Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 min     Dificultad: fácil     Personas: 6


La idea de este postre tan vistoso, elegante y fácil me la dio Cristina, una gran cocinillas con muy buena mano. Estos milhojas de chocolate y espuma de caqui con Thermomix son perfectos para finalizar una comida especial porque son ligeros y refrescantes, además se pueden preparar con antelación y reservarlos en el congelador ya montados dentro de algún recipiente hermético.

Es tan fácil como derretir el chocolate en el microondas, hacer círculos con él (o las formas que prefieras) y rellenarlos con una espuma de fruta congelada que es sencillísima de elaborar con Thermomix.

Ingredientes para elaborar el Milhojas de chocolate y espuma de caqui con Thermomix


  • Chocolate fondant negro (52% cacao), 125 g
  • Azúcar, 60 g
  • Caqui congelado en trozos, 250 g
  • Zumo de limón, 2 cucharaditas
  • Clara de huevo XL -1
  • Almendra crocanti, para decorar

Elaboración del Milhojas de chocolate y espuma de caqui con Thermomix


01: Congelar el caqui

Esta parte de la receta se debe realizar con anterioridad, ya elaboraremos la espuma con el caqui congelado.

Pelamos y cortamos el caqui en trozos y los ponemos separados sobre una bandeja. Introducimos en el congelador. Una vez congelados, si no los vamos a utilizar inmediatamente los podemos conservar en el congelador en una bolsa de congelación.


02: Fundir el chocolate

Dibujamos círculos en el reverso de un papel de hornear; nos podemos ayudar con un vaso, por ejemplo. Este paso es opcional, pero los círculos nos servirán de guía para intentar elaborar todas las tapas de chocolate del mismo tamaño.

Fundimos el chocolate en el microondas o al baño maría.

Ponemos en el centro de cada círculo media cucharada del chocolate fundido y vamos extendiéndolo haciendo círculos concéntricos, desde el centro hacia fuera. Del tamaño de mi vaso salen 18 círculos de chocolate. A 6 de ellos, antes de que solidifiquen, les espolvoreamos un poquito de almendra crocanti; estas serán las tapas superiores. Dependiendo del tamaño que los hagas necesitarás una o dos bandejas (yo necesité dos).

Dejamos endurecer el chocolate en el frigorífico. Podemos acelerar el proceso metiendo las tapas de chocolate en el congelador.


03: Elaborar la espuma de caqui

Ponemos en el vaso del Thermomix el azúcar y pulverizamos programando 10 seg/vel 10.

Añadimos al vaso los trozos de caqui congelados y el zumo de limón. Trituramos programando 15 seg/ vel 5 a 10 progresivamente. Comprobamos que la fruta ha quedado bien triturada.

Colocamos la mariposa en las cuchillas e incorporamos la clara de huevo. Batimos 2 min/vel 4. El resultado es una espuma perfecta y muy aireada.


04: Montaje

Montamos los milhojas alternando círculos de chocolate y espuma de caqui sobre dos niveles. Puedes poner las capas de espuma con una cuchara o ayudándote de una manga pastelera. Para terminar, ponemos la tapa superior con la almendra crocanti.


05: Servir

Cuando sirvamos los milhojas los decoramos con unos trocitos de caqui y una hojita de menta como contraste de color. Opcionalmente, podemos espolvorear el conjunto con azúcar glass.

Estos milhojas están riquísimos bien fríos, semi-helados o incluso helados. En casa triunfan helados y de tamaño no muy grande, como para comer en dos bocados.

Resultado


Podemos variar la receta a nuestro antojo, por ejemplo elaborando los círculos del milhojas con chocolate con leche o chocolate blanco. Para la decoración de la tapa superior podemos sustituir o acompañar la almendra crocanti con unos hilos de chocolate derretido de distinto color al de la tapa. Y para el relleno podemos elaborar la espuma con alguna otra fruta congelada como por ejemplo plátano, mango, melocotón, fresas, etc. e incluso podemos utilizar como relleno nata montada con cacao en polvo (trufa).

Con estas cantidades nos va a sobrar espuma de caqui pero no hay problema porque podemos congelarla en un recipiente hermético, y será suficiente con sacarla unos minutos antes de su uso porque no cristaliza. Podremos entonces repetir la receta o servir la espuma en copas o cuencos de postre.

1 de 1