Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 60 min   Dificultad: fácil  Personas: 2


Las sopas son mi debilidad una vez se ha instalado el frío. Aunque esta sopa de verduras con aires orientales está tan buena que la tomo prácticamente durante todo el año. Además, resulta tan sencilla de hacer que cuando la hago suelo hacer caldo de más y lo congelo. Así tan solo tengo que descongelar, poner a cocer los tallarines y en nada tengo una cena de escándalo. Me encanta como os decía porque tiene un sabor nada típico y no me parece nada aburrida. Tiene chispa, tiene un sabor que te transportara al Lejano Oriente con tan solo probarla. Una sopa económica, deliciosa y fácil de hacer.

Ingredientes para la sopa de verduras estilo oriental


  • Cebolla, 1 ud
  • Apio, 2 ramas
  • Zanahorias, 4 uds
  • Puerro, 2 uds
  • Romero fresco, 1 rama
  • Laurel, 2 hojas
  • Clavo, 1 ud
  • Tallarines chinos, 150 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas
  • Alga nori, 1 hoja
  • Sal
  • Pimienta
  • Cilantro, 3 ramitas
  • Agua mineral, 1,5 l
  • Huevo cocido, 2 ud

Elaboración de la sopa de verduras con aires orientales


01: Preparar los ingredientes

sopa de verduras oriental

Empezaremos pelando el apio y la cebolla. Los cortamos en pedazos no muy pequeños ya que luego se colarán todos los vegetales y hacemos lo mismo con el puerro. Por otra parte, pelamos la zanahoria bien y la rallamos con un rallador grueso.


03: Elaboración del caldo

sopa de verduras oriental

En una cazuela honda disponemos 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Echamos todos los ingredientes. Rehogamos bien durante unos 10 minutos removiendo de vez en cuando. Salpimentamos al gusto y, a continuación echamos el agua, el romero, el laurel y el clavo. Dejamos cocer a fuego medio con una tapa durante unos 45 minutos. Si disponéis de más tiempo podéis bajar el fuego y que se cocine durante 1 hora y media a fuego lento.


04: Colar y cocer los tallarines

sopa de verduras oriental

Una vez tengamos el caldo listo, lo colamos para retirar todos los vegetales (si queréis podéis conservar algunos para incorporarlos más tarde a la sopa). Ponemos de nuevo en el fuego el caldo ya colado y cuando arranque a hervir añadimos los tallarines chinos. En mi caso en 7 minutos estaban cocinados, pero todo dependerá de la pasta que uséis. Si no disponéis de tallarines chinos podéis usar tallarines tradicionales y/o tallarines de pasta fresca. En este último caso el tiempo de cocción se reducirá considerablemente.


05: Servir

sopa de verduras oriental

Para servir esta deliciosa sopa agregaremos en un cuenco o plato donde la sirvamos un huevo cocido partido en dos, la hoja de alga nori troceada en tiras finitas y el cilantro al gusto. Como podéis imaginar el olor es absolutamente evocador. Invita a comer de inmediato esta sopa de verduras estilo oriental sin dejar pasar más tiempo ya que recién servida es el momento ideal para transportarse a otras latitudes.

Resultado


Una sopa de diez. Es de esas recetas que una vez la pruebas ya no puedes dejarla de repetir durante todo el año. Obviamente es más apetecible ahora en la época otoñal e invernal. ¿Quién dijo que una sopa de verduras era aburrida? Con esta sopa de verduras oriental no lo pensaréis ni por un momento. Además, si queréis podéis obviar el huevo y resulta ideal para veganos ya que podemos sustituirlo por unos taquitos de tofu, por ejemplo. La comáis como la comáis es una sopa que os reconfortara en un frío día de invierno y os aseguro que os encantará.

Las recetas que no te puedes perder si eres un fan de las sopas orientales


Como habrás podido ver, la receta de hoy no dejaba de ser una sopa de verduras tradicional a la que al final le hemos dado un toque oriental con una hoja de alga nori y un poco de cilantro que, si no te gusta, puedes cambiar por perejil. Se trata de una receta muy sencilla, con ingredientes que se encuentran prácticamente en cualquier supermercado, porque desde que el sushi se puso de moda, las láminas de alga nori son fáciles de conseguir y hasta es posible que tengas alguna dando vueltas por la alacena.

Pero también es posible que seas un verdadero amante de las sopas asiáticas y, en ese caso, esta versión tan sencilla se te quede un poco corta. Si es ese tu caso, toma nota, porque en Cocinillas nos encantan las sopas con sabor a Asia y nos ponemos manos a la obra siempre que el cuerpo nos lo pide, unas veces en versión exprés y otras, cuando el tiempo nos lo permite, cuidando todos y cada uno de los detalles.

La sopa de miso es una de las sopas por excelencia de la gastronomía japonesa. Puede prepararse de un montón de formas, pero casi siempre con el mismo caldo base. Por las características nutricionales del miso es una sopa muy reconfortante.

Y, por supuesto, la sopa de miso también se puede preparar en versión exprés para tener lista la cena en poco más de cinco minutos.

Otra idea de sopa ultrarrápida con solo tres ingredientes. El caldo dashi y las setas son puro umami, por eso solo necesitas añadir unos fideos para tener una sopa deliciosa.

Hacemos un inciso en Japón y nos vamos hasta Tailandia, otro país lleno de sabores potentes que van genial con las verduras.

De vuelta a Japón no puede faltar el ramen, un plato que en los últimos años se ha hecho famoso en todo el mundo que si bien se trata de una receta lenta y laboriosa, el resultado es todo un homenaje a la gastronomía del país nipón.

Aunque como no siempre disponemos de tanto tiempo, también se puede hacer este otro ramen en casa tomando algunos atajos. El resultado también es muy digno y os va a gustar.

Incluso puedes echar a volar la imaginación y aprovechar los restos de un galleguísimo lacón con grelos o de un castizo cocido madrileño para hacer un experimento de cocina fusión y marcarte un ramen de aprovechamiento con el que te pongas las botas.

¡Ay!, si es que el dicho tendría que ser “a mal tiempo, buena sopa” ¿A que sí?

1 de 2