Cocinillas, la gastronomía de El Español

Hay que ver cómo es nuestro subconsciente: si nos dicen que un restaurante se llama Fuego, enseguida se nos viene a la cabeza la imagen de una parrilla humeante, leña y brasas de carbón. ¿No? Vale, pues algo así sucede con este Fuego, solo que poco o nada tiene que ver con esa imagen tan tosca como tradicional en la que estamos pensando ahora mismo.

Fuego es uno de los cuatro elementos de la naturaleza y el segundo restaurante abierto por el grupo de restauración llamado así, ‘Los 4 elementos‘. Primero fue Aire -dedicado solo a platos elaborados con ave- y tras este restaurante Fuego previsiblemente vendrán dos aperturas más: Tierra y Agua. Pero para eso todavía tendremos que esperar un poco. 

Restaurante Fuego, carnes, pescados y verduras a la brasa

No es difícil imaginar que el humo y las brasas son el hilo conductor en este restaurante Fuego, un establecimiento vertebrado en torno a un horno y una parrilla dispuestos a la vista. Pero en plan bien, porque aunque el restaurante se llama Fuego, no hay ni gota de humo en su interior. Dicho de otro modo: los únicos que salen ahumados aquí son los platos, cosa que se agradece mucho.

restaurante fuego madrid

Al calor del hogar

Y todo gracias a una cocina a la vista pero acristalada, dispuesta como si fuera la chimenea en el centro de un salón muy acogedor, preciosista y con cierto aire decimonónico, obra de la interiorista Federica Barbaranelli (de Federica&Co). Pero sin dejar de ser un sitio informal, porque aunque el restaurante Fuego se encuentre a las puertas del barrio de Salamanca, no se trata de un sitio al que ir de largo ni con etiqueta.

Restaurante Fuego Madrid

Las únicas etiquetas que se llevan aquí son las de la materia prima con la que se prepara cada receta -Carnes de vaca rubia lechal gallega criada de forma artesanal en Silleda (Pontevedra), pescados de la lonja de Finisterre (A Coruña) y mariscos frescos procedentes de la ría de Noia (A Coruña), verduras y hortalizas ecológicas cultivadas y recolectadas en Tudela (Navarra)-, elegidas solo entre los puestos del mercado; eso es precisamente lo que marca la estacionalidad de la carta y de los platos; algunos de ellos ya tan icónicos  que se les echará en falta cuando no sea la temporada, ni en el campo ni en el mar.

Humo desde el aperitivo hasta el postre

Sin ir más lejos, yo echaré de menos el día en el que la carta de Fuego, obra del joven pero experimentado Gonzalo Hierro (chef ejecutivo del grupo), no incluya la tortilla de txangurro. Y os cuento por qué: tortilla de patatas cuajada dentro del caparazón de un centollo, con patatas ahumadas y terminada a la vista del cliente, un plato que ya se ha convertido en uno de los imprescindibles de la carta.

Restaurante Fuego Madrid

Confío que nunca desaparezca el steak tartar, hecho con picaña de vaca rubia gallega, picada a cuchillo momentos antes de que comience el servicio, aliñado y aromatizado al humo dentro de una campana en la propia mesa -en serio, uno de los mejores que he comido en mucho tiempo-.

Y también espero que si hay que prescindir de un plato como la corvina cocinada al fuego envuelta en hoja de cedro sea para sustituirlo por otro pescado de temporada. Pero hay más: carabinero ahumado al heno con ajo blanco y granizado de amontillado, o el pulpo gallego al fuego, con patata revolcona y migas marinas, o la ostra gallega ahumada en frío. Y hasta el postre, tarta de chocolate al humo con escamas de sal, frutos secos y bayas rojas. Porque aquí todo pasa antes o después por las brasas y tiene humo. De principio a fin.

Fuego Restaurante Madrid

Qué, dónde, cuándo, cómo, cuánto

  • El restaurante Fuego es el segundo del grupo Los 4 elementos -tras la apertura de Aire, y previo a los futuros Tierra y Agua-, en el que toda la carta gira y pasa por las brasas, el fuego y el humo y se basa en productos de la más absoluta estacionalidad que proceden de los sitios en los que mejor se dan.
  • Está en la calle Hermanos Bécquer, 5 de Madrid, muy cerca del Paseo de la Castellana y la glorieta de Emilio Castelar.
  • Fuego abre de martes a sábado de 13.30 a 16h y de 20.30 a 00h. Los domingos solo en horario de comidas, de 13.30 a 16h. Y los lunes cerrado.
  • Admite reservas en el teléfono 910 515 811
  • Tiene terraza, abierta justo delante de la puerta de entrada del restaurante.
  • El precio medio es de 45 – 55 euros por persona.
1 de 3