Don Simón, así llega el zumo de naranja desde el árbol hasta tu mesa
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Don Simón, así llega el zumo de naranja desde el árbol hasta tu mesa

Don Simón, así llega el zumo de naranja desde el árbol hasta tu mesa

Así es como se elabora el zumo de naranja Don Simón en la fábrica Cítricos del Andévalo que García Carrión posee en la provincia de Huelva.

don simon

Una planta única dotada de tecnología de última generación y rodeada de millones de naranjos en una finca que se extiende a lo largo de 1 500 hectáreas en Huelva.

El origen de Don Simón

Don Simón es una marca perteneciente a García Carrión, grupo empresarial español famoso por tener unas de las mayores cifras de ventas en el mercado español de zumos y por la comercialización de vinos. Su origen tiene lugar en el año 1890, justo después de que una gran epidemia de filoxera acabase con la producción de vino en Francia. Hoy en día, las bodegas García Carrión están presentes en más de 150 países.

La marca Don Simón aparece por primera vez en el mercado en el año 1980 para lanzar al mercado el primer vino envasado en TetraBrick. Con el tiempo, la marca crece y empieza a elaborar nuevos productos como el zumo de naranja que nos ocupa hoy. Un zumo que, como adelantábamos en la introducción, se elabora en la planta que la compañía tiene en Huelva.

Producción de las materias primas

don simón

Las naranjas utilizadas para la elaboración de los zumos proceden de la finca que rodea a la propia planta (aproximadamente el 30%) y de productores locales. Con el fin de obtener las mejores naranjas, la finca funciona también como un centro de I+D en el que se ensaya todo lo necesario para conseguir un modelo óptimo de producción que, posteriormente, se comparte con los agricultores locales.

Las naranjas, siempre de variedades exclusivamente para zumo, se recolectan en el momento óptimo de maduración, cuando su sabor es más dulce, y se procesan en un plazo máximo de 24 horas.  No se añaden colorantes, ni conservantes, ni azúcares ni requieren de ningún tipo de tratamiento fitosanitario. Lo que realmente importa es la calidad y el sabor de la fruta empleada no su estética.

Durante los diez primeros años de vida de un árbol  la recolección se lleva a cabo de forma manual para evitar que los árboles sufran daños, pero a la hora de plantarlos siempre se tiene en cuenta que se haga siguiendo los patrones adecuados para que, cuando llegue el momento, se puede proceder a la recolección mecanizada.

Capacidad y funcionamiento de la planta

Don Simón

La planta de Don Simón en Huelva actualmente procesa unas 2.000 toneladas diarias de naranjas (400 000 Tm/año), que son exprimidas recién cogidas del árbol en menos de 24 horas y envasadas para su inmediato consumo. El resto del zumo que no se va a consumir en el acto, se almacena en 12 tanques asépticos de 4 millones de litros cada uno, a 4 grados de temperatura, que permiten conservar intactas todas las propiedades del zumo y homogeneizar el sabor del mismo neutralizando las posibles diferencias entre distintas variedades.

Dispone de 5 líneas asépticas de envasado con velocidades de hasta 24.000 envases a la hora.

La capacidad de la planta permite doblar la producción hasta alcanzar las 800 000 Tm/año en un futuro muy próximo.

De forma resumida, el proceso desde que las naranjas entran en la planta hasta que salen convertidas en zumo sería el siguiente:

  • Calibración de las naranjas y separación. En función del calibre, las naranjas van a exprimidoras diferentes.
  • El procesado de zumo y pulpa se hace en paralelo.
  • Conservación del zumo en tanques si luz y sin oxígeno.
  • Previo al envasado se somete a un tratamiento térmico de pasteurización, aunque actualmente se está eliminando dicho tratamiento para obtener un zumo más natural.

La planta posee un elevado grado de robotización que requiere la realización de copias de seguridad del sistema cada tres minutos. Asimismo, ha sido necesaria una inversión inicial de 120 millones de euros para llevar a cabo el proyecto.

La conciencia medioambiental de Don Simón

Pero detrás de lo que todos podemos ver en las estanterías de los supermercados, Don Simón
se distingue como una marca altamente comprometida con el medioambiente. Este está
presente en todas las fases del proceso productivo mediante el Objetivo de los 3 ceros y,
además, es la primera marca que distribuirá sus productos en envases respetuosos con el
medioambiente.

Nuevos envases comprometidos con el medioambiente

don simón

Estos nuevos envases, que han empezado a llegar a las calles a principios de noviembre,
suponen un importante paso adelante con el fin de minimizar el impacto medioambiental.

Están elaborados con cartón natural FSC, certificación que asegura que procede de bosques
que tienen una gestión forestal sostenible y el cambio principal consiste en la eliminación de la
capa blanca sobre la que se imprimían los colores que ahora se imprimen directamente sobre
el cartón natural. Con esto se consigue:

  • una reducción del impacto visual de los productos en los lineales
  • un envase 100% reciclable
  • un envase con más de un 60% de origen vegetal que en un futuro muy cercano se
    espera que sea superior al 80%
  • una disminución del 53% en las emisiones de CO2

En los nuevos envases también se explica la apuesta de la compañía por la protección de la avutarda, reservando 250 Ha dentro de su finca de naranjos de Huelva, para respetar el hábitat natural de este ave esteparia que actualmente se encuentra en peligro de extinción.

