Carrilleras de Ternera a la Cerveza, receta sorprendente
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Carrilleras de Ternera a la Cerveza

Carrilleras de Ternera a la Cerveza

Receta de carrilleras de ternera con una sorprendente salsa de cerveza con la que podrás sacar el máximo partido a este corte de carne.
Escrito por Marta el 7/12/2014 a las 11:37

Preparación: 15 min         Marinado: 1 noche       Cocción: 5 h        Dificultad: 3/5

Raciones: 6 – 8            Coste: 15 – 20 €

La carrillera o carrillada es un corte de carne, normalmente de cerdo o ternera, que se obtiene de los lados de la cara del animal (de los carrillos). Es una carne muy tierna, jugosa y, además, muy barata. Es perfecta para recetas como esta de Carrilleras de Ternera a la cerveza que hoy os vamos a enseñar a preparar.

Esta pieza es considerada casquería pero últimamente está resurgiendo del olvido y cada vez la vemos más en menús de restaurantes y en nuestras bolsas de la compra.

La receta que vamos a preparar hoy es perfecta para lucirnos en una cena o comida con familiares o amigos. Se tarda mucho en prepararla pero es por el tiempo de espera. El proceso en sí es muy sencillo y consiste en cocinar las carrilleras de ternera a una temperatura baja durante muchas horas.

Ingredientes para 6-8 personas

  • Carrilleras de ternera, 4
  • Cerveza Ale ámbar u oscura, 1 pinta (yo he usado London Pride)
  • Ajo, 4 dientes
  • Tomillo verde, 1 ramillete
  • Caldo de carne, 1 l (que sea bueno y tenga poca sal)
  • Aceite de oliva virgen extra

También necesitaremos una olla con tapa resistente al horno

Preparación de las Carrilleras de ternera a la cerveza

  1. Si el carnicero no nos ha quitado ya el nervio de las carrilleras lo primero que tendremos que hacer es limpiarlas nosotros. Este vídeo lo explica estupendamente. Sólo la parte blanca de arriba, no os preocupéis por el resto de los nervios; la carrillera tiene muchos pero al cocinarlos en el horno los que queden estarán tan blandos que podréis cortarlos con un tenedor.
  2. Ponemos nuestras carrilleras de ternera en una fuente profunda y las cubrimos con el ajo bien picado, la cerveza y cubrimos con el tomillo. Cubrimos con papel film y dejamos en la nevera  marinando durante 4 horas mínimo o preferiblemente durante toda una noche.
  3. Una vez marinadas, encendemos nuestro horno a 120ºC-140ºC.
  4. Separamos las carrilleras a un plato aparte y vertemos el líquido de la marinada y también el ajo y el tomillo a nuestra olla resistente al horno. Ponemos la olla al fuego y llevamos a ebullición.
  5. Mientras hierve nuestra mezcla marcamos las carrilleras en una sartén aparte con un pelín de aceite de oliva virgen extra hasta que queden ligeramente caramelizadas por fuera. Tendremos que tener el fuego muy alto para que no se cocinen por dentro.
  6. Echamos las carrilleras a la olla con el líquido y echamos suficiente caldo de carne para cubrirlas todas. Llevar a ebullición de nuevo y cuando empiece a hervir lo tapamos y lo metemos al horno con la tapa puesta durante 4 horas.
  7. Pasadas 4 horas sacamos la olla del horno y la ternera estará cocinada y ultra tierna. La sacamos con mucho cuidado para no romperla y la dejamos en un plato aparte por el momento. Colamos el líquido para librarnos de las impurezas y hojas de tomillo, y reducimos esa salsa ya limpia que nos queda durante unos 15-20 minutos hasta que nos quede con una consistencia más densa y color oscuro (consistencia como de chocolate líquido).
  8. Por último, corregimos la salsa de sal y añadimos las carrilleras para que queden bañadas en la salsa.
  9. Y listo. Servimos acompañada de lo que nos apetezca (verduras, patatas fritas…)

Resultado

Espectacular. Las carrilleras de ternera tienen una carne que queda tan jugosa y tan tierna que se puede partir con el tenedor. La salsa de cerveza es espectacular.

Se puede acompañar de patatas asadas o fritas y verduras.

Requiere una buena planificación previa pero ¡sin duda merece la pena!

Fuentes| Wikipedia, BBC GoodFood Magazine