Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 60 min   Dificultad: fácil  Personas: 6


Este no es un pastel cualquiera. Es un pastel que te sorprenderá y en casa querrán que repitas una y otra vez. Nunca pensé que pudiese estar tan delicioso hasta el día que me propuse hacerlo por primera vez. Lo sabemos todos, la coliflor a veces resulta aburrida si nos limitamos a hervirla y a comerla con un poco de aceite y sal. Aunque hay muchas recetas increíbles para hacer con ésta, este pastel de coliflor y bacon es una exquisitez.

Ingredientes para elaborar el pastel de coliflor y bacon


  • Coliflor, 500 g
  • Cúrcuma, 1 cucharadita
  • Romero molido, 2 cucharaditas
  • Cebolla roja mediana, 1 ud
  • Bacon en tacos, 120 g
  • Semillas de sésamo, 1 cucharada
  • Semillas de amapola, 1 cucharada
  • Huevos M, 7 ud
  • Albahaca fresca, 20 g
  • Sal, 1 cucharadita
  • Pimienta negra molida, 1 cucharadita
  • Parmesano rallado, 160 g
  • Levadura química tipo Royal, 2 cucharaditas
  • Aceite de oliva virgen extra, 70 g
  • Harina de trigo para reposteria, 140 g

Elaboración del pastel de coliflor y bacon


01: Preparar la coliflor

Pastel de coliflor y bacon

Empezaremos retirando los tallos gruesos de la coliflor y desmenuzandola en cogollos pequeños. Ponemos a cocer en agua hirviendo con una cucharadita de sal durante 15 minutos. Escurrimos bien el agua y dejamos templar.


02: Sofrito de cebolla y bacon

Pastel de coliflor y bacon

Antes de picar la cebolla para rehogarla separaremos 4 o 5 rodajas de ésta para decorar nuestro pastel. Picamos finamente la cebolla y la ponemos en una sartén con todo el aceite. Añadimos también el romero molido o machacado finamente con un mortero. Dejamos rehogar hasta que poche y añadimos entonces las tiras de bacon. Lo dejamos cocinar ligeramente y retiramos.


03: Elaboración de la masa

Pastel de coliflor y bacon

Batimos bien los huevos hasta que espumen con una cucharadita de sal. Una vez batidos añadimos la albahaca troceada y removemos bien. A continuación tamizamos y agregamos la harina, junto con la pimienta, la cúrcuma y la levadura química. Con cuidado añadimos el queso parmesano, la coliflor y la cebolla con el bacon que tenemos reservados. Incorporamos removiendo bien con movimientos envolventes. En un molde desmoldable de 18 a 20 cm de diámetro, forramos con papel de hornear. A continuación con un pincel pintamos con aceite y echamos las semillas de amapola y de sésamo por el fondo y laterales.


04: Horneado

Pastel de coliflor y bacon

Agregamos la masa al molde y decoramos por encima con los aros de cebolla que hemos reservado. Con el horno precalentado, horneamos durante 45 minutos a 175ºC con calor arriba y abajo. Comprobaremos que este cocido si al pinchar con un palillo sale limpio. Dejamos entibiar sobre una rejilla y desmoldamos.


05: Servir

Pastel de coliflor y bacon

Una vez tibio o frío ya tenemos listo este pastel que huele de maravilla pero que aun sabe mejor. La mezcla de especias con el romero y la albahaca dejan un olor mientras se hornea que te harán casi imposible resistirte a probarlo antes de que entibie. Lo podéis acompañar con una ensalada o una tabla de embutidos. Es muy similar a una tortilla pero creedme que es sólo en la apariencia porque el sabor y la textura son ¡brutales!

Resultado


Como podéis ver la apariencia ya invita a comer y es realmente sorprendente. ¿Un pastel salado y que además lleva coliflor? ¡Pues claro! No es una utopía, es una realidad que puedes degustar cuando quieras. La opción más sana sería sustituir el bacon por pechuga de pavo o taquitos de pollo. Pero personalmente este toque del bacon es genial. Aporta un toque distinto al que pueda aportar el pavo. He probado ambas opciones y es cierto que el pastel de sabor está genial pero para mí la mejor es con bacon. No dudéis en probar este pastel de coliflor con bacon lo antes posible porque se convertirá en uno de vuestros pasteles salados preferidos.

Es un pastel que puedes dejarte listo el día anterior o por la mañana. Se puede comer templado o frío. A mí personalmente me gusta más templado pero para una cena de picoteo va genial tomarlo así. Se corta en porciones y que los invitados vayan cogiendo a su gusto. Os aseguro que no quedara ni una porción. La mezcla de sabores de este pastel lo hacen más que apetecible y siempre podemos decir “lleva verdura”.

1 de 2