Sopa de tomate y remolacha con aroma de pacharán
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Sopa de tomate y remolacha con aroma de pacharán

Sopa de tomate y remolacha con aroma de pacharán

Aprende cómo preparar esta Sopa de tomate y remolacha con aroma de pacharán, un primer plato ligero para equilibrar comidas de fiesta.

Si hablamos de pacharán a la mayoría de nosotros nos viene una única imagen a la cabeza, una botella de licor rojo de Zoco. Más allá de ahí, para muchos el contenido de esa botella que forma parte del imaginario colectivo es un auténtico misterio.

Misterio que, por supuesto, va a dejar de serlo a lo largo de las próximas líneas. Y es que ya es hora de empezar a ver el pacharán con otros ojos. Precisamente para ayudar a eso, recientemente se ha renovado la botella con un diseño más actual que no te recuerde al mueble bar de la casa de los abuelos.

Pero vayamos al grano, el pacharán es un licor que se obtiene macerando unos frutos llamados endrinas en un aguardiente anisado. No confundáis las endrinas con los arándanos, aunque son prácticamente del mismo color y tamaño similar y en fotos cuesta distinguirlas, son frutas que nada tienen que ver una con la otra.

El caso es que, por sus características, el pacharán no es solo un licor para el chupito (o el copazo) de la sobremesa, sino que se trata de una bebida que también puede aportar matices muy interesantes a la hora de cocinar, no en vano, para la presentación en esta nueva botella se eligió un menú elaborado por el chef David Yárnoz del restaurante El Molino de Urdániz (1 estrella Michelín) y compuesto por platos elaborados con pacharán.

En alguno de esos platos me he inspirado para preparar la sopa de tomate y remolacha con aroma de pacharán que os propongo hoy, una receta que estas navidades ha sido un éxito rotundo en mi casa.

Ingredientes


  • Cebolla morada, 1
  • Remolacha cocida, 1
  • Tomate triturado, 800 ml
  • Yogur natural, 125 ml
  • Ajo, 1 diente
  • Pacharán Zoco, 50 ml
  • Caldo de pollo o verduras, 350 ml
  • Fécula de maíz, 1 cucharada
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Sal
  • Pimienta
  • Crema de queso o crema fresca, para decorar (opcional)

Preparación de la sopa de tomate y remolacha con aroma de pacharán


01: Preparar el sofrito

sopa de tomate y remolacha

En una cazuela de fondo grueso tipo cocotte ponemos a sofreír la cebolla y el ajo finamente picados en el aceite de oliva virgen extra.

Cuando la cebolla esté tierna añadimos la remolacha cortada en dados, salteamos durante un minuto y añadimos el pacharán Zoco.

Subimos el fuego y dejamos que hierva hasta que se evapore el alcohol.


02: Cocinar el tomate y añadir el caldo de pollo o verduras

sopa de tomate y remolacha

Añadimos el tomate triturado, salpimentamos al gusto y dejamos cocinar durante 15 minutos a fuego muy lento con la olla tapada, pero estando atentos y removiendo de vez en cuando para que el tomate no se agarre al fondo, pues de suceder eso nos arruinaría el plato.

Separamos un vaso de caldo y añadimos el resto a la cazuela. Desleímos la fécula de maíz en el caldo que hemos reservado y lo añadimos también a la cazuela. Lo dejamos cocer a fuego lento con la olla destapada y removiendo frecuentemente durante unos 10 minutos o hasta que haya espesado a nuestro gusto.


03: Triturar

Retiramos del fuego, trituramos bien con ayuda de una batidora de brazo. Añadimos el yogur y seguimos batiendo. Rectificamos de sal y pimienta si fuese necesario y dejamos templar levemente antes de servir nuestra sopa de tomate. Si la batidora que hemos usado no tiene demasiada potencia o simplemente si queremos una textura más fina podemos pasar la mezcla por un colador chino.


04: Servir

sopa de tomate y remolacha

Servimos en cuencos o en vasos bajos con una quenelle de crema de queso o de crema fresca por encima.

Resultado


Tras estos sencillísimos pasos obtenemos una deliciosa sopa de tomate y remolacha con aroma de pacharán que resulta muy agradable al paladar tanto si la servimos caliente, templada o fría.

sopa de tomate y remolacha

Un truco, no conviene cocinar en exceso el tomate como si fuésemos a hacer una salsa, pues racia del plato está en mantener parte de la acidez del tomate maduro que, de hecho, potenciamos al añadir, en contraste con el toque dulzón y terroso que aporta la remolacha y los matices que aporta el pacharán. Teniendo esto es cuenta el resultado es una sopa que “entra sola” ya que es muy ligera y que va genial como primer plato en un menú de fiesta que ayuda a limpiar el paladar entre los aperitivos y ela gl plato principal.

Otras recetas saladas que puedes elaborar con pacharán

Como hemos dicho en la introducción, el pacharán es un licor de base anisada, que resulta perfecto para elaborar prácticamente cualquier tipo de postre tipo bizcochos, galletas, crepes.

Lo que ya puede resultar más extraño es utilizarlo para recetas saladas y, nada más lejos de la realidad, por ejemplo, una reducción de pacharán resultaría ideal para acompañar una tabla de quesos para untar sobre quesos blandos como el Camembert o el típico rulo de cabra.

Los guisos y asados de cerdo también son un lujo cuando se acompañan con una salsa con el pacharán como base. No creo que tarde en poneros alguna receta.


Presentado por Zoco