Objetivo de los 3 ceros

En Cítricos del Andévalo, Don Simón no solo elabora zumos naturales con naranjas de calidad con mucho mimo y grandes dosis de tecnología, sino que la fábrica es también un ejemplo pionero a nivel mundial en lo que a cuidados del medio ambiente se refiere.

Don Simón

Y en el ámbito medioambiental cobra especial importancia lo que se conoce como “Meta u Objetivo de los 3 ceros” que consiste en trabajar bajo estas tres premisas:

Cero emisiones contaminantes

Gracias a los árboles, se reducen las emisiones de CO2 equivalentes a más de un millón de coches durante un día. Por otro lado, en los procesos que se llevan a cabo en la planta se genera biogás metano a partir de la depuración del vertido, y con ello se reduce en un 40% el consumo de gas natural (combustible fósil), así que se reaprovecha la energía procedente de productos de desecho.

Cero consumo neto de agua

Todo el agua que se consume en la planta se depura y se reutiliza íntegramente para el riego de la plantación de naranjos ubicada en la finca.

Gracias a un ciclo de limpieza modificado que utiliza potasa en vez de sosa, se obtiene un abono excelente que puede ser utilizado para el riego de los naranjos.

Cero residuos

Con este objetivo se busca revalorizar la piel de las naranjas, único residuo que se genera en la planta, para crear productos de valor añadido (como se verá a continuación).

Subproductos de la fabricación de los zumos de naranja Don Simón

Don Simón

Siguiendo el hilo del apartado anterior, la piel de naranja es el residuo por excelencia en este tipo de industria. Una vez realizado el proceso de elaboración del zumo nos encontramos con que tenemos la misma cantidad de zumo que de pieles de naranja.

Para poner en valor el residuo, del que se obtienen 200 000 Tm/año, se llevan a cabo una serie de operaciones que permiten obtener un conjunto de subproductos monetizables.

Alimento para animales

La piel de naranja deshidratada, compactada y reducida a pellets se usa como pienso para ganado. Con esta técnica se obtienen 20 000 Tm/año.

Obtención de D-Limoneno

Se extraen 400 Tm /año y es una sustancia que se utiliza para la elaboración de detergentes y desengrasantes.

Aceites esenciales

El volumen obtenido es del mismo orden que el anterior, unas 400 Tm/año. Se utilizan en la industria cosmética como perfumen y en la alimentaria como saborizantes.

Botellas hechas con la piel de la naranja

En la actualidad la planta trabaja conjuntamente con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial de la Universidad de Sevilla en un proyecto consistente en la obtención de una botella a partir de las pieles de la naranja.

Los productos Don Simón

don simón

Aparte de la planta de Huelva en la que se exprimen y envasan los zumos de naranja con y sin pulpa, el zumo de melocotón y el zumo de mandarina, Don Simón posee otras plantas de procesado a lo largo de la geografía española.

Planta de Almería

La Sierra de Gádor, junto al valle del río Andarax, es conocida  por la buena calidad de sus naranjos y por ser Almería la mayor productora de hortalizas de Europa. En esta zona privilegiada es donde se sitúa la planta para la elaboración del zumo exprimido ecológico refrigerado, gazpachos, cremas y caldos, todos ellos productos 100% naturales. En esta planta se procesan el Caldo de Cocido, Caldo de pescado y marisco, Caldo de pollo, Caldo de verduras, Gazpacho Gourmet, Gazpacho suave, Gazpacho Tradicional y salmorejo.

Planta de Daimiel

En La Mancha (Daimiel), el Mayor Viñedo del Mundo, se encuentra la Gran Bodega y Planta de Zumos que cuenta con la tecnología y automatización de envasado más moderna de Europa, con unas instalaciones industriales de más de 120.000 m2, con capacidad de almacenar 75.000 palets totalmente robotizadas. De esta fábrica salen el Mosto Don Simón, Tinto de Verano y Sangría.

Planta de Jumilla

La planta de de Jumilla se construyó en los inicios de la década de los 70, cuando se trasladó la Bodega 1890, ubicada en el Centro del Pueblo desde su fundación, a las afueras de Jumilla.

En ella se instaló el primer tren de embotellado de alta velocidad (18.000 botella/hora) y allí nació en 1945 la marca “Castillo San Simón”, un vino procedente de los viñedos de la Familia.

Es también el origen, en la década de los 80, del nacimiento del vino Don Simón y posteriormente en los 90 de los zumos, mosto y sangría también bajo la misma marca. En la actualidad ahí se elaboran los vinos Don Simón Blanco, Rosado y Tinto.

Visita DonSimon.com