Lasaña de cordero y verduras con bechamel de curry
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Lasaña de cordero y verduras con bechamel de curry

Lasaña de cordero y verduras con bechamel de curry

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de todos los pasos a seguir para preparar una exquisita lasaña de cordero con verduritas.

Preparación: 45 min     Horneado: 15 min     Dificultad: fácil


El otro día encontré una buena oferta de pierna de cordero y el carnicero me propuso deshuesarla para que pudiera elaborar distintas preparaciones. Así que por una parte obtuve unos deliciosos filetes, por otra unos huesos para hacer un buen caldo y también medio kilo de carne picada para la lasaña que hoy os presento.

En esta ocasión hemos acompañado la lasaña con una bechamel con un toque de curry, un sabor que le va estupendamente a la carne de cordero.

Ingredientes para elaborar lasaña de cordero y verduras con bechamel de curry


  • Carne picada de pierna de cordero, 500 g
  • Cebolla, 1
  • Pimiento rojo, 1/3
  • Pimiento verde italiano, 1
  • Zanahoria, 1
  • Calabacín, 1/4
  • Ajo, 2 dientes
  • Tomate natural rallado, 1 (*)
  • Tomate frito, 6 ó 7 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra, 50 g
  • Queso rallado, 80 g
  • Sal
  • Pimienta
  • Placas de lasaña, 9 (**)

Ingredientes para elaborar la bechamel de curry

  • Leche entera, 500 g
  • Harina, 50 g
  • Mantequilla, 40 g
  • Curry, 1 cucharadita
  • Sal, al gusto
  • Pimienta, al gusto

(*) Si lo prefieres, en lugar de tomate natural puedes utilizar tomate triturado de bote pero la verdad es que no cuesta nada rallarlo en un rallador vertical; yo utilizo el que venden en Ikea y me resulta perfecto para esto.

(**) El número de placas de lasaña que necesitaremos dependerá del tamaño del molde en el que preparemos la lasaña. Calcula las que necesitas para cubrir la base y dos capas más.

Elaboración de la lasaña de cordero y verduras con bechamel de curry


01: Preparamos y cocinamos las verduras

Comenzamos la receta picando el ajo bastante menudo y las verduras en trozos pequeños. Reservamos.

Ponemos a calentar el aceite de oliva en una sartén a fuego medio y añadimos el ajo bien picado. Cuando empiece a bailar el ajo añadimos la cebolla. Removemos, dejamos unos minutos y añadimos el resto de verduras: el pimiento verde, el pimiento rojo, el calabacín y la zanahoria. Removemos.

Dejamos que se poche el conjunto durante varios minutos. Si vemos que se empieza a secar el fondo y las verduras comienzan a tostarse podemos añadir un chorrito de agua o vino blanco.


02: Añadimos la carne picada de cordero 

Cuando las verduras estén bien pochadas añadimos la carne picada. Damos varias vueltas para que la carne se vaya cocinando y es importante que demos ligeros golpecitos a la carne con el canto de la espátula para que la carne quede bien separada y no se hagan pelotitas de carne.

Cuando la carne esté cocinada añadimos el tomate natural que previamente habremos rallado y el tomate frito. Salpimentamos. Tras unos cinco minutos, el tomate se habrá reducido y concentrado y la carne estará en su punto. Probamos y rectificamos de sal o pimienta si es necesario.

Me gusta añadirle en este punto un poco de queso rallado para que la mezcla de carne y verduras quede más ligada, pero es totalmente opcional.

Reservamos el relleno fuera del fuego para que se vaya templando mientras continuamos con la receta.


03: Cocinamos las placas de lasaña

Preparamos las placas de lasaña siguiendo las instrucciones del fabricante.

En mi caso, he utilizado unas placas de lasaña precocidas de la marca El Pavo que no necesitan ser cocidas en agua hirviendo, sino que simplemente se deben de remojar durante unos minutos. Por tanto, las he sumergido en agua caliente durante 10 minutos hasta que han quedado semi-rígidas.

Pasado este tiempo, sacamos las placas del agua y las dejamos escurrir sobre un trapo de cocina o servilleta de tela sin amontonar, en una capa.


04: Preparamos la bechamel de curry

Para hacer la salsa bechamel de curry ponemos una sartén o cazuela a fuego suave y añadimos la mantequilla. Cuando la mantequilla se ha fundido incorporamos la harina y removemos hasta que esté bien integrada. Rehogamos para que la harina se tueste un poco y vertemos la leche poco a poco, sin dejar de remover con una varilla, hasta que consigamos una crema homogénea. Añadimos el curry, la sal y la pimienta.

Cocinamos la salsa a fuego suave sin parar de remover durante 10 ó 15 minutos o hasta que tenga el espesor que deseamos. Cuanto más tiempo cocinemos la salsa bechamel más suave y rica nos quedará.

Probamos y rectificamos de sal, curry o pimienta si fuera necesario.


05: Montamos la lasaña de cordero y verduras con bechamel de curry

Precalentamos el horno a 200ºC calor arriba y abajo.

Ponemos unas cucharadas de la bechamel de curry en la fuente donde vamos a preparar la lasaña, que por supuesto deberá de ser apta para horno.

Colocamos una primera capa de placas de lasaña cubriendo bien el fondo, añadimos una capa de carne y vertemos encima un poco de bechamel.

Cubrimos nuevamente con placas de lasaña, añadimos otra capa de carne y de bechamel y tapamos con otra capa de placas de pasta.

Volcamos encima de la pasta el resto de la bechamel y espolvoreamos abundantemente con el queso, preferiblemente recién rallado. Opcionalmente, podemos añadir algunas hierbas aromáticas como orégano, tomillo, etc.


06: Horneamos la lasaña

Lasaña de cordero

Introducimos la fuente de lasaña en la zona media del horno y horneamos a 220ºC durante 10 minutos con el horno precalentado. Pasado este tiempo gratinamos 5 minutos o hasta que el queso esté dorado.


07: Servimos la lasaña de cordero y verduras con bechamel al curry

Lasaña de cordero

Tras sacar la lasaña del horno la dejamos reposar unos minutos para que se enfríe un poco y se asiente, de esta forma será más fácil servirla sin que se desmorone.

Resultado


Esta lasaña de cordero y verduras con bechamel de curry es un plato bastante saciante, por lo que podemos degustarla como plato único o tomarla acompañada de una ensalada o un entrante ligero.

Esta lasaña podría ser también una perfecta receta de aprovechamiento si utilizamos los restos de un cordero asado. La verdad es que las recetas de lasaña en general son geniales para reciclar sobras.

Si queremos variar la presentación tradicional de la lasaña, podemos prepararla en forma de pasteles individuales, para ello utilizaremos aros de emplatar de la forma que más nos guste: redondos, cuadrados, con forma de corazón, etc. Una vez tengamos listas las placas de lasaña las cortaremos con el aro de emplatar para que sean del mismo tamaño. Pincelaremos el aro por dentro con aceite para que se desmolden más fácilmente e iremos poniendo las sucesivas capas como hemos hecho antes: pasta, carne y bechamel. Terminaremos con el queso rallado y llevaremos al horno. Desmoldaremos y listo.