Beber cerveza en el espacio ya es posible y es de una marca española
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

La cerveza para beber en el espacio ya existe y es española

La cerveza para beber en el espacio ya existe y es española

Los astronautas y los futuros turistas espaciales podrían beber cerveza en el espacio si la NASA da el visto bueno a dos cerveceras.

La cervecera catalana Moritz acaba de presentar “Moritz Space Beer“, una cerveza hecha en la Tierra para ser consumida en el espacio.

El motivo de este anuncio ha sido la celebración del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges (Cataluña) que se celebra desde el pasado día 4 hasta el próximo 14 de octubre y aprovechando que esta nueva edición está dedicada al clásico ‘2001: Una Odisea en el espacio’. La excusa perfecta para preparar una cerveza que pueda viajar en una nave espacial.

Segundo intento de llevar cerveza al espacio

beber cerveza en el espacio

No es la primera vez que una fábrica de cervezas intenta enviar una de sus creaciones al espacio. Hace tan solo unos meses la cervecera australiana 4 Pines Brewing, asociada con otra empresa del mismo país, la Saber Astronautics, anunciaba la creación mediante biotecnología alimentaria de una cerveza apta para ser consumida en el espacio. La denominaron Vostok Space Beer.

La cervecera australiana trabajó durante ocho años para conseguir que su cerveza tuviese un buen sabor y parece ser que están satisfechos con el resultado logrado. Sin embargo, no consiguieron el dinero suficiente para llevar a cabo su proyecto.

En España, Moritz  ha trabajado muy duro junto con la agencia de publicidad Snoop para desarrollar una cerveza que se pueda consumir en el espacio. Así, los astronautas también podrían, por fin, llegar a disfrutar de una de las bebidas más consumidas en la Tierra.

Inconvenientes de beber cerveza en el espacio

beber cerveza en el espacio

Aunque para ello existen varios inconvenientes, principalmente aquel para que una bebida o comida nos guste: su sabor. Y es que la cerveza no sabe igual en la Tierra que en el espacio. Además, la carbonatación podría producir efectos secundarios en los consumidores de cerveza fuera de la Tierra. “En el espacio, con la ausencia de gravedad, las burbujas de dióxido de carbono en las bebidas carbonatadas pasan por el aparato digestivo de un astronauta y pueden causar efectos adversos“, afirma la NASA.

Otro problema a tener en cuenta es la gravedad cero, pues los líquidos no se comportan igual en el espacio exterior que en la Tierra, por eso los astronautas utilizan productos en barras para poder comer o beber. “En un ambiente sin peso, las burbujas de dióxido de carbono no son flotantes, por lo que permanecen distribuidas al azar en el seno del fluido y el resultado puede ser un desastre espumoso“, asegura la NASA en su página web cuando habla sobre la cerveza y otras bebidas con gas.

La NASA tiene la última palabra

beber cerveza en el espacio

En nuestro país, la cerveza es la bebida más consumida en celebraciones con amigos y en familia, así que no es de extrañar que unas cañas apetezcan también entre astronautas. De hecho, la cervecera Moritz ha enviado muestras de sus cervezas espaciales al que fue astronauta de la Agencia Espacial Europea Pedro Duque, actual ministro de Ciencia y Universidades.

Quién sabe si este puede ser un paso más para que, tanto los astronautas como los futuros turistas espaciales, puedan tomarse una cerveza bien fresquita en el espacio.

De esta manera, para la cervecera Moritz, una vez superados los retos de evitar la carbonatación para que su cerveza de consumo espacial no siente mal a los astronautas o a futuros turistas espaciales y de que la cerveza también tenga un buen sabor, tendrá que esperar a la aprobación por parte de la NASA y de la Agencia Espacial Europea, pues son estas organizaciones las que tienen la última palabra para garantizar la seguridad de los astronautas.

A diferencia de la cervecera australiana, Moritz sí que ha logrado enviar muestras de su cerveza espacial a la NASA y a la Agencia Espacial Europea, por eso, aunque a día de hoy siguen sin respuesta por parte de ambas organizaciones, es posible que la española esté un pasito más cerca de conseguirlo.

Desde Cocinillas esperamos que el ‘sí’ llegue pronto y que entre las opciones de relax de los astronautas y los turistas espaciales esté una buena cerveza fría.