de coco a fuego medio. Echamos la cúrcuma, la guindilla, el ajo y el jengibre, rehogamos bien y echamos el cilantro. Rehogamos a fuego bajo mientras agregamos el clavo, el anís estrellado, el comino, y dejamos que sofría unos 2 minutos.  Echamos entonces la leche de coco que parecerá cortada, pero se irá ligando conforme se vaya calentando. Echamos una pizca de sal y el lemongrass. Dejamos cocer unos 4 minutos a fuego medio-alto.


03: Cocción de la pasta.

Cocemos la pasta según las indicaciones del fabricante hasta que falten 4 minutos para que esté cocida. Es decir que esté al dente o incluso algo menos. Una vez cocida la escurrimos y echamos en el wok con la salsa que ya tenemos preparada. Dejamos cocer a fuego medio  unos 4 minutos más para que absorba bien la salsa y ésta espese ligeramente por el contacto con la pasta. Retiramos del fuego y servimos con algo más de cilantro fresco por encima para decorar y aromatizar.


04: Servir

Pasta con salsa de cúrcuma

Servimos directamente tras acabar de cocer la pasta con salsa de cúrcuma para que no se enfríe ni acabe pasándose de cocción.

Resultado


El resultado de esta receta es increíble. Para los amantes de la cocina oriental, y para los que no ya que considero que es una forma sencilla y deliciosa de iniciarse en este tipo de gastronomía. Además, no es necesario usar pasta de arroz, fideos chinos, o udon… Con la pasta de trigo que fácilmente encontramos en nuestros supermercados el resultado es espectacular. Obviamente podéis probar con cualquier tipo de pasta e incluso si disponéis de tiempo y podéis hacer unos tallarines caseros, el resultado ya será insuperable. Si no os gusta demasiado el picante o tenéis cierta intolerancia os recomiendo reducir la cantidad de jengibre y cúrcuma.

2 de 2