Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 15 min     Horneado: 12-15 min     Dificultad: fácil     Personas: 8


Estos conos rellenos de crema de salmón y queso gorgonzola son un aperitivo delicioso y con una vistosa presentación. Ya sabemos que la comida nos entra por los ojos, por lo que no nos cuesta nada esforzarnos un poquito y elaborar nuestros propios conos caseros en lugar de presentar esta crema en una tosta de pan, por ejemplo. Estos conos son perfectos para estas fiestas navideñas porque se pueden preparar con antelación tanto los conos como el relleno y montarlos un ratito antes.

Ingredientes para elaborar los cucuruchos rellenos de crema de salmón y queso gorgonzola


  • Obleas para empanadillas de tamaño pequeño, 8
  • Cebolleta tierna, 30 g
  • Salmón ahumado, 150 g
  • Queso crema, 75 g
  • Queso Gorgonzola, 30 g
  • Aceite de oliva virgen extra suave, 2 cucharadas
  • Zumo de limón, 1 cucharadita
  • Sal, 1 pizca (opcional)
  • Pimienta, 1 pizca (opcional)
  • Huevas de lumpo rojas y negras para decorar (*)
  • Eneldo fresco, para decorar

Vamos a necesitar unos moldes metálicos con forma de cono que son fáciles de encontrar en tiendas de menaje de cocina o en bazares de internet como Amazon, por ejemplo. Y si tienes antojo de hacer la receta y no tienes estos conos en casa, o te faltan unos pocos y no quieres comprar más, no te preocupes, siempre te los puedes fabricar tú mismo haciendo unos conos de cartulina gruesa y forrándolos con papel de aluminio.

Set de 20 moldes con forma de cono width=
Set de 20 moldes con forma de cono
10.79 €
Antes: 12.12 €
Encuéntralo en Amazon.es

(*) Me suele gustar adornar estos conos con huevas de salmón, que son más grandes y vistosas, pero en esta ocasión no las he encontrado y he optado por esta combinación de huevas de lumpo que le dan un toque bastante colorido al conjunto.

Elaboración de los cucuruchos de crema de salmón y queso gorgonzola


01: Precalentar el horno

Precalentamos el horno a 200ºC y forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado.


02: Preparar los conos

Mientras el horno coge temperatura vamos a preparar los conos. Comenzamos engrasando con un papel de cocina mojado en aceite los moldes metálicos con forma de cono para que no se nos quede pegada la masa de las obleas. Dado que las obleas de empanadilla ya tiene grasa este paso es opcional, pero yo prefiero asegurarme.

Enrollamos las obleas en el cono, comenzando por la parte más puntiaguda del molde y cerramos bien. Procuramos que la punta del cono quede lo más cerrada posible.

Colocamos los conos en la bandeja que habíamos preparado, procurando que la parte que está superpuesta y cierra el cono quede abajo para que no se abra ni se infle al hornear.

Horneamos a 200ºC unos 12 ó 15 minutos, hasta que estén de color dorado pero sin que se tuesten en exceso.

Mientras se hornean los conos podemos aprovechar para preparar la crema de salmón y queso gorgonzola (paso 3).

Retiramos los conos del horno y los dejamos enfriar completamente.

Para desmoldar los conos fácilmente y que no se nos rompa ninguno, agarramos de manera firme el molde y giramos la oblea un poco hacía un lado y de inmediato giramos en sentido contrario. Los conos saldrán sin problema.

Ya podemos rellenar nuestros conos, o si los hemos cocinado con antelación, guardarlos en un recipiente hermético hasta el momento de rellenarlos.


03: Preparar la crema de salmón y queso gorgonzola

He utilizado la Thermomix para elaborar la crema de salmón y queso, pero igualmente lo puedes hacer con una batidora potente.

Añadimos al vaso de la Thermomix la cebolleta cortada en trozos y picamos 3seg/vel 5. Bajamos los ingredientes con la espátula.

Añadimos las lonchas de salmón ahumado, el queso crema, el queso gorgonzola, el zumo de limón y la pimienta.

Trituramos los ingredientes programando 50 seg/-vel 5- 7. Comprobamos que se han triturado bien todos los ingredientes y bajamos los restos con la espátula.

Vamos a emulsionar la crema y para ello mientras batimos echamos sobre la tapa el aceite con el cubilete puesto, de esta manera caerá al interior en un hilo fino, como cuando hacemos mayonesa. Programamos 40 seg/vel 4 y añadimos el aceite. Obtenemos una mezcla muy fina. Probamos la crema y añadimos sal si fuera necesario; recuerda que el salmón y los quesos ya tienen sal.

Retiramos la crema de salmón del vaso y la pasamos a una manga pastelera con boquilla rizada. Recuerda que para rescatar la crema del vaso que se queda pegada en las cuchillas solo tienes que programar unos segundos a velocidad alta. Reservamos en el frigorífico.


04: Montaje

Es preferible rellenar los conos con la crema poco antes de servirlos para mantener su crujiente y que no se ablanden.

Rellenamos los conos con la crema de salmón y queso gorgonzola y decoramos con las huevas de lumpo negras y rojas y una ramita de eneldo fresco, o si como en mi caso que en el momento de la foto no tenía, le ponemos una hojita de menta para darle la nota de contraste y color.


05: Servir

conos rellenos de crema de salmón y queso

Podemos servir los conos rellenos de crema de salmón y queso gorgonzola tumbados sobre una bandeja en forma circular o alineados, o como en este caso, de pie, en el interior de un vaso o copa al que hemos añadido unas cuantas cucharadas de sal gruesa para que haga de base y los conos se sujeten perfectamente. Otra opción sería poner una base de arroz.

Soporte de Acrílico de Exhibición para Hielos Magdalena Piruleta width=
Soporte de Acrílico de Exhibición para Hielos Magdalena Piruleta
5.72 €
Antes: 10.3 €
Encuéntralo en Amazon.es

Por supuesto que puedes encontrar unos soportes para conos perfectos en tiendas especializadas, pero con un poco de imaginación puedes ahorrarte ese dinerillo y sorprender a tus invitados con presentaciones muy originales y artesanas, ¡échale imaginación!

Resultado


Estos conos son un aperitivo vistoso y muy rico que hará las delicias de tus comensales. Por supuesto puedes rellenar los conos de lo que más te guste, de hecho se puede convertir en una perfecta receta de aprovechamiento si los rellenas con los restos de un pastel frío, ensaladilla, etc.

Otra opción para tunear la receta y reutilizar esta crema de salmón y queso gorgonzola es presentarla en volovanes o tartaletas ya compradas o en estas simpáticas cestitas caseras hechas también con obleas de empanadilla. Y si en casa no os gustan las obleas de empanadilla, también puedes hacer los conos con masa de hojaldre; cortando el hojaldre en tiras y superponiéndolas al envolver el cono.

1 de 2