Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri casera
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri casera

Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri casera

Con esta receta de churrasco de ternera al horno, no tienes que esperar a que sea verano y organices una barbacoa para disfrutarlo.
En:

Preparación: 45 min (más el tiempo de macerado)    Dificultad: Fácil     Personas: 3


Vamos a preparar un churrasco de ternera al horno, una manera distinta a la que estamos acostumbrados por estos lares, ya que lo vamos a comprar de un grosor mucho mayor al habitual y no lo vamos a preparar a la plancha. Además, aprenderemos a preparar de una manera muy sencilla y rápida la auténtica salsa chimichurri argentina 100% casera.

Ingredientes


  • Churrasco de ternera de un par de dedos de grosor (al menos 4-5 cm),  1 kg
  • Patatas fritas, para acompañar
  • Salsa chimichurri casera
  • Vino blanco, 150 ml

Para la salsa chimichurri casera:

  • Ajo, 4 dientes
  • Vinagre blanco (o de manzana, sidra…), 100 ml
  • Aceite de oliva virgen extra, 50 ml
  • Aceite de girasol, 50 ml
  • Orégano seco, 2 cdas
  • Ají molido picante, 1/2 cda
  • Polvo de ñora, 1/2 cda
  • Pimentón dulce, 1/2 cda
  • Hierbas provenzales, 1/2 cda
  • Salvia, 2 o 3 hojas
  • Laurel, 1 hoja
  • Sal
  • Pimienta negra en grano

Cómo hacer un churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri


01: Preparamos las tiras de churrasco de ternera

Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri - Paso 1

Si queremos preparar unas tiras de churrasco de ternera en el horno es importante tener en cuenta que debemos ser previsores y pedir al carnicero con antelación unas tiras de churrasco de ternera de un grosor mayor al habitual de las piezas que ya nos encontramos envasadas o precortadas en nuestro supermercado o carnicería de confianza.

Para hacer churrasco de ternera al horno debemos adquirir tiras de unos dos dedos de grosor, un mínimo de 4 cm y preferiblemente entre 5 y 6 cm. Si utilizásemos para hacer esta receta de churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri tiras de churrasco del grosor habitual (unos 2 cm) la carne os quedará superseca, ya que este corte está pensado para cocinarlo a la plancha o a la parrilla, que es como más frecuentemente se prepara esta carne tan sabrosa.


02: Preparamos nuestra salsa chimichurri casera

Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri - Paso 2

Preparar un auténtico chimichurri casero como el que podría preparar cualquier argentino para aderezar toda carne a la parrilla es bien sencillo. Para elaborar la salsa chimichurri casera con la que acompañaremos el churrasco de ternera asado al horno añadimos a un cazo el aceite de girasol, el aceite de oliva virgen extra y el vinagre. Añadimos también todo el resto de especias secas o en polvo, así como las hierbas aromáticas y los dientes de ajo, que previamente majaremos con la ayuda de un mortero. Añadimos también unas 15-20 bolas de pimienta negra en grano. Removemos bien la mezcla de todos los ingredientes

Ponemos el cazo al fuego y esperamos a que la mezcla comience a hervir. Llegado ese momento