Quiches de queso y tomates cherry con Thermomix
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Mini quiches de queso y tomates cherry con Thermomix

Mini quiches de queso y tomates cherry con Thermomix

Aprende cómo preparar unas deliciosas mini quiches de queso y tomates cherry con ayuda de la Thermomix. Son geniales para los picoteos veraniegos.

Preparación: 20 min     Horneado: 15 – 20 min     Dificultad: fácil     Unidades: 6


Hoy vamos a preparar una de esas recetas fáciles y ricas con la que sorprender a tus invitados o con la que simplemente preparar una rápida y deliciosa cena para los tuyos.

Podemos utilizar masa quebrada comprada, pero la verdad es que hacerla en la Thermomix resulta muy rápido y cómodo, ya que solo tenemos que añadir al vaso todos los ingredientes y mezclarlos.

Ingredientes para elaborar las mini quiches de queso y tomates cherry


Ingredientes para elaborar la masa quebrada

  • Harina, 150 g
  • Mantequilla fría, 75 g
  • Sal, media cucharadita
  • Agua, 50 g

Ingredientes para elaborar el relleno de las mini quiches

  • Queso manchego curado, 100 g
  • Queso parmesano, 30 g
  • Leche entera, 200 g
  • Nata líquida, 50 g
  • Harina para todo uso, 20 g
  • Mantequilla, 15 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 5 g
  • Sal, media cucharadita
  • Pimienta molida, al gusto
  • Huevos L, 2
  • Tomates cherry, 9
  • Orégano seco, al gusto

Con estas cantidades han salido 6 mini quiches de 10 cm de diámetro.

Elaboración de las mini quiches de queso y tomates cherry


01: Elaboramos las masa quebrada y forramos los moldes

Comenzamos preparando los moldes que utilizaremos para elaborar las mini quiches. Yo he utilizado 6 moldes de silicona de 10 cm de diámetro. He pincelado su interior con aceite y he colocado un círculo de papel de hornear en la base del molde. Los moldes de silicona desmoldan muy bien, pero si el tuyo no es de este material o no tienes muy claro cómo desmoldará, te aconsejo que además de aceitar el interior pongas dos tiras de papel de horno cruzadas formando una cruz para ayudarte en el desmoldado.

Ponemos en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes de la masa: la harina, la mantequilla fría y cortada en trozos, la sal y el agua. Mezclamos programando 20 seg/vel 4.

Retiramos la masa del vaso y la volcamos en la encimera. Terminamos de amasar con las manos. Nos quedará una masa muy manejable y nada pegajosa. Formamos una bola.

Dividimos la masa en seis bolitas. Aplastamos cada bola suavemente con el rodillo y formamos discos. Forramos con cada disco de masa un molde de quiche, presionamos la masa contra el fondo y los bordes (de forma que se marque el dibujo del molde, si lo tiene) y recortamos la masa superior sobrante. Pinchamos la masa con un tenedor para que durante el horneado no se encoja, ni se deforme, ni se hinche. También podemos ayudar a que la masa no se deforme durante el horneado poniendo sobre la masa papel vegetal y encima peso; por ejemplo, algunas legumbres secas que tengamos reservadas para estos casos.

Reservamos en el frigorífico. Precalentamos el horno a 180ºC.


02: Preparamos el relleno de las mini quiches

Ponemos en el vaso de la Thermomix el queso manchego y el parmesano y los rallamos programando 8 seg/vel 7. Retiramos a un bol y reservamos.

Sin lavar el vaso, ponemos la leche, la nata, la harina, la mantequilla, el aceite, la sal y la pimienta. Cocinamos la mezcla programando 6 min/100ºC/vel 4.

Añadimos los huevos y mezclamos 5 seg/vel 3. Reservamos.


03: Horneamos la masa quebrada en blanco

Mientras se atempera el relleno, vamos a hornear en blanco la masa quebrada. Para ello, haremos una precocción de la masa sin el relleno, para que este no transmita humedad a la masa y la deje blanda. Después hornearemos el conjunto.

Introducimos los moldes con la masa quebrada en el horno precalentado a 180ºC durante 10 minutos.

Sacamos los moldes del horno y procederemos a rellenarlos. Mientras, mantenemos el horno encendido.


04: Rellenamos los moldes de mini quiches

Repartimos la masa del vaso sobre los moldes, sin llegar al borde, debemos calcular bien para que cuando introduzcamos los ingredientes sólidos del relleno no se nos desborde el líquido.

Espolvoreamos la masa con una buena capa del queso rallado que teníamos reservado. Repartimos los tomates cherry partidos por la mitad con el corte hacia arriba. Espolvoreamos con el orégano.

Si como le sucede a mi hijo, no te hacen mucha gracia los tomates cherry horneados, puedes preparar una versión muy sabrosa perfecta para los muy queseros. Para ello, además del queso espolvoreado, ponemos en el centro una rodaja de queso de cabra, y alrededor distribuimos unos trocitos de queso Gorgonzola. Igualmente, espolvoreamos con orégano.


05: Horneamos las mini quiches de queso y tomates cherry

Horneamos, con el horno precalentado, las mini quiches a 180ºC con calor arriba y abajo, durante unos 10 ó 15 minutos y posteriormente gratinamos durante 5 minutos más, hasta que el queso esté fundido y dorado.


06: Servimos las mini quiches

Mini quiches de queso y tomates cherry con Thermomix

Servimos las mini quiches de queso y tomates cherry tibias para disfrutarlas en todo su esplendor, aunque a temperatura ambiente también estás muy ricas.

Resultado


El resultado son unas preciosas quiches de tamaño individual, con mucho sabor, muy fáciles de hacer y para las que no necesitamos muchos ingredientes.

Si deseas elaborar una única quiche de tamaño grande (de entre 26 – 28 cm de diámetro), utiliza las mismas cantidades para la masa, pero dobla las cantidades para el relleno y hornéala durante 25 ó 30 minutos.

Estas mini quiches las podemos preparar aún más rápidas si en lugar de masa quebrada utilizamos obleas de empanadillas o una lámina de hojaldre, que cortaremos a la medida. El resultado será también muy bueno.