Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 15 min     Espera: 60 min     Horneado: 15 min     Dificultad: fácil


Reconozco que pensaba que no me gustaba la pizza cuatro quesos porque hasta ahora cuando la había comido me había resultado bastante pesada y en ocasiones grasienta. Seguramente la razón es que no había dado con una bien elaborada porque gracias a esta receta de pizza cuatro quesos casera me he reconciliado con ellas y ahora sé que me encantan.

La cobertura es una agradable mezcla de quesos fundentes bien equilibrados y la masa es ligera y para nada grasienta, ya que en su composición no lleva aceite sino leche.

Ingredientes para la pizza cuatro quesos casera


Para la masa

  • Agua, 25 g
  • Azúcar, 1 pizca
  • Levadura fresca prensada, 8 g
  • Leche, 90 g
  • Harina de fuerza, 200 g
  • Sal, 1 cucharadita rasa

Para la cobertura

  • Queso parmesano, 40 g
  • Queso emmental, 40 g
  • Mozzarella fresca, 50 g
  • Queso azul, 50 g
  • Orégano, para espolvorear
  • Pimienta, para espolvorear

Y no, no nos hemos olvidado del tomate, es que en esta ocasión hemos preparado lo que se llama una pizza biancha o blanca, es decir, sin tomate. Por supuesto, si sois de los que no concebís una buena pizza sin su correspondiente dosis de tomate, podéis añadir a la lista unas 4 o 5 cucharadas de salsa de tomate casera o, si queréis darle un toque más italiano, podéis pintar la masa con concentrado de tomate antes de colocar la mezcla de quesos.

Elaboración de la pizza cuatro quesos casera con Thermomix o con Monsieur Cuisine Plus


01: Preparar la masa

Ponemos en el vaso de la Thermomix el agua, el azúcar, la levadura y mezclamos programando 2 min/37ºC/ vel 2. (O 2 min / 40ºC / vel 2 en el Monsieur Cuisine Plus).

Añadimos la leche, la harina y la sal y amasamos 2 min/vel espiga. (O 2 min / botón Amasar en el Monsieur Cuisine Plus)

Retiramos la masa del vaso y la amasamos ligeramente formando una bola, que introduciremos en un bol previamente engrasado y cubriremos con un paño o con film transparente también engrasado en la parte interna superior.

Dejamos reposar aproximadamente 1 hora o hasta que doble su volumen; el tiempo variará en función de la temperatura ambiente y crecerá antes si el ambiente es cálido.


02: Preparar la cobertura

Vamos a rallar todos los quesos, salvo el azul, de esta manera quedarán mejor repartidos sobre la pizza y su sabor será más uniforme. Dejamos escurrir la mozzarella mientras rallamos los primeros quesos, los secos.

Ponemos en el vaso el queso parmesano cortado en trozos de unos 3 cm. Añadimos el queso emmental cortado igualmente en trozos de 3 cm y programamos 8 seg/vel 7. Reservamos en un bol. (Mismo tiempo y velocidad en el Monsieur Cuisine Plus).

Una vez escurrida la mozzarella fresca, la ponemos en el vaso cortada en cuartos y troceamos programando 3 seg/vel 4. Reservamos. (Mismo tiempo y velocidad en el Monsieur Cuisine Plus).

Cortamos a mano el queso azul en trozos de unos 2 cm y reservamos. No lo troceamos en el robot porque se nos haría como un puré.


03: Montaje

Mientras preparamos la masa de la pizza precalentamos el horno a 220ºC.

Una vez la masa de pizza ha reposado y doblado su volumen, la volcamos sobre la encimera y la extendemos sobre un papel de horno del tamaño de la bandeja de horno que utilizaremos. Podemos estirar la masa directamente aplastándola con la yema de los dedos o con un rodillo. En el primer caso la masa quedará más gordita y en el segundo más fina y crujiente. En casa somos de masa fina y la he estirado con el rodillo. Es conveniente realzar ligeramente el borde para que cuando se esté horneando la pizza y los quesos comiencen a fundirse no se desborden de nuestra masa.

Distribuimos sobre la superficie de la pizza la mezcla de quesos parmesano y emmental, la mozzarella y el queso azul troceado. Espolvoreamos con orégano y pimienta recién molida.


04: Horneado

Pizza quesos Thermomix

Horneamos a 220ºC durante unos 15 minutos, hasta que la base esté perfectamente cocinada y los quesos fundidos y burbujeantes.


05: Servir

Pizza cuatro quesos casera

Servimos esta deliciosa pizza calentita para disfrutar de los quesos fundidos en todo su esplendor. Toda una explosión de sabores sobre una masa ligera.

Resultado


Sin mucho esfuerzo tenemos una sabrosa pizza cuatro quesos casera para compartir en familia o con amigos, charlando y disfrutando de unos agradables bocados de quesos fundidos bien combinados que no aportan excesiva grasa al conjunto.

Aunque para su elaboración no es imprescindible utilizar un robot, me he ayudado en el amasado y rallado de los quesos de la Thermomix. Es muy cómodo porque se puede realizar todo el proceso sin lavar el vaso porque la masa se vacía fácilmente del vaso sin que queden restos y si rallamos primero los quesos secos tampoco estos dejarán restos y podremos continuar con la receta sin lavarlo. Prácticamente nos olvidamos amasar y tendremos unos quesos recién rallados que no tienen nada que ver con los que compramos ya rallados y envasados.

Puedes variar los quesos a tu gusto y combinarlos como más os gusten en casa: queso gruyère, fontina, gorgonzola, de cabra, tetilla, manchego, etc. Y también puedes espolvorear con alguna otra hierba aromática como el tomillo o darle un toque chispeante añadiendo unos copos de chile o guindilla.

Si eres de los que creen que no les gustan las pizzas de queso, ¡anímate con esta receta y verás como cambias de opinión!

1 de 2