Hamburguesa de garbanzos, perfecta para toda la familia
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Hamburguesa de garbanzos, perfecta para toda la familia

Hamburguesa de garbanzos, perfecta para toda la familia

Aprende cómo hacer una suculenta hamburguesa de garbanzos con la que comer legumbres en casa será una fiesta para toda la familia.


Tiempo:
30min (+1h reposo de la masa) Dificultad: baja Raciones: 10


Las hamburguesas de legumbres son una de las alternativas más conocidas dentro de la cocina vegetariana; para la base se utiliza cualquier tipo de legumbre a la que se le añaden verduras y hortalizas, especias y alguna harina para terminar de apelmazar la masa y que no se nos deshaga al cocinarla.

Hay muchísimas recetas de hamburguesas vegetales, yo os traigo esta que está hecha utilizando los garbanzos como base. No lleva especias fuertes con lo que les resultarán muy agradables a los más pequeños de la casa.

En este caso he utilizado como apelmazante harina de maíz, que le da un sabor muy rico. Además, son muy fáciles de hacer y necesitamos muy pocos ingredientes para elaborarlas.

Ingredientes para hacer las hamburguesas de garbanzos


  • Garbanzos cocidos, 800 g
  • Cebolla, 150 g
  • Zanahoria, 150 g
  • Avellanas picadas, 4 cucharadas
  • Sésamo tostado, 4 cucharadas
  • Harina de maíz, 6 cucharadas (*)
  • Orégano, 2 cucharaditas
  • Ajo en polvo, 1 cucharadita
  • Pimienta, 1 cucharadita
  • Sal
  • Pan rallado
(*) Harina de maíz no Maizena o similares que en realidad son fécula de maíz.

Preparación de las hamburguesas de garbanzos


01: Preparación de la base de las hamburguesas de garbanzos

Hamburguesa de garbanzos

El primer paso para hacer las hamburguesas de garbanzos es triturar los garbanzos cocidos. Los pondremos en un bol hondo y los trituraremos con la batidora de mano hasta obtener unas pasta lisa. Si nos queda algún trocito de garbanzo más entero no os preocupéis.

Es importante que los pongamos en un bol hondo porque en ese recipiente iremos incorporando el resto de ingredientes para hacer las hamburguesas de garbanzos.


03: Preparación de las verduras

Hamburguesa de garbanzos

Procedemos a picar la cebolla, que la pelaremos y la cortamos a trocitos para luego ponerla en el recipiente de la procesadora de alimentos y picarla. Una vez picada bien finita, la añadiremos a nuestra masa de garbanzos triturados.

Hamburguesa de garbanzos

El siguiente paso será pelar y cortar las zanahorias a rodajas, ponerlas en el vaso de la procesadora de alimentos y picarla también finita. Añadiremos la zanahoria picada a la mezcla anterior de garbanzos y cebolla.

Mezclaremos todo muy bien con movimientos envolventes para repartir bien todo los ingredientes.


04: Preparación de el resto de ingredientes

Hamburguesa de garbanzos

Vamos ahora con las especias; añadiremos el orégano, el ajo en polvo y la pimienta a la mezcla anterior de garbanzos, cebolla y zanahoria (que ya tendremos bien mezclada). Incorporaremos también las avellanas picadas -que las podemos picar con la procesadora de alimentos o con un cuchillo bien afilado-, y el sésamo tostado. Añadimos también una pizca de sal.

Mezclaremos todo muy bien para que se repartan los ingredientes por toda la masa de manera uniforme.

Hamburguesa de garbanzos

Una vez tengamos la masa bien homogénea, añadiremos la harina de maíz. En este caso me ha hecho falta añadir 6 cucharadas de harina de maíz pero esto puede variar según el tipo de harina que utilicéis.

Os recomiendo que vayáis añadiendo la harina poco a poco y mezclando con la masa, veréis que hay un punto en el que la masa coge cuerpo y se puede moldear bien con las manos sin que quede tierna ni se nos pegue.


05: Reposo de la masa

Hamburguesa de garbanzos

Personalmente, me gusta dejar que la masa repose en la nevera unos 30 minutos porque coge más firmeza y me resulta más fácil de trabajarla después. Aunque os podéis saltar este paso y pasar al siguiente, que es darle ya la forma de hamburguesa y cocinarla.


06: Moldeado y cocción de las hamburguesas de garbanzos

hamburguesa de garbanzos

Ha llegado el momento de darle forma de hamburguesa a la masa; con una cuchara cogemos una porción de masa y hacemos bolitas del mismo tamaño, en este caso me han salido 10 unidades pero todo dependerá del grosor que queráis – a mí me gustan gorditas-. A continuación, con las palmas de las manos aplastamos las bolitas dándoles la forma de hamburguesa.

Para terminarlas, pondremos un poco de pan rallado en un plato y las rebozaremos ligeramente por los dos lados, quitaremos el exceso de pan y las reservaremos en un plato.

Una vez tengamos nuestras hamburguesas rebozadas, pondremos una sartén a calentar a fuego fuerte con una cucharadita de aceite y, cuando esté caliente, pondremos las hamburguesas en la sartén a fuego suave, las doraremos por los dos lados (unos 5 minutos por cada lado aproximadamente).

Emplatado y resultado final


hamburguesa de garbanzos

Hoy las he acompañado con una ensalada de brotes tiernos, zanahoria, tomates cherry, pepino, germinados de brócoli y unos espárragos a la plancha. Otras veces, las pongo en medio de un buen bollo de pan redondo con salsa de yogur -en mi caso de soja-, unos brotes tiernos, aguacate, tomate maduro y cebolla caramelizada… probadlo también porque el conjunto de sabores es espectacular.

Para la base de estas hamburguesas de garbanzos he utilizado garbanzo Pedrosillano -que es un garbanzo de un tamaño más pequeño que el que utilizamos normalmente en la cocina-, pero podéis utilizar el que más os guste.

Para realizar esta receta, tenemos dos opciones; comprar los garbanzos cocidos o cocerlos en casa. En este caso, yo los he cocido en casa; una vez al mes acostumbro a cocer 1,5kg de garbanzos, algunos los reparto en bolsitas de congelación y los congelo y otros, los utilizo para hacer hamburguesas, albóndigas o falafels (que también congelo) así, tengo legumbres preparadas para todo el mes.

Si queréis congelar las hamburguesas debemos hacerlo justo después de pasarlas por el pan rallado y antes de dorarlas en la sartén. Las envolvemos muy bien, y de una en una, con papel de film y las llevamos al congelador. Tened cuidado al guardarlas y aseguraros que las ponéis encima de una superficie llana porque sino se nos deformarán, por lo menos hasta que estén congeladas; luego ya las podéis poner donde queráis 😉

Para cocinarlas una vez congeladas solo tendremos que desenvolver las hamburguesas, calentar a fuego bajo una sartén con un poco de aceite y hacerlas directamente congeladas en la sartén. Con el mismo calor se nos irán descongelando y quedarán perfectas.

Estas hamburguesas son una buena opción para comer legumbres de una forma diferente y divertida, además de ser una opción muy sana.

¡Os animo a que las probéis!