Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 4 h   Dificultad: media  Personas: 4


La coca de recapte es un plato típico de la cocina catalana. No obstante, y como podéis apreciar, nos recuerda mucho a una pizza o focaccia de la gastronomía italiana. Son similares sí, pero como veréis no son iguales.

Ingredientes para elaborar la coca de recapte


Para la masa de la coca de recapte:

  • Harina de trigo, 500 g
  • Levadura fresca, 15 g
  • Agua mineral, 220 – 260 ml
  • Aceite de oliva virgen extra, 50 ml
  • Sal, 1 cucharadita

Para el acompañamiento:

  • Anchoas, 60 g
  • Butifarra fresca o salchicha de cerdo, 200 g
  • Pimiento rojo grande, 1 ud
  • Puerro, ½ ud
  • Cebolla dulce, 1 ud
  • Berenjena, 1 ud
  • Laurel, 1 hoja
  • Romero, 1 rama
  • Aceite de oliva virgen extra, 30 ml

Elaboración de la coca de recapte


01: Escalibar las verduras

En una placa de horno disponemos las verduras previamente lavadas. Les echamos por encima el aceite de oliva virgen extra. Horneamos durante 40 minutos aproximadamente con el horno previamente precalentado a 200ºC. Les iremos dando la vuelta con ayuda de unas pinzas para que se hagan bien por todos los lados. Retiramos del horno y dejamos tapada la bandeja para que las pieles se reblandezcan y sea más fácil pelar las verduras. Una vez ha entibiado, pelamos bien y hacemos tiras finas. Reservamos.


02: Infusionar el agua para la masa

Mientras se están escalivando las verduras, aprovechamos para poner el agua a infusionar con el laurel y el romero. Una vez infusionada, reservamos para la elaboración de la masa ya que el agua no debe estar demasiado caliente.


03: Elaboración de la masa (Primer reposo)

En un bol disponemos la harina de trigo y vamos añadiendo el agua infusionada donde habremos disuelto la levadura. Una vez que la mezcla empiece a estar homogénea, añadimos la sal y seguimos amasando hasta que obtengamos una masa firme y manejable. Formamos una bola y dejamos reposar 1 o 2 horas con un paño limpio por encima.


04: Elaboración de la masa (Segundo reposo)

Una vez haya doblado su volumen, haremos un hueco en el medio y echaremos el aceite. Amasaremos lo justo para que se integre bien y la masa quede manejable. No conviene un amasado extenso. Veréis que en poco rato la masa absorbe bien la grasa. Formamos de nuevo una bola y dejamos reposar unos 35 minutos en un lugar cálido y seco tapándola con un paño.


05: Formar la coca y hornear

Una vez haya vuelto a doblar el volumen, cortamos la masa en cuatro porciones iguales. Con la superficie de trabajo enharinada previamente y el rodillo también, extendemos las porciones en forma ovalada o cuadrada. El grosor debe ser de menos de un cm y no tienen que quedar perfectas. A continuación, trasladamos la masa a una placa de horno cubierta con papel de hornear y disponemos a nuestro gusto: la verdura escalivada, las anchoas y la butifarra o salchicha de cerdo. Horneamos con el horno previamente precalentado a 180ºC unos 30 – 40 minutos. Debe quedar doradita por los bordes.


05: Servir

Retiramos del horno y dejamos entibiar. La coca de recapte es de aquellos platos que podemos consumir calientes aunque yo os recomiendo que la consumáis tibia porque está mucho más buena o incluso a temperatura ambiente unas horas después de haber sido horneada. El sabor de la verdura escalivada, las anchoas y el punto justo de carne hacen de cada bocado, una auténtica delicia que ansiaréis probar una vez retirada del horno.

Resultado


Esta coca de verduras que os he presentado se le denomina “de recapte” -que en castellano significa recaudo- porque normalmente se hacía de un día para otro y con lo que se recolectaba en las alacenas (sobras). Por ello con lo que tengamos en nuestros frigoríficos, podemos hacer una coca de recapte de rechupete. Yo la hice con pimiento rojo, berenjena, cebolla y puerro, pero podéis escalivar por ejemplo pimiento verde también y queda estupenda. Además de las verduras, se suelen añadir anchoas o arengadas -sardinas en salazón- y butifarra o salchicha de cerdo. Puede parecer laboriosa pero si escalivamos la verdura mientras esperamos los tiempos de reposo de la masa que será la base de esta coca, el tiempo de elaboración disminuye notablemente.

Es una coca ideal para cualquier cena informal con unos amigos. Necesita poco más para acompañarla ya que tenemos un plato completo con: hidratos, verdura y proteínas. Aún así, con una tabla de quesos queda genial como os decía. Es perfecta como os comento para cenar ya que la podéis hacer por la mañana y dejar reposar hasta la hora de la cena. Así tan solo tenéis que servir y tenéis una cena deliciosa en un visto y no visto. Las verduras y demás ingredientes son modificables como siempre. A mí en ocasiones me gusta mucho con atún en conserva o arengadas. Si os gustan las pizzas o focaccias esta es vuestra receta pendiente. Creedme que os va a sorprender por su sabor.

1 de 2