Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 30 min   Dificultad: fácil  Personas: 4


Parece que el frío ha llegado de golpe ¿verdad? En esta época del año hay que empezar a cocinar platos que nos ayuden a entrar en calor y que no sean demasiado grasos. Lo sé, a mí me encanta un buen plato de fabada de esos que quitan el sentido. Aun y así creo que no son platos para comer a diario por su alto contenido en grasa. Por ello, os traigo una sopa de coliflor. Diréis ¿Sopa de coliflor? Pues sí. Una sopa que entra muy bien y que además no contiene ningún tipo de ingrediente de origen animal. Fácil, apetecible y por supuesto deliciosa. En casa nos gustan mucho las sopas y las cremas. Ésta es una de nuestras favoritas y pese a parecer una crema su textura es más similar a la de una sopa. Un plato apto para veganos y que podemos modificar a nuestro gusto.

Ingredientes para elaborar la sopa de coliflor


  • Coliflor, 500 g
  • Ajo, 2 dientes
  • Cebolla dulce mediana, 1 ud
  • Puerro, ½ ud
  • Almendra tostada, 20 g
  • Avellana tostada, 20 g
  • Piñones, 20 g
  • Caldo de verduras, 500 ml
  • Leche de origen vegetal, 300 ml
  • Sal
  • Pimienta
  • Guisantes (opcionales), 150 g
  • Almendra tostada y laminada, 30 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas
  • Curry verde en pasta (opcional), 1 pizca

Elaboración de la sopa de coliflor


01: Preparar los ingredientes

sopa de coliflor

En un mortero o con el triturador haremos una picada; para ello echamos las almendras, avellanas y los piñones junto con los dientes de ajo y machacamos bien. Después agregamos unas cucharadas del caldo de verduras para que se pueda majar mejor. Por otra parte, cortamos la cebolla y el puerro en pedazos no muy pequeños ya que después irán triturados, y los echamos en una cazuela provista con aceite de oliva. Rehogamos bien y cuando empiecen a trasparentar y a empezar a dorarse añadimos la picada que tenemos preparada en el mortero. Removemos 2 minutos y agregamos el caldo de verduras y la leche vegetal (yo usé de almendras).


02: Cocción de la coliflor

sopa de coliflor

Con la coliflor bien limpia y habiendo eliminado los trozos que no deseamos, la echamos en la preparación anterior. Dejaremos cocer unos 20 minutos o hasta que la coliflor este tierna y cocida. Justo en ese momento, retiramos del fuego y trituramos con ayuda de una batidora. Es ese el momento en el que echaremos una pizca de sal y de pimienta negra. Dependiendo de lo salado que estuviese el caldo, necesitaremos rectificar más o menos de sal. A mí me gusta echarle una pizca de curry también, pero es algo opcional. Si vemos que la textura es demasiado espesa siempre podemos rectificar en este momento agregándole un poco más de caldo de verduras.


03: Servir

sopa de coliflor

Sin tiempo que perder, servimos la sopa en unos cuencos y decoramos con unos guisantes que tenemos previamente cocidos y almendras en cubitos que tenemos tostadas. Como siempre, podéis emplatar con los ingredientes que más os gusten. A veces con unos taquitos de tofu queda genial o incluso sin agregarle nada mas ya que el sabor que tiene por si sola es delicioso.

Resultado


Un plato sencillo, con sabor y saludable. Una forma distinta de tomar coliflor huyendo de la temida coliflor hervida. Os aseguro que el resultado es genial y una forma divertida de consumir coliflor ya que a veces cuando en casa hay niños, este tipo de preparaciones suelen ir genial. Además, como os he comentado, si le añadimos un poco de tofu salteado en una sartén a parte, el plato queda más completo. Si queréis siempre podéis usar un caldo de pollo y agregarle unos taquitos de jamón cuando emplatéis. De cualquier manera, con esta sopa de coliflor entrar en calor será un auténtico placer.

1 de 1