Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 45 min     Dificultad: fácil     Unidades: 18-20


Os presento un vistoso surtido de bombones de foie que será un sorprendente aperitivo para vuestros invitados. Vamos a preparar unos bombones de foie con crocanti de almendra, otros cubiertos de chocolate negro y pistachos, y otros un poco más elaborados cubiertos de chocolate y rellenos de una crema de foie y mermelada de moras casera. Son unas elaboraciones muy sencillas y el resultado es delicado y con equilibrados contrastes.

Ingredientes para elaborar los bombones de foie 


(Para hacer 18-20 unidades)

  • Lata de bloc de foie gras de pato, 200 g (*)

Ingredientes para elaborar los bombones de foie con crocanti de almendras

  • Crocanti de almendras, para rebozar

Ingredientes para elaborar los bombones de foie cubiertos de chocolate negro y pistachos

  • Chocolate negro fondant , 125g
  • Pistachos tostados, para rebozar

Ingredientes para elaborar los bombones cubiertos de chocolate negro y rellenos de crema de foie y mermelada

  • Nata, 40 g (30 + 10)
  • Hoja de gelatina, 1/2
  • Sal, una pizca
  • Azúcar, una pizca
  • Mermelada de moras, para rellenar
  • Chocolate negro de cobertura, 120 g

Necesitaremos un molde de silicona para elaborar los bombones.

Elaboración de los bombones de foie


01: Elaboración de los bombones de foie con crocanti de almendras

Estos son los bombones de elaboración más rápida y sencilla, pero no por ello menos sabrosos. Nos encontraremos con un sorprendente contraste entre el crujiente crocanti de almendra y el fundente foie.

Necesitamos tener el foie bien frío para que podamos formar las bolas sin que se nos deshagan. Nos podemos ayudar con un sacabocados, como el que ves en la foto, o con una cucharita. Cogemos pequeñas bolas o porciones de foie y terminamos de darles forma redondeada con las manos. En casa nos gustan de bocado, como canicas pequeñas.

Metemos las bolas en el congelador unos 10 minutos para que endurezcan.

Sacamos del congelador. Preparamos un plato o bol con la almendra crocanti y vamos echando en él las bolitas. Hacemos rodar las bolas con las manos sobre el crocanti para que se pegue a su superficie y presionamos ligeramente hasta las recubra por completo.

Reservamos nuestros bombones de foie con crocanti de almendras en la nevera para que endurezcan.


02: Elaboración de los bombones de foie cubiertos de chocolate negro y pistachos

Vamos a comenzar triturando los pistachos con los que rebozaremos nuestros bombones. Lo podemos hacer en un mortero o con un robot de cocina. Yo en esta ocasión he metido los pistachos en una bolsa de congelar y he pasado un rodillo por encima, así he podido controlar el tamaño del triturado a mi gusto. Reservamos en un bol.

Seguidamente fundimos el chocolate al baño María o en el microondas. Si lo hacemos en el microondas, programamos un minuto a temperatura mínima y lo sacamos. Removemos y seguimos programando tandas de 30 segundos y removiendo hasta que el chocolate esté completamente fundido.

Volvemos a formas las bolas de foie como en el paso anterior.

Sumergimos las bolas de foie en el chocolate fundido y templado y seguidamente las retiramos con un tenedor. Las echamos en el bol de los pistachos triturados que teníamos reservado y las hacemos rodar hasta que queden bien cubiertas.

Metemos los bombones en la nevera y los dejamos refrigerar para que endurezcan.


03: Elaboración de los bombones cubiertos de chocolate y rellenos de crema de foie y mermelada

Derretimos el chocolate en el microondas o al baño María. Rellenamos con el chocolate cada uno de los huecos del molde de silicona para bombones. Dejamos reposar el chocolate en el molde unos minutos y volteamos el molde sobre una rejilla para que caiga el chocolate sobrante. De esta manera quedará una fina capa de chocolate adherida al molde. Recuperamos y reservamos el chocolate sobrante.

Metemos el molde al congelador durante 15 minutos para que solidifique el chocolate en las paredes del molde.

Mientras tanto, vamos a preparar la mezcla de foie. Ponemos a hidratar la gelatina en un vaso de agua fría. Añadimos en un bol 100 g de foie troceado y añadimos la nata, la sal y el azúcar. Mezclamos todos los ingredientes ayudándonos de un tenedor, hasta obtener una masa homogénea.

Calentamos en una taza o vaso en el microondas 10 g de nata y le añadimos la gelatina previamente hidratada y escurrida. Removemos hasta su disolución y añadimos la mezcla al bol de foie. Mezclamos bien. Rellenamos con la mezcla una manga pastelera.

Sacamos el molde de bombones del congelador y rellenamos los huecos con la mezcla de foie, dejando margen para una última capa. Introducimos al congelador durante unos 15 minutos.

Sacamos el molde del congelador y con la ayuda de la punta de un cuchillo hacemos unos orificios en la masa de foie, que rellenaremos con la mermelada de moras. Puedes utilizar la mermelada que más te guste, el foie combina muy bien con las de frutos rojos. Yo he utilizado una mermelada casera que hice con moras silvestres a finales de verano.

De nuevo metemos el molde al congelador durante 15 minutos.

Sacamos el molde del congelador y rellenamos cada uno de los huecos de los bombones con el chocolate fundido, sellando así nuestros bombones. Alisamos la superficie con una espátula o cuchillo para dejar la base de los bombones bien lisa.

Para terminar, metemos el molde al congelador durante 20 minutos.

Ya sólo nos queda desmoldar nuestros bombones y dejarlos atemperar.


04: Servir

Bombones de foie

Y ya tenemos listo un delicioso surtido de bombones de foie de pato.

Podemos servir nuestros bombones sobre unas cucharillas de cocktail o preparar un surtido en alguna bandeja o plato llano.

Os recomiendo que guardéis los bombones en un recipiente hermético en el frigorífico y los saquéis unos 30 minutos antes de servir para que el foie esté cremoso.

Resultado


Esta receta encantará a los apasionados del foie pero la verdad es que animo a cualquiera a probarlos porque están realmente deliciosos, con un sabor muy suave en equilibrado contraste con las cobertura que les hemos dado; son un contraste dulce-salado que combina a la perfección.

Además, si las combinaciones que te proponemos no son de tu gusto o el de tus invitados puedes variar fácilmente la presentación utilizando chocolate blanco de cobertura en lugar de negro y modificando los frutos secos empleados, utilizando por ejemplo avellanas, anacardos, piñones, nueces, etc.

1 de 2