Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 10 min     Nevera: 2 h     Dificultad: fácil     Personas: 6


Este otoño nos está regalando unos días muy bonitos, soleados y calurosos y esta sopa fría de pepino y almendras nos vendrá muy bien como primer plato o cena ligera.

La verdad es que es una receta que se tarda más en explicar que en hacer, porque se trata de introducir todos los ingredientes, menos las almendras laminadas, en el vaso de la batidora y batir hasta que quede una sopa ligera.

Ingredientes para elaborar sopa la fría de pepino, menta y almendras


  • Pepinos, 2 pequeños
  • Ajo, 1 diente
  • Sal, 1 pizca
  • Hojas de menta, 6 u 8 hojas
  • Yogures naturales, 2
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Almendras crudas peladas, 50 g
  • Agua, 800 ml (*)
  • Almendras laminadas, unas poquitas para decorar

(*) Mejor añadir inicialmente algo menos de agua y luego rectificar según os guste más o menos espesa la sopa.

Elaboración de la sopa fría de pepino, menta y almendras


01: Triturar los ingredientes

Lavamos bien los pepinos porque en esta ocasión los vamos a utilizar con piel. Los secamos. Los cortamos en trozos y los añadimos al vaso de la batidora junto con el diente de ajo y la sal.

Añadimos las hojas de menta, que también habremos enjuagado bajo el grifo, los yogures y el aceite de oliva virgen extra.

Incorporamos las almendras crudas y añadimos el agua. Yo suelo añadir algo menos de agua inicialmente porque es más fácil rectificar una sopa densa que una sopa demasiado aguada.

Batimos todos los ingredientes hasta que quede una textura uniforme. Probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.


02: Enfriar

sopa fría de pepino, menta y almendras

Introducimos la sopa fría de pepino, menta y almendras en la nevera durante al menos dos horas antes de servirla.


03: Tostar las almendras

sopa fría de pepino, menta y almendras

Tostamos en una sartén sin aceite unas láminas de almendra fileteadas que utilizaremos para decorar. Si lo preferís, también podéis tostar las láminas de almendras en el microondas.


04: Servir

sopa fría de pepino, menta y almendras

Servimos la sopa muy fría en cuencos individuales y espolvoreamos con las láminas de almendra tostadas, unas hojas de menta picadas y unas gotitas de aceite de oliva virgen extra.

Resultado


Esta sopa fría de pepino, menta y almendras es una receta fácil, refrescante, llena de vitaminas y que se elabora bastante rápido. Es una alternativa a los gazpachos que tanto nos gustan.

En esta ocasión, mi amigo Felipe me trajo unos bonitos pepinos de su huerta y como son de confianza los he utilizado con la piel, que le aporta a la sopa un bonito tono verdoso, aunque si no os gusta, podéis elaborar la receta pelando previamente los pepinos. Otro ingrediente principal de esta sopa fría es la almendra, que es un fruto seco enormemente saludable y nutritivo. Y también le añadiremos menta, que es una hierba aromática que resulta muy digestiva.

Os recomiendo utilizar pepinos pequeños, ya que resultan mucho menos amargos que los más grandes, tienen la piel más fina y apenas tienen semillas. De hecho, si usáis pepinos muy grandes obtendréis mejores resultados si retiráis las semillas y utilizáis solo la carne de los pepinos.

2 de 3