Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 30 min     Cocción: 15 min     Dificultad: fácil     Personas: 4-6


¡Cómo nos gustan las cremas cuando hace frío! y sobre todo ahora que han pasado las fiestas navideñas y necesitamos dejar atrás los excesos y volver a la normalidad, retomando recetas saludables y reconfortantes como esta.

Vamos a elaborar una crema de lentejas rojas al curry. Podemos hacer una crema de esta legumbre de muchas formas, normalmente con caldo de verduras, pero hoy le vamos a dar un sabor muy especial con un caldo rápido de langostinos. Seguramente tendrás cabezas y cáscaras reservadas en el congelador después de tantos días de fiesta y de recetas con langostinos pelados, así que este es el momento de aprovecharlas.

Ingredientes para elaborar la crema de lentejas rojas y verduras al curry


  • Cáscaras y cabezas de langostinos
  • Coñac, 1/2 vaso
  • Zanahoria, 200 g
  • Calabaza, 200 g
  • Cebolla, 100 g
  • Ajo, 2 dientes
  • Lentejas rojas, 200 g
  • Vino blanco, 160 g
  • Agua, 400 g
  • Nata, 200 g (*)
  • Curry, 1 cucharadita de café
  • Cúrcuma, 1/4 cucharadita de café
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

(*) Si quieres aligerar la crema, puedes sustituir la nata por leche evaporada.

Elaboración de la crema de lentejas rojas y verduras al curry


01: Lavar las lentejas

No es necesario poner las lentejas rojas en remojo previo, bastará con lavarlas con agua fría.

Lavamos bien las lentejas colocadas sobre un colador y bajo el grifo. Las dejamos escurrimos y reservamos.


02: Preparar el caldo de langostinos

Para preparar este caldo de langostinos, vamos a comenzar salteando las cáscaras y cabezas de los langostinos.

Ponemos dos cucharadas de aceite en una sartén o cazuela. Añadimos las cáscaras y las cabezas y salpimentamos. Dejamos cocinar hasta que las cáscaras cambien de color, hacia un intenso color anaranjado. Añadimos medio vaso de coñac y medio de agua y vamos aplastando las cabezas para que vayan soltando el jugo de su interior. Cocinamos a fuego fuerte unos minutos y dejamos que se evapore el alcohol.

Retiramos el conjunto y lo ponemos sobre un colador para recuperar todo el jugo resultante. De nuevo aplastamos bien las cáscaras para rescatar todo el jugo. Este caldo concentra todo el sabor de los langostinos. Reservamos el caldo y desechamos las cáscaras y cabezas.


03: Preparar y cocinar la verdura y las lentejas

Pelamos los dientes de ajo y los picamos pequeñito. A mí me gusta hacerlo con el triturador de ajos, pero también lo puedes hacer a cuchillo.

Pelamos la cebolla, la calabaza y la zanahoria y las troceamos en dados.

En una cazuela, ponemos a calentar dos cucharadas de aceite y añadimos el ajo picado. Cuando el ajo baile añadimos todas las verduras y las pochamos a fuego medio con una pizca de sal hasta que estén tiernas.

Removemos, incorporamos las lentejas y mezclamos bien. Seguimos removiendo y añadimos el vino blanco, subimos el fuego a una temperatura media y dejamos que el vino se absorba y el alcohol se evapore.

Cuando las lentejas vuelvan a estar secas incorporamos el caldo de langostinos, el agua, el curry, y la cúrcuma. Salpimentamos al gusto, subimos el fuego y llevamos a ebullición. Bajamos en este momento el fuego y dejamos cocer tapado hasta que las lentejas estén tiernas. Estarán listas en unos 15 minutos.

Una vez que las lentejas están hechas retiramos la cazuela del fuego para triturar el conjunto.


04: Triturar la crema y finalizar

Trituramos las lentejas con las verduras con una batidora de mano o también podemos hacerlo con un robot de cocina. La verdad es para triturar esta crema no necesitaremos un robot muy potente porque al carecer las lentejas de piel, la crema se tritura fácilmente.

Si te parece que tienes exceso de caldo, te aconsejo que antes de triturar reserves parte de este caldo. Así, trituramos el conjunto con poco líquido y cuando está bien triturado, vamos añadiendo más caldo hasta obtener la textura que queramos. De este modo la crema nunca nos quedará demasiado líquida.

Volvemos a llevar la crema de lentejas rojas al fuego e incorporamos la nata. Dejamos cocer a fuego lento otros cinco minutos. Probamos la crema y rectificamos de sal o pimienta si fuera necesario.

Apagamos el fuego y dejamos reposar unos minutos.


05: Servir

Crema de lentejas rojas con verduras al curry Servir

Servimos la crema de lentejas rojas al curry bien calentita, en platos hondos, cuencos o incluso en vasitos de aperitivo. Espolvoreamos con unas pipas de calabaza y unas semillas de sésamo. También podemos añadir un hilo de nata o de un aceite de oliva virgen extra bien sabroso. 

Resultado


Este crema de lentejas rojas es un reconfortante y delicioso primer plato de legumbres en el que la combinación del sabor a marisco, con el toque de curry resulta muy equilibrada. Hemos utilizado además verduras de color naranja, como son la zanahoria y la calabaza, porque su sabor dulce le va muy bien y además así potenciamos el color anaranjado de la crema, ya que después de la cocción la lenteja roja pierde su intenso color anaranjado y se vuelve amarillenta.

Las lentejas rojas están desprovistas de la piel, lo que las convierte en un alimento perfecto para todas aquellas personas que tienen problemas para digerir las legumbres. Pero el hecho de no tener piel también las hace más frágiles ante los procesos largos de cocción. Por ello, este tipo de lenteja es perfecta para preparar cremas, purés y sopas porque tarda muy poco en cocinarse y al no tener piel, el resultado es una textura muy fina.

A nivel nutricional, las lentejas rojas no son demasiado diferentes de las lentejas tradicionales porque que son también ricas en fibra, proteínas e hidratos de carbono, así como en minerales y vitaminas. Estas lentejas, y todas las variedades, son un alimento cargado de beneficios nutricionales muy interesantes y necesarios si queremos seguir una alimentación sana y equilibrada.

Si estás buscando alternativas a las preparaciones tradicionales de lentejas, que por cierto son deliciosas, desde Cocinillas también te proponemos unas sorprendentes y melosas lentejas con mejillones y cúrcuma.

Y os animamos también a probar estas exóticas y deliciosas lentejas con pollo al curry y arroz basmati.

2 de 3