Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 60 min   Dificultad: fácil  Personas: 2


Prácticamente estamos sumergidos en la navidad. Una época del año donde aún me apetece mucho más cocinar si cabe. A todos nos gusta engalanar nuestras mesas, poner nuestras mejores vajillas, nuestros mejores cubiertos y todo nuestro cariño en cada elaboración. Sí, así es, esta época del año para los que nos gusta cocinar y disfrutar después comiendo es un regalo.

Ingredientes para elaborar la sepia rellena de espinacas, mozzarella, pasas y piñones.


  • Ajo, 1 diente
  • Espinacas frescas, 280 g
  • Pasas, 1 cucharada
  • Piñones, 1 cucharada
  • Tomate concentrado, 1 cucharada
  • Mozzarella o ricotta, 100 g
  • Vino blanco, ½ vaso
  • Cebollino picado
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Patata, 350 g
  • Sepias medianas, 2 uds

Elaboración de la sepia rellena de espinacas, mozzarella, pasas y piñones.


01: Relleno

Sepia rellena de espinacas, un plato para lucirte en Navidad casi sin esfuerzo

Empezamos lavando bien las espinacas y troceándolas en pedazos menudos. Pelamos un diente de ajo y lo cortamos en láminas. Echamos en una sartén honda las cucharadas de aceite de oliva virgen extra y el ajo laminado a fuego medio. Añadimos también los piñones y las pasas. Cuando empiecen a dorarse, ahogamos el ajo con las espinacas. Salamos ligeramente y dejamos rehogar hasta que las espinacas empiecen a emblandecerse. Después, añadimos la cucharada de tomate concentrado y rehogamos un minuto más. Retiramos del fuego y desmigamos bien la mozzarella o el queso ricotta y lo incorporamos. Removemos bien y reservamos.


02: Rellenar las sepias

Sepia rellena de espinacas, un plato para lucirte en Navidad casi sin esfuerzo

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas. Las colocamos en la base de un plato o fuente apta para el horno y salpimentamos ligeramente. Encima colocaremos la sepia que habremos rellenado previamente con el relleno que teníamos reservado. Ponemos con cuidado en el centro la sepia sobre la cama de patatas y echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra, el cebollino picado y el perejil.


03: Hornear

Horneamos a 180ºC con calor arriba y abajo con el horno previamente precalentado. A los 20 minutos echamos con cuidado el medio vaso de vino blanco que teníamos preparado de forma más o menos regular por todo el plato. Cerramos de nuevo el horno y dejamos hornear unos 10 minutos más. Sobre todo aseguraros de introducir un plato o fuente que sea resistente al horno y a los cambios de temperatura o de lo contrario podría romperse en pedazos al añadir el vino frío arruinando la preparación.


04: Servir

Sepia rellena de espinacas, un plato para lucirte en Navidad casi sin esfuerzo

Una vez veamos que la patata está hecha y la sepia también, retiramos del horno con cuidado de no quemarnos y servimos. Es un autentico placer sacar este plato del horno ya que su presencia ya invita a degustarlo y qué decir del olor. Huele que alimenta y eso sí, no os entretengáis demasiado abriendo un buen vino blanco ya que este plato de sepia rellena está delicioso recién sacado del horno.

Resultado


Como podéis apreciar el resultado es espectacular tanto en presencia como en sabor. Sí, pese a ser un plato que en principio no parece demasiado festivo os aseguro que es digno de una buena celebración. Y la receta es de esas que resultan tan sencillas que no te vas a creer que así lo sea.

A mí personalmente me gustan mucho las recetas navideñas que podemos trasladar después a cualquier época del año. No tiene por qué ser algo exclusivo de estas fechas comer un buen plato. Aunque es cierto que hay productos que nos marcan un ritmo en cuanto a su consumo porque están en temporada, también hay otros que son una delicia que querrás hacer en cualquier época.  Sencillez, sabor y presencia que puede ser el segundo plato de cualquier celebración. No necesariamente debemos focalizarnos en el día de Navidad o fin de año, hay más días en los que seguro que nos juntamos con los amigos, la familia o nuestra pareja y queremos preparar un menú festivo.

Bien, con la sepia rellena que os hemos preparado hoy, quedaréis estupendamente y sin necesidad de complicaciones. Además, es un plato ligero, no es nada pesado ya que estamos comiendo pescado y verdura.  Así, podemos dejar un poco de hueco para el postre o los postres que en esta época del año se hacen los protagonistas indiscutibles de nuestras sobremesas.

Algunas notas sobre la receta de sepia rellena


Además os presento alternativas que podéis utilizar si no tenéis sepia. Un plato muy navideño que despertará el apetito de todos los comensales y quedaran asombrados por su relleno; el queso fundido junto con las espinacas son todo un regalo para los paladares más exigentes.

El tomate concentrado es de uso muy común en la gastronomía italiana y hoy en día es fácil encontrarlo en muchos supermercados como el Mercadona.

El tema del queso es otro aspecto que no debemos descuidar. Una buena mozzarella o un buen queso ricotta le van genial. ¿Os imagináis al abrir la sepia con el cuchillo, la explosión de queso fundido que aparece junto con el tomate, los piñones y las pasas? Os aseguro que es un bocado sublime y una forma diferente de comer pescado en estas navidades huyendo del tan apreciado marisco. Como os he comentado, no hay mejor maridaje para este plato de sepia que un vino blanco chardonnay o cualquier tipo de vino blanco ya que le sienta genial.

Otra alternativa a la sepia para intentar ahorrar algo más en la lista de la compra, es utilizar pota. Es un pescado muy similar a la sepia y al calamar, pero mucho más económico. Además, la ventaja de usar pota es que el relleno queda mucho mejor ya que no se escapa nada. Tan sólo deberíamos sellar con un palillo la parte superior y hornear como la sepia. Como podéis ver las alternativas son muchas si no queréis gastaros demasiados euros en la pescadería. El pescado congelado es otra opción que resulta económico pero claro, menos sabroso que comprar el pescado fresco en vuestra pescadería de confianza. Yo lo he hecho en varias ocasiones con sepia fresca y con pota. Realmente está delicioso de todas las maneras, pero si tuviese que aconsejaros, realmente como la sepia fresca para mí nada.

1 de 2