Galletas de calabaza para Halloween, receta para que los peques se lo pasen de miedo
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Galletas de Halloween con calabaza, receta para hacer con los peques y pasárselo de miedo!

Galletas de Halloween con calabaza, receta para hacer con los peques y pasárselo de miedo!

Estas galletas de calabaza son las mejores para celebrar Halloween y lo mejor es que no faltarán voluntarios para ayudar a hacerlas.

Preparación : 30 min  Horneado : 15 min  Dificultad : Muy fácil


A los peques les encanta participar en la cocina, pero si es para hacer galletas más, y si es para hacer galletas con formas terroríficas ya ni te cuento!

Esta sencilla, rápida y deliciosa masa de galletas de calabaza, se hace en un momento, no necesita reposo y los peques serán expertos moldeadores en menos de un minuto.

Ingredientes para 60 galletas de calabaza pequeñas


  • Mantequilla a temperatura ambiente, 170 g
  • Azúcar, 120 g
  • Puré de calabaza, 60 g (*)
  • Canela, ¼ de cucharadita
  • Nuez moscada, una pizca
  • Esencia de vainilla, ¼ de cucharadita
  • Sal, una pizca
  • Harina, 290 g

(*) El mismo puré de calabaza que hicimos para el bizcocho de calabaza.

Preparación de las galletas de calabaza


1: Amasamos los ingredientes

galletas de calabaza para halloween

Precalentamos el horno a 175ºC.

En un bol batimos la mantequilla blanda y el azúcar durante un minuto. Si te olvidaste de sacar antes la mantequilla de la nevera, con 15 segundos en el micro la tienes lista. Utilizaremos para batir los ganchos de amasar de nuestra batidora de mano (un utensilio que aconsejo para cocinillas sin espacio para un robot de los que ocupan media encimera).

Añadimos el puré de calabaza (simplemente metiendo unos trocitos de calabaza pelada y troceada en el micro durante unos minutos ya está blandita, la pisamos con un tenedor y lo tenemos listo, la proporción sería de 10 minutos cada 1 kg de calabaza), y seguimos batiendo junto con la canela, la nuez moscada, la vainilla y la sal.

Cuando esté todo muy bien integrado añadimos poco a poco la harina, en tres veces, batiendo hasta que esté incorporada de cada vez.


2: Estiramos la masa de galletas de calabaza

galletas halloween

En la mesa colocamos un papel de hornear y le espolvoreamos harina, formamos una bola con la masa y la colocamos encima de  ese papel. Espolvoreamos un rodillo con harina y estiramos la masa hasta que tenga medio centímetro de grosor más o menos.


3: Damos forma a las galletas de calabaza

Con el cortador de galletas, en esta ocasión unos especiales que encontré de Halloween, vamos cortando la masa y colocando las galletas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Esta masa mantiene muy bien la forma y no crece, por lo que no hace falta que estén tan separadas unas de otras como con otras recetas de galletas.

Estos moldes cortan y hacen dibujos al apretar el  pulsador, por lo que no hace falta ni ponerles un glaseado para que tengan un aspecto profesional, y a la vez al volver a apretar el pulsador sobre la bandeja salen fácilmente. De vez en cuando es conveniente meterlos en un platito con un poco de harina para que no se pegue la masa.


4: Horneamos las galletas de calabaza

Las horneamos unos 15 minutos o hasta que empiecen a dorarse, es importante vigilarlas a partir de los 10 minutos porque cada horno es diferente y se pueden quemar con facilidad. También dependerá del grosor de las galletas, así que hay que intentar que no queden demasiado finas.

Sacamos la bandeja del horno, dejamos sobre una rejilla y preparamos la segunda hornada.


5: Servir

galletas de calabaza

Las galletas que salen con estos moldes en particular son pequeñas pero perfectas , muy fáciles de hacer e ideales para compartir.

 

Resultado


 A los peques les encantó estirar con el rodillo la masa, darles forma a las galletas de calabaza, comerlas, preparar la decoración del plato, y poder llevarlas  en una bolsita al cole para compartir con sus compañeros y para celebrar esta fiesta tan terroríficamente divertida y tan llena de posibilidades en la cocina.

Me sorprendió mucho lo rápido que se organizaron para turnarse con los moldes y el rodillo, no hubo ni una discusión! Ya estamos deseando repetirlas, y la masa es tan buena que la repetiré seguro con otros sellos y moldes. ¡Ya estoy pidiendo los de Navidad! ¡Que no falta nada!

Debido a mi escasa habilidad de amasar y moldear lindas galletas sólo he necesitado un par de cachivaches de cocina extra pero muy baratos, una batidora de mano que incorpora varillas y ganchos para masas, y unos moldes de Halloween muy sencillos de utilizar.

Y si te sientes más artístico y con ganas de llenar la mesa de platos vistosos y terroríficos, te damos unas cuantas ideas más :