Lentejas con mejillones y cúrcuma para salir de la rutina
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Lentejas con mejillones y cúrcuma para romper la monotonía de los platos de diario

Lentejas con mejillones y cúrcuma para romper la monotonía de los platos de diario

Te contamos como preparar esta original receta de lentejas con mejillones y cúrcuma, perfecta para comer legumbres sin pasarse de grasas

Preparación: 1 h 30 min   Dificultad: fácil  Personas: 2


En mi propósito de seguir comiendo lentejas de diversas formas, he logrado un plato exquisito. Sinceramente me recuerda a un risotto. La melosidad que aporta la crema en la que van servidas y el sabor a mejillones tan notable, hacen de este plato un almuerzo delicioso y completo. En un mismo plato tenemos reunidas las proteínas, los hidratos y algo de grasa.

Ingredientes para elaborar lentejas con mejillones y cúrcuma


  • Puerro, 1 ud
  • Cebolla, 1 ud
  • Lentejas, 400 g
  • Mejillones, 500 g
  • Ajo, 1 cabeza
  • Vino blanco, 1 vaso
  • Agua mineral, ½ vaso
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Mantequilla, 1 cucharada colmada
  • Cúrcuma, 1 cucharadita
  • Crema de leche, 10 cucharadas
  • Laurel, 1 hoja
  • Harina de trigo, 1 cucharada

Elaboración de las lentejas con mejillones y cúrcuma


01: Cocer los mejillones

lentejas con mejillones

En una cazuela ponemos un vaso de vino blanco, medio de agua y la hoja de laurel. Echamos los mejillones y tapamos. Dejamos que cuezan al vapor durante unos 8 minutos. Una vez cocidos retiramos de la cazuela y colamos el agua de cocción. Reservamos.


02: Cocer las lentejas

lentejas con mejillones

Retiramos la carne de los mejillones y reservamos. En una cazuela con abundante agua ponemos las lentejas a cocer junto con un puerro y una cabeza de ajos rajada por la mitad. Dejamos cocer durante uno 50 minutos a fuego medio (según el tipo de lenteja pueden tardar más o menos). Una vez cocidas las escurrimos y reservamos.


03: Hacer la crema

lentejas con mejillones

Disponemos en una cazuela la mantequilla y el aceite de oliva virgen extra. Añadimos la cebolla cortada muy finita y rehogamos a fuego medio. Cuando transparente, añadimos 1 cucharada de harina y rehogamos durante un minuto y medio. Después añadimos poco a poco y sin dejar de remover el agua de la cocción de los mejillones. Agregamos también la cúrcuma, y la crema de leche. Removemos bien y dejamos cocer 2 minutos. Entonces, echamos los mejillones ya limpios y las lentejas cocidas y escurridas. Cocemos todo a fuego lento unos 10 minutos removiendo de vez en cuando. Comprobamos si hay que rectificar de sal ya que el agua de cocer los mejillones ya nos aporta bastante sal.


05: Servir

lentejas con mejillones

Servimos las lentejas tan solo retirarlas del fuego ya que además de estar deliciosas al ser un plato de cuchara nos reconfortaran si el día está algo frío. Os aseguro que el olor invita a comerlas a cualquiera, aunque sean lentejas.

Resultado


Un plato exquisito como os decía. Quizás la apariencia de unas lentejas nunca es la más chic, pero os puedo asegurar que con este plato de lentejas con mejillones y cúrcuma, obtendréis un plato que aparte de ser muy completo nutritivamente, hará las delicias de cualquier comensal.

Además, y como de costumbre, me gusta poder comerlo al día siguiente o congelar. Pues con estas lentejas con mejillones y cúrcuma podéis hacerlo sin ningún problema. Al no tener caldo quedan espesitas, y por tanto son perfectas para conservar de un día para otro en el frigorífico o congelarlas. Así tan solo tenemos que descongelarlas y a comer. Si os gustan los mejillones y las lentejas no tanto, probadlas y ya me diréis. Desde la primera vez que las hice comparten posición en nuestro ranking con las lentejas con pollo al curry.

Si os parece algo laborioso cocer las lentejas durante 1 hora aproximadamente, podéis usarlas ya cocidas aunque claro el resultado no será el mismo. Por ello os animo a que las hagáis vosotros mismos y las hagáis doblando cantidades, así las que sobren se guardan en un táper y al congelador para la próxima.