Bizcocho de yogur, receta básica y 5 ideas para tunearlo con las que te harán la ola
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Bizcocho de yogur, receta básica y 5 ideas para tunearlo con las que te harán la ola

Bizcocho de yogur, receta básica y 5 ideas para tunearlo con las que te harán la ola

El bizcocho de yogur no falla nunca y como es una receta muy básica la puedes tunear de muchas maneras hasta dar con tu bizcocho favorito.

Preparación : 10 min  Horneado : 45 min  Dificultad : Muy fácil


Llevar un bizcocho de yogur a cualquier sitio es garantía de éxito, una comida familiar, una reunión de amigos, la merienda del cole, o simplemente para desayunar. Pero si esta receta tan sencilla la varias un poquito cada vez que la hagas, ya te aplauden !!

“Ya me pasarás la receta” me dicen cada vez, “Es el bizcocho de yogur de siempre!!”

Puedes prepararlo con más o menos cuidado, pero siempre sale, es lo que tienen estas recetas, una vez que la encuentras, ya no puedes dejarlas escapar, porque con solo una pequeña variación ya parece que has ampliado tu recetario.

Ingredientes para el bizcocho de yogur básico


  • Yogur, 1
  • Aceite de girasol o de oliva suave, 1 medida de yogur
  • Azúcar, 2 medidas de yogur
  • 3 huevos
  • Ralladura de 1 limón o de 1 naranja
  • Harina, 3 medidas de yogur
  • Levadura, 1 sobre
  • 1 pizca de sal

Preparación del bizcocho de yogur


1: Mezclar los ingredientes

bizcocho yogur

Precalentamos el horno a 200ºC.

La gracia de esta receta está en que no necesitamos ni báscula para prepararla, pues solo utilizaremos el recipiente del yogur para medir los ingredientes. En un bol batimos con las varillas un yogur con el aceite y el azúcar. Le añadimos los huevos y la ralladura de limón y seguimos batiendo, puedes añadirle también un poquito del zumo de medio limón. A continuación añadimos la harina, la levadura y la sal y batimos hasta que quede una crema homogénea sin grumos.

Vertemos la masa en un molde engrasado y enharinado (en vez de harina si le pones pan rallado queda también estupendo), o también puedes cubrir todo el molde con papel de horno.


2: Hornear el bizcocho de yogur

bizcocho yogur

Metemos el molde en el horno a media altura y bajamos la temperatura del horno a 180ºC. Horneamos 45 min, o hasta que al pinchar con cuchillo fino, una brocheta de madera o mismo un espagueti, éste salga limpio.


 

5 ideas para triunfar tuneando tu bizcocho de yogur

Nunca me canso de hacer este bizcocho, y lo mejor de todo es que admite muchas variaciones, tantas como alcance vuestra imaginación! Estas son algunas de mis preferidas :

Bizcocho de yogur con manzana y arándanos

bizcocho yogur

Antes de hornear, ponemos por encima una manzana pelada y bien picada, podemos añadir unos arándanos, preferiblemente frescos. Espolvoreamos con un poco de azúcar y al horno. Es el tuneo perfecto para cuando los frutos rojos están en temporada y puedes cambiar los arándanos por moras o frambuesas, o usar una mezcla de las tres bayas.

Bizcocho de yogur con melocotón en almíbar

bizcocho yogur

Antes de meterno en el horno, colocamos por encima de la masa un melocotón troceadito, puede ser natural o en almíbar cuando los melocotones no estén en temporada. Si usas melocotones en almíbar puedes añadir un par de cucharadas del almíbar a la masa en vez del zumo de limón para que el sabor sea más intenso.

Bizcocho de yogur chocolateado

bizcocho yogur

Sustituimos media medida de harina por media de cacao sin azúcar y resultará un bizcocho con sabor intenso a chocolate negro.

Bizcocho de yogur de calabaza y chocolate 

Añadimos 100 g de puré de calabaza -ojo, no puré de calabaza del que te harías para comer, sino del que se usa para repostería que no es más que calabaza cocida o asada hasta que esté blandita, bien escurrida y triturada- y dos cucharadas de cacao sin azúcar, y el resultado será un bizcocho de chocolate con un extra de jugosidad sorprendente que recuerda a un brownie pero mucho menos grasiento.

Tarta de cumpleaños con relleno de nata y fresas 

bizcocho yogur

Solo necesitaremos a mayores 500 ml de nata y 500 g de fresas. Otra variante de esta tarta que también nos gusta mucho es utilizando melocotones en almíbar, cuando no es época de fresas estos melocotones son una solución muy apañada.

La mitad de las fresas las troceamos y con 2 cucharadas de azúcar las dejamos macerar una hora por lo menos.

Montamos la nata con 3 cucharadas de azúcar. La mitad de la nata la metemos en una manga pastelera, y la otra mitad la mezclamos con las fresas maceradas escurridas, el líquido que quede lo usaremos ahora.

Horneamos el bizcocho en un molde redondo. Cuando el bizcocho esté frío lo cortamos a la mitad, mojamos cada parte con un poco del líquido de las fresas -o del almíbar de los melocotones- y echamos la mitad de la nata sobre la parte inferior. Cubrimos con la otra parte del bizcocho y adornamos haciendo círculos con el resto de la nata. Cortamos en láminas finas el resto de las fresas y adornamos la tarta por encima y por los laterales. Unas velitas y ya tienes una tarta de cumpleaños casera superfácil.

Con una receta básica de bizcocho de yogur , un poco de imaginación y nada de miedo a equivocarte, conseguirás resultados asombrosos, a seguir experimentando!!