Coca-Cola con café, la bebida para los más indecisos
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Coca-Cola con café, la bebida para los más indecisos

Coca-Cola con café, la bebida para los más indecisos

Coca-Cola con café es el nuevo sabor de la popular bebida que saldrá a la venta en Japón dentro de unos días, perfecta para los que odian tener que decidir.
En:

Confiesa que más de una vez, cuando el sopor veraniego se apodera de ti pero no tienes más remedio que seguir dándolo todo en el curro te has visto en la tesitura de tener que elegir cuál es la mejor opción para inyectarte ese chute de cafeína que te permita salir airoso de la situación.

En ese momento, la decisión entre optar por una refrescante bebida de cola o un café bien cargado con sus correspondientes hielos puede ser difícil. Es más, puede que alguna vez hasta hayas pensado que para qué elegir, mejor uno de cada y asunto arreglado. Eso sí, juntos, pero no revueltos.

Coca-Cola con café, la solución para cuando no te decides

Y va a ser en Japón donde a partir del próximo lunes 17 de septiembre salga a la venta una nueva versión de Coca-Cola con café, para que no haya que darle más vueltas si eres un japonés indeciso o si te entra el sueño mientras estás haciendo turismo por el país del Sol Naciente.

Este lanzamiento tiene lugar después de que el año pasado por estas fechas se lanzase una edición limitada de este nuevo sabor de Coca-Cola que se puso a la venta en máquinas expendedoras de Kanto y Tokohu al sur de Japón. En ese momento, la nueva y doblemente cafeinada bebida causó furor por lo que este año han decidido lanzarla a nivel nacional para su venta en máquinas expendedoras y en supermercados.

La formulación de esta nueva Coca-Cola con sabor y aroma a café tiene unos contenidos 5 gramos de azúcar y 20 kcal por cada 100 ml, y se pondrá a la venta en latas de 250 ml, por lo que el total de azúcar en una lata será de 10 g (2.5 terrones para que os imaginéis la foto de turno).

Ojo, que la idea de la Coca-Cola con café no es nueva


Si piensas que esto de mezclar bebidas con cafeína es algo revolucionario y novedoso, te equivocas, pues la propia Coca-Cola presentó hace más de 10 años Blāk, una Coca-Cola con sabor a café. Aunque no sólo tenía el sabor, sino que también compartía el aroma e incluso una sensación similar a la de la espuma típica de esta bebida.

Estuvo disponible desde mediados de 2006 hasta 2008 en países como Francia, Canada, República Checa, Lituania , Eslovenia y Estados Unidos, con la diferencia de que las versiones europeas y canadiense estaban elaboradas con azúcar y la estadounidense utilizaba como endulzantes el sirope de maíz alto en fructosa, aspartamo y acesulfamo potásicos.

Y antes de eso, entre los años 1994 y 1996, hace casi un cuarto de siglo, en Pennsylvania, Pepsi, el eterno rival de la Coca-Cola tuvo a la venta una bebida llamada Pepsi Kona, cuyo nombre hace referencia a un modelo de cafetera que permite elaborar cafés de gran calidad, y que también era un refresco de cola con sabor a café.

Así que, aunque pueda parecer un inventazo, a ver cuánto les dura a los japoneses.