Guacamole casero - Cocinillas
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Me atrevería a decir que el guacamole es mi dip favorito y, aunque el Hummus de aguacate no se queda muy atrás, éste en concreto, con la receta que os traemos hoy, sería capaz de comerlo a cucharadas y me olvidaría de los nachos, las tostadas o cualquier otro acompañamiento.

Además, como si con estar riquísimo no fuese suficiente, es que es facilísimo de hacer y, por muy lentos que seamos en la cocina,  tardaremos escasos 5 minutos en tenerlo listo.

Como es habitual a la hora de preparar recetas de otros países, puede que sea necesario sustituir algún ingrediente porque no es posible encontrarlo donde vivimos. En este caso en concreto tuve que cambiar el chile serrano por tabasco verde (de chile jalapeño) para aportar el toque picante de este plato, sin el cual perdería toda su gracia.

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • 1 tomate mediano
  • 1 lima
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo (*)
  • cilantro
  • tabasco verde (**)
  • sal y pimienta
  • AOVE (***)

(*) Opcional

(**) Originalmente la receta lleva chile serrano, pero se puede sustituir por chile jalapeño o tabasco verde.

(***) Es opcional, yo solo se lo pongo si el aguacate no está tan maduro como parecía y cuesta aplastarlo con el tenedor. Cuando pasa eso añado una cucharada de aceite de oliva virgen extra para suavizar la textura.

Preparación de Guacamole casero

  1. Pelamos el tomate y la cebolleta, los picamos en trocitos muy pequeños.
  2. Pelamos y picamos (o prensamos) el diente de ajo.
  3. Picamos el cilantro.
  4. Exprimimos la lima y ponemos el zumo en un bol.
  5. Cortamos el aguacate por la mitad, lo pelamos con ayuda de una cuchara sopera, lo ponemos en el bol con el zumo y lo aplastamos con un tenedor.
  6. Añadimos el cilantro, el ajo, la cebolleta y el tomate.
  7. Sazonamos con sal y pimienta al gusto.
  8. Añadimos tabasco verde al gusto (si no os gusta mucho el picante, poned poquito, probad y, si es necesario, rectificad).
  9. Servimos acompañado de nachos o fritos de maíz, tostadas de pan, regañás, colines o crudités de verduras.

Resultado

Aunque el aguacate aporta grasas, son grasas buenas, por lo que se trata de un aperitivo nutricionalmente interesante, sobre todo si lo acompañamos de unos crudités de verduras o unas rebanadas de pan integral tostado. Aunque el acompañamiento tradicional son los nachos o fritos de maíz, de los que ya hace tiempo que os pusimos una receta, y muy pronto prometo enseñaros a hacer otra versión mucho más saludable porque no necesita frituras.

También es un acompañamiento perfecto como salsa para una hamburguesa como la que os enseñábamos a hacer en este post o como relleno para burritos y wraps.

Resumiendo, como podéis ver es muy fácil de preparar en casa y, como todo lo que se hace en casa, muchísimo más rico y barato que la versión comercial que podáis encontrar en el supermercado.

Tiempo: 5 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 2/5 (depende de la cantidad de tabasco y de la tolerancia de cada uno)

Coste: 1 €