Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 35 min     Horneado: 15 min     Dificultad: fácil     Unidades: 12-15


Hoy vamos a elaborar un tradicional dulce de navidad, unos deliciosos polvorones de aceite de oliva y canela. Aunque los ingredientes básicos son harina, manteca de cerdo y azúcar, hay muchas variantes y hoy queremos mostraros una elaboración casera en la que hemos sustituido la manteca de cerdo por una grasa más saludable como es el aceite de oliva virgen extra, y el resultado tanto en textura como en sabor es buenísimo. También podemos sustituir la manteca por mantequilla y el resultado será diferente pero igualmente muy rico.

Es un dulce de poca dificultad por lo que te animo a que no dejes las sobremesas de estas Navidades sin este dulce casero hecho por ti mismo.

Ingredientes para elaborar polvorones de aceite de oliva y canela


  • Almendras crudas sin piel, 70 g
  • Harina de trigo, 350 g (*)
  • Azúcar, 100 g
  • Canela en polvo, 1/3 cucharadita
  • Limón, ralladura de 1
  • Sal, una pizca
  • Aceite oliva de oliva virgen extra, 100 g (**)
  • Semillas de sésamo (ajonjolí), para espolvorear

(*) No todas las harinas son iguales ni absorben la grasa por igual, por eso la cantidad de harina puede variar varios gramos sobre la receta original.

(**) Para repostería suelo utilizar aceite de oliva virgen extra de las variedades Arbequina y Hojiblanca, que son muy adecuadas por su suave sabor.

Elaboración de los polvorones de aceite de oliva y canela con Thermomix


01: Tostar la harina y las almendras

Vamos a necesitar la mezcla de harina y almendra tostada totalmente fría por lo que este paso lo podemos hacer la víspera y reservar la mezcla en un recipiente hermético.

Antes de tostar la harina y las almendras vamos a comenzar triturando ambos ingredientes. Para ello vertemos en el vaso de la Thermomix la harina y las almendras y programamos 30 seg/vel 5 a 10.

Para tostar la harina podemos hacerlo en el horno o en la propia Thermomix. Si lo hacemos en el horno, lo precalentamos a 130ºC calor arriba y abajo. Vertemos la harina y la almendra en una bandeja apta para horno y la introducimos durante 30 minutos moviendo la mezcla de vez en cuando con la espátula. Dejamos reposar y enfriar la mezcla.

En esta ocasión, vamos a tostar la mezcla de harina y almendras en la propia Thermomix y para ello, una vez trituradas, programamos 15 min/100º/vel 4 sin cubilete. Pasados esos 15 minutos y para no aportar humedad a la mezcla secamos la parte interior de la tapa con papel absorbente de cocina. Programamos de nuevo 15 min/100º/vel 4 sin cubilete.

Reservamos la mezcla y dejamos enfriar completamente antes de proceder con la receta.


02: Preparar la masa de los polvorones

Comenzamos pulverizando el azúcar y para ello lo vertemos en el vaso de la Thermomix, que debe estar muy seco, y programamos 30 seg/vel 5 a 10. Esperamos un par de minutos antes de abrir la Thermomix porque habrá una gran nube de azúcar en suspensión.

Agregamos al vaso la mezcla de harina y almendras, el aceite, la ralladura de limón, la pizca de sal y la canela y programamos 30 seg/vel 6. Terminamos de mezclar con la espátula, si es necesario.

Retiramos la masa del vaso. El resultado es una masa suelta de aspecto terroso que te hará pensar que es imposible de manipular, pero que irá cogiendo cuerpo a medida que la vayamos compactando con las manos. Le damos forma y envolvemos en film transparente y dejamos que repose en el frigorífico durante al menos una hora, o de un día para otro.

Tenemos dos opciones a la hora de darle forma a la masa, bien en forma de bola o bien en forma de rulo.


03: Cortar la masa de polvorón

Si hemos dejado reposar la masa de polvorón con forma de bola, al sacarla del frigorífico le quitamos el plástico y la aplanamos cuidadosamente con la palma de la mano. La dejamos gordita y con un rodillo igualamos la superficie. Cortamos la masa con un cortapastas redondo o con la forma deseada y vamos haciendo los polvorones. La masa sobrante la volvemos a juntar y repetimos la operación, así no nos sobrará ni una pizca de masa.

Si hemos dejado reposar la masa de polvorón con forma de rulo, al sacarla del frigorífico y tras quitarle el plástico, cortaremos rebanadas de la anchura que queramos los polvorones. Puedes dejar las rebanadas tal cual o como yo he hecho en esta ocasión, compactarlas y formar una bola que aplastaremos ligeramente con la palma de la mano.

Ponemos los polvorones en una bandeja de horno forrada con papel vegetal o una lámina de silicona y los pintamos con aceite. Espolvoreamos con un poco de sésamo tostado.


04: Precalentar el horno

Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo.


05: Horneado

Cuando el horno haya alcanzado la temperatura introducimos la bandeja de polvorones y reducimos la temperatura a 180ºC calor arriba y abajo. Horneamos durante 10-12 minutos. El tiempo de horneado es más corto que en otros dulces porque tanto la harina como la almendra ya estaban tostadas.

Retiramos la bandeja del horno y dejamos enfriar completamente, al menos durante una hora, antes de manipularlos porque si los tocamos calientes se nos desmoronarán.


06: Servir

polvorones de aceite de oliva y canela

Cuando los polvorones estén completamente fríos los podemos espolvorear con abundante azúcar glass y los retiramos cuidadosamente con ayuda de una espátula a la fuente de presentación.

Resultado


Mientras se hornean estos polvorones de aceite de oliva y canela el olor a canela es tan rico e intenso que invita a probarlos en cuanto están tibios, pero debemos armarnos de paciencia y esperar para que se enfríen completamente y reposen para que no se nos rompan.

Podemos elaborar la masa con antelación y congelarla en la forma elegida. La víspera a la elaboración de los polvorones dejaremos toda la noche la masa en el frigorífico para que se descongele lentamente y procederemos con la receta.

Seguro que ya has probado más de una vez los polvorones en cualquiera de de sus variantes, canela, limón, chocolate, … pero, ¿has probado alguna vez a hacerlos en casa?, anímate que ya ves que es muy sencillo y nada es comparable a los dulces caseros.

Diferencias entre mantecados y polvorones


Los mantecados y los polvorones tienen los mismos ingredientes base, pero estos dos dulces navideños se diferencian en la harina y el azúcar que se emplea en su elaboración. Esto de lugar a dos texturas diferentes.

En la elaboración de mantecados, las harinas de trigo y de almendra (esta última es opcional) se utilizan crudas, de manera que la cocción en el horno es más prolongada y por ello el azúcar se puede incorporar en grano, sin necesidad de que sea tipo glass.

En la elaboración de los polvorones, como las harinas ya están tostadas el paso por el horno es más breve y por ello el azúcar que se utiliza es tipo glass. Es la utilización de las harinas tostadas la que da al polvorón esta textura que tiende a deshacerse, algo terrosa.

3 de 3