Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 min Cocción: 13 – 14 Dificultad: 2/5 Unidades: 8 – 10


¡Ya estamos en diciembre! La verdad es que debo confesaros que me encanta la Navidad, no sé si es por la comida, los regalos, las luces en la calle o porque de repente todo el mundo se vuelve bueno, amable y encantador; en definitiva, todo se impregna de ese espíritu navideño.

Es una época para volver a ilusionarnos como niños y qué mejor manera para recuperar esa añorada magia que un postre de antaño y que cada vez que lo vemos nos despierta esa ilusión vivida justo antes de abrir un regalo ¿Quién se puede resistir a la magia que envuelve este postre? Es meter la cuchara en un coulant de turrón de Jijona recién hecho y descubrir ese desparrame de placer que le hará la boca agua hasta al más exigente de los paladares.

Ingredientes para 8 – 10 coulants de turrón de Jijona


Todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente

  • 200 g de turrón blando tipo Jijona
  • 140 g de mantequilla sin sal
  • 30 ml de nata líquida (35% M.G)
  • 4 huevos
  • 115 g de azúcar
  • 75 g de harina
  • 3 g de sal

(*) A mayores vamos a necesitar mantequilla y harina para engrasar los moldes individuales de coulant.

(**) Para preparar esta receta necesitaremos moldes individuales para coulants que pueden ser de diferentes materiales silicona, cerámica, aluminio, etc., en este caso voy a utilizar unos moldes tipo ramequines.

Elaboración de los coulants de turrón Jijona


01: Precalentar el horno

Precalentamos el horno a 190ºC y engrasamos ligeramente los moldes con mantequilla blanda, a continuación espolvoreamos un poco de harina por toda la superficie y volcamos para retirar el excedente. Reservamos.


02: Preparar la masa de los coulants de turrón

coulants de turrón

En un cazo calentamos el turrón de Jijona troceado junto con la nata y la mantequilla. Removemos hasta que nos quede una mezcla homogénea. Retiramos del fuego y trituramos con la ayuda de la batidora para deshacer los trocitos de almendra que trae la tableta de turrón de Jijona. Reservamos.

En un bol grande batimos con unas varillas los huevos junto con el azúcar hasta que hayan doblado su volumen. Agregamos la crema de turrón templada y mezclamos con movimientos envolventes hasta que estén las dos mezclas perfectamente integradas. Tamizamos la harina y la agregamos poco a poco a la mezcla junto con la pizca de sal. Removemos lentamente hasta que la harina esté totalmente integrada.


03: Llenar los moldes

coulant turron collage 02

Vertemos la masa en cada molde engrasado hasta 3/4 de su capacidad.


04: Hornear los coulants de turrón de Jijona

coulant turron collage 04

Cocemos durante 13 – 14 minutos con calor arriba y abajo y sin función ventilador. El tiempo de cocción puede variar mucho de un horno a otro, por lo que yo os recomiendo cocer uno solo primero para comprobar el resultado, después de eso podremos ajustar el tiempo necesario según nuestro horno. Este es sin duda el paso más importante en la elaboración de un buen coulant ya que si nos pasamos de cocción no obtendremos el tan preciado núcleo líquido y si horneamos de menos tendrá poca consistencia y se romperá al desmoldar.

Para saber si están en su punto idóneo de cocción fijaros si los bordes están levemente separados del molde y el centro debe estar levemente más oscuro y cóncavo. Una vez tenemos todos nuestros coulants de turrón horneados los dejamos enfriar unos minutos sobre una rejilla.


05: Servir los coulants de turrón de Jijona

coulants de turrón

Por último, pasamos la punta de un cuchillo con cuidado para despegar los bordes del molde y con cuidado desmoldamos los coulants. Servimos inmediatamente ya que este postre se toma calentito. Podemos acompañarlo con unas bolas de helado de vainilla o de nata. El contraste de temperaturas y texturas resultará todo un regalo para los sentidos.

Resultado


coulants de turrón

Esta versión de coulant resultará muy fácil y rápida de preparar ya que no requiere tiempo de congelación, aunque si queréis dejarlos preparados con antelación solo debéis prepararlos, congelarlos y sacarlos con el tiempo justo de hornear y servir, en este caso solo debéis incrementar unos minutos el tiempo de horneado.

Como veis es una buena propuesta para las celebraciones navideñas de este año ya que también os puede servir como receta de aprovechamiento, en mi casa siempre solía sobrar turrón blando, y ¿por qué no? también podemos sorprender a nuestros invitados con una forma diferente de comer turrón. Hay demasiadas sobremesas en navidad para comer siempre lo mismo.


Origen del coulant

El coulant o también llamado volcán de chocolate es un postre de origen francés creado por el famoso chef Michel Bras en el año 1981. La receta original difiere mucho de esta versión ya que su preparación es mucho más compleja, el coulant de Michel Bras está compuesto de un bizcocho de chocolate y un núcleo líquido de chocolate aromatizado con café. Hoy en día existen un sinfín de recetas, de distintos sabores (nutella, turrón, dulce de leche…), hasta podemos hacer coulants en el microondas.

Éxito asegurado en cualquier época del año

Y vosotros, ¿preferís el original o las nuevas versiones? Aunque ya os aseguro que, sea cual sea la versión que elijáis para estas navidades, cuando las saquéis a la mesa el éxito será rotundo. Eso sin contar con la comodidad de que, si te han anunciado varias visitas durante las próximas fiestas, puedes hacer una buena cantidad un día, congelarlos e ir sacando los que necesites en cada ocasión para hornearlos en un momento y recibir a la visita con un delicioso postre recién hecho.

También os recomiendo, si os gustan los de turrón, que os guardéis alguna tableta en la alacena y dejarla como si no existiera, así podréis disponer de ella para una ocasión especial pasadas las navidades y, creedme, los  coulants de turrón se disfrutarán aún más cuando ya se haya extinguido el empacho turronero de estas fechas.

Sucede lo mismo con los helados de turrón, así que casi mejor os guardáis una buena provisión de tabletas, ¿no os parece? Y un truquito para hacerse con esa provisión a precio de derribo es esperar a que pasen las fiestas y los supermercados liquiden todo el turrón que no se ha vendido a precio de risa.

2 de 2