Gazpacho de fresas con granizado de tomate y virutas de queso de cabra
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Gazpacho de fresas con granizado de tomate y virutas de queso de cabra con Thermomix

Gazpacho de fresas con granizado de tomate y virutas de queso de cabra con Thermomix

Ahora que llega el buen tiempo, mirad qué receta más buena para refrescarse, gazpacho de fresas con granizado de tomate y virutas de queso de cabra

Preparación: 15 min     Dificultad: fácil     Raciones: 6 – 8


Me encantan los gazpachos y sopas frías que combinan los tomates y hortalizas con fruta, ya que estas últimas aportan ligereza y un toque dulzón delicioso. Las fresas ya empiezan a estar de temporada, así que he elaborado una versión del gazpacho tradicional con esta fruta, que le aporta una variación de sabor muy interesante.

Este gazpacho de fresas constituye un buen chute de vitaminas, además de ser sabroso y refrescante. ¡Qué más se le puede pedir!, no tenemos excusa para no tomar frutas y verduras de una manera rápida, fácil y deliciosa.

Vamos a acompañar el gazpacho con un granizado elaborado con tomate aliñado y triturado, y con unas virutas de queso de cabra congeladas.

Ingredientes para elaborar el gazpacho de fresas con granizado de tomate


Para elaborar las virutas de queso de cabra

  • Queso de cabra en trozos congelado, 50 g

Para elaborar el granizado de tomate

  • Tomates maduros, 180 g (aproximadamente 2 tomates)
  • Aceite de oliva virgen extra, 15 g
  • Sal, al gusto
  • Pimienta molida, al gusto

Para elaborar el gazpacho de fresas

  • Fresas, 300 g
  • Tomates maduros, 300 g
  • Cebolleta o cebolla, 50 g
  • Pimiento verde, 40 g
  • Pepino, 40 g
  • Dientes de ajo, 1 ó 2 (al gusto)
  • Vinagre de manzana, 15 g
  • Agua muy fría o cubitos de hielo, 100 g
  • Sal, 1 cucharadita
  • Pimienta negra molida, 2 pellizcos
  • Aceite de oliva virgen extra, 30 g

Elaboración del gazpacho de fresas con granizado de tomate y virutas de queso de cabra


01: Elaboramos las virutas de queso de cabra congeladas

Comenzamos congelando el queso de cabra en rodajas, no es necesario quitarle la corteza exterior.

Ponemos en el vaso de la Thermomix el queso congelado y lo rallamos programando 45 seg/vel progresiva 5 a 10. Comprobamos si está completamente rallado y si no es así bajamos los restos de las paredes y repetimos la programación durante unos segundos más.

Retiramos a un tupper y reservamos tapado en el congelador.


02: Elaboramos el granizado de tomate

He utilizado tomates pera para elaborar tanto el granizado como el gazpacho, ya que ahora que el tomate todavía no está de temporada, esta variedad es muy apropiada para elaborar este tipo de sopas frías porque es muy carnosa, dulce y tiene una piel muy fina.

Lavamos los tomates y los ponemos en el vaso de la Thermomix. Añadimos la sal y la pimienta y programamos 2 min/vel progresiva 5 – 10. Al acabar el tiempo comprobamos que no se aprecian pieles ni pepitas; si no es así, programamos otro minuto a la misma velocidad.

Añadimos el aceite y programamos 30 seg/vel 4. Probamos y rectificamos de sal si fuera necesario. En este momento el sabor debe ser marcado, pues tras la congelación el sabor se suavizará.

Vertemos el tomate triturado en un recipiente con tapa llano y poco hondo, para que congele rápidamente y luego podamos rascar la superficie con un tenedor con facilidad. Lo reservamos en el congelador hasta que esté completamente congelado.


03: Elaboramos el gazpacho de fresas

No es necesario lavar el vaso para continuar con la receta.

Ponemos en el vaso todos los ingredientes para elaborar el gazpacho menos el agua y el aceite: las fresas, los tomates, la cebolleta, el pimiento verde, el pepino, el ajo, el vinagre, la sal y la pimienta. Trituramos 30 seg/vel 5. Trituramos de nuevo durante 3 min/vel progresiva 5 a 10.

Podríamos haber añadido el aceite en el paso anterior y triturarlo todo junto, pero para que el conjunto no tome un color demasiado anaranjado al emulsionar el aceite con las hortalizas, es preferible añadir el aceite después de triturar las hortalizas con la fruta, conseguiremos así un color rojo más intenso.

Añadimos el aceite y mezclamos 4 seg/vel 10.

Incorporamos el agua y mezclamos 10 seg/vel 10. Si lo vas a servir inmediatamente puedes enfriarlo de manera muy rápida sustituyendo el agua fría que hemos añadido en este paso, por cubitos de hielo, añadiéndolos junto con la fruta y las hortalizas en el paso anterior.

Probamos y rectificamos el punto de sal, vinagre, pimienta o agua, según nuestro gusto. Vertemos el gazpacho en una jarra y reservamos en el frigorífico para que cuando lo sirvamos esté bien frío.

La verdad es que con la Thermomix el gazpacho queda con una textura muy suave y sin restos de pieles ni pepitas, por lo que no me parece necesario colarlo.


04: Servimos el gazpacho de fresas con granizado de tomate y virutas de queso de cabra

Unos minutos antes de servir el gazpacho, sacamos el recipiente con el jugo de tomate reservado en el congelador y rascamos la superficie congelada con un tenedor. Conseguiremos así el granizado de tomate con el que acompañar y adornar nuestro gazpacho.

Sacamos del congelador también el recipiente con las virutas de queso congeladas y lo agitamos enérgicamente para que estas queden sueltas.

El granizado aportará el toque crujiente y mantendrá frío el gazpacho mientras lo tomamos y las virutas de queso serán un contraste tierno y delicioso con el marcado sabor del queso de cabra.

Para servir, vertemos el gazpacho en el recipiente, añadimos unas cucharadas de granizado de tomate y espolvoreamos unas cucharaditas de virutas de queso. Lo servimos muy frío.

Resultado


El gazpacho de fresas es un perfecto primer plato para los días de calor, pero también lo podemos servir en copas y tendremos así un aperitivo delicioso y refrescante.

En esta ocasión he utilizado la Thermomix para prepararlo porque es muy sencillo, limpio y rápido, y gracias a la potencia de trituración de sus cuchillas conseguimos sin esfuerzo una textura suave y aterciopelada en poco tiempo. Pero no te preocupes si no tienes este robot porque puedes elaborarlo de manera tradicional con una batidora de brazo, pero deberás colar después el resultado con un colador de malla fina para eliminar los restos de pieles y pepitas.