Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 min     Horneado: 20 min     Dificultad: fácil


Vamos a preparar unas aromáticas y sabrosas galletas saladas que son perfectas como aperitivo. Estas galletas saladas de queso parmesano y aceitunas son muy fáciles de elaborar y los ingredientes seguro que los tienes en casa, eso sí merece la pena invertir en una buena mantequilla; notarás la diferencia.

Ingredientes para elaborar galletas saladas de queso parmesano y aceitunas (40 galletas)


  • Harina de repostería, 200 g
  • Queso parmesano rallado, 110 g
  • Mantequilla, 110 g
  • Sal, 1 pizca
  • Yema de huevo XL, 1
  • Aceitunas negras en rodajas, 100 g
  • Orégano, para espolvorear

Elaboración de galletas saladas de queso parmesano y aceitunas


01: Mezclar los ingredientes

En un bol amplio vertemos la harina, el queso rallado, la sal y la mantequilla en pomada. Removemos bien hasta integrar todos los ingredientes. Añadimos la yema de huevo y batimos hasta lograr una masa homogénea. Si vemos que la masa está demasiado seca añadimos un poco de agua templada.


02: Amasar

Amasamos en una superficie plana y formamos una bola. La envolvemos en papel film y la dejamos reposar en el frigorífico durante 10 minutos.

Sacamos la masa y la extendemos con un rodillo entre dos papeles de horno. Estas galletas están más ricas finitas, así que te recomiendo que dejes la masa con un grosor como de 4 ó 5 mm.


03: Cortar las galletas y decorar

Cortamos la masa con un cortapastas o similar y vamos colocando las galletas sobre una bandeja forrada con papel de hornear. Los recortes que nos sobran tras recortar las galletas los volvemos a amasar y repetimos el proceso hasta acabar con la masa.

Cubrimos cada galleta con las rodajas de aceitunas negras y espolvoreamos con orégano seco. Presionamos ligeramente para que las rodajas de aceituna se incrusten en la masa.


04: Hornear las galletas saladas de queso

Con el horno precalentado a 180ºC horneamos durante 20 minutos o hasta que estén ligeramente doradas.

Dejamos enfriar las galletas en la bandeja durante 5 minutos y posteriormente las pasamos a una rejilla para que se enfríen completamente.


05: Servir

Galletas saladas de queso

Y ya tenemos listas unas deliciosas y aromáticas galletas saladas de queso parmesano y aceitunas.

Resultado


Estas galletas saladas de queso parmesano y aceitunas son ligeramente crujientes y muy sabrosas. Son ideales para un aperitivo o un picoteo informal.

Otras opciones


Si sabes que alguno de tus comensales habituales o sospechas que alguno de tus invitados ocasionales es un poco tiquismiquis y no soporta las aceitunas, puedes rehacer la presentación del aperitivo, preparando por un lado unas galletitas saladas de queso y por otro un paté de aceitunas, así cada uno de sus comensales elegirá a su gusto si desea disfrutar de la combinación queso+aceitunas.

Por si se da el caso, aquí os dejamos una receta de galletas saladas de queso Cheddar:

Y aquí otra de un par de patés de aceitunas, también llamados olivadas o  tapenades:

Cómo conservar las galletas saladas de queso


Para evitar que se reblandezcan conviene guardarlas en un recipiente con cierre hermético, aunque si sois muchos en casa, desaparecerán en un visto y no visto.

2 de 2