Cómo hacer zumo de granada fácilmente.
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Cómo hacer zumo de granada fácilmente

Cómo hacer zumo de granada fácilmente

En este post os contamos cómo hacer zumo de granada de una forma muy fácil, rápida y muy efectiva usando un electrodoméstico de los más comunes.

Aprovechando que aún hay granadas en el mercado, sigo contándoos algunos truquitos para que sea más sencillo usar esta fruta en la cocina. Al igual que hace algunas semanas os conté algunas formas de pelarlas y sacar los granos sin mucho esfuerzo, o cómo usarlas para hacer una riquísima salsa para carnes, hoy os voy a contar cómo hacer zumo de granada fácilmente.

Y es que, aunque podemos hacer zumo de granada sin licuadora con el truquito que os contamos hace tiempo para hacer zumos sin licuadora, o podemos hacerlo con alguna de las modernas slow juicers, existe otra manera sencillísima y rapidísima de extraer el zumo de esta fruta sin necesidad de electrodomésticos poco habituales.

Cómo hacer zumo de granada rápido y de manera fácil

Cómo hacer zumo de granada fácilmente

Es sencillo, solo necesitamos un exprimidor de cítricos que puede ser eléctrico o manual y obtener el zumo es tan sencillo como cortar las granadas en dos mitades de manera que la corona quede en uno de los extremos y, a continuación utilizar nuestro exprimidor de cítricos para extraer el zumo de cada una de las mitades.

Cómo hacer zumo de granada fácilmente

Como podéis ver en las fotografías, las pieles, las semillas y los pellejitos de cada uno de los granos quedan atrapados en la rejilla del exprimidor y lo que se obtiene es el zumo prácticamente limpio, aunque si sois muy muy quisquillosos, siempre se puede pasar por un colador de malla más fina antes de servirlo.

Resultado

Sin grandes inversiones, porque nos sirve un exprimidor de cítricos que nos podemos agenciar en casi cualquier bazar de los de “todo a un euro”, podemos usar las granadas para hacer zumos ahora que están en temporada.

Estos zumos podemos tomarlos solos, o usarlos para darle un toque a otros zumos de cítricos, por ejemplo un zumo de naranja y granada. O incluso, para cocinar.