Cómo hacer caramelo líquido sin azúcar en menos de 3 minutos - Cocinillas
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Preparación: 3 min       Dificultad: 1/5       Raciones: –       Coste: < 1 €

Lo sé, os estáis muriendo de curiosidad ahora mismo. Y sí, ese caramelo de bonito color tostado que veis en la foto no lleva azúcar, ha tardado menos de 3 minutos en hacerse y digo que “ha tardado” y no que “hemos tardado”, porque nosotros lo único que vamos a tener que hacer va a ser pulsar un botón… el del microondas.

Los que nos leéis con frecuencia, a estas alturas estaréis aburridos de que os cuente que en casa evitamos el azúcar y todo tipo de edulcorantes artificiales y, aunque consigo muy buenos resultados en casi todos los postres habituales en casa hay una preparación que se me ha resistido durante bastante tiempo y es, precisamente, el caramelo líquido, algo tan simple y que parece que podría ser prescindible, pero qué queréis que os diga, un flan sin caramelo puede estar bueno… pero no es lo mismo, no.

Pero como todo en esta vida se consigue a base de perseverar, de aprender de los fallos y de intentarlo una y otra vez hasta que las cosas salen como deseamos. El caramelo no iba a ser menos, y claro, después de tanto experimento, no era plan de guardarme el secreto. Que no solo sale perfecto y es apto para diabéticos, es que además es mucho más fácil que hacer caramelo líquido por el método tradicional y con azúcar.

Como ya sabéis, cuando se trata de dulces sin azúcar, lo que utilizo siempre es sirope de ágave ecológico, un endulzante completamente natural, de muy bajo índice glucémico y que es tolerado por personas diabéticas.

Ingredientes

  • Sirope de ágave, 60 g
  • Agua, 25 ml
  • Bicarbonato sódico, 1/4 cucharadita rasa

Preparación del Caramelo líquido sin azúcar

  1. En un recipiente apto para microondas que no sea de plástico y que sea bastante alto ponemos el sirope de ágave, el agua y el bicarbonato sódico y mezclamos bien con una cuchara.
  2. Calentamos en el microondas a 800 W de potencia durante 2 minutos. Sacamos y removemos con la cuchara.
  3. Volvemos a calentar en el microondas a 800 W durante 20 segundos.
  4. Pasado este tiempo, veremos que toda la superficie va a estar burbujeando, si no es así, calentamos 10 segundos más a 800 W. Repetiremos este paso si fuese necesario hasta que veamos que en toda la superficie se han formado burbujas de hasta 1 cm de diámetro aproximadamente.
  5. Dejamos enfriar.

Resultado

En menos de 3 minutos tenemos un caramelo líquido completamente natural y sin azúcar que podremos utilizar para flanes, para hacer salsa de caramelo, para caramelizar frutas como las manzanas de esta tarta Tatin, para bañar bizcochos, para decorar unas natillas o lo que se os ocurra.

Y por supuesto, aparte de apto para diabéticos, también es una opción saludable para todos aquéllos que sabemos que estáis tratando de reducir el consumo de azúcares refinados en vuestra dieta.

Como curiosidad os cuento que este caramelo, las veces que he intentado hacerlo en un cazo utilizando el método tradicional, aparte de tardar la vida no llega a coger ese color tan característico, en cambio usando el microondas, no solo es perfecto el sabor sino que además el color no hace sospechar a nadie que no lleva ni un gramo de azúcar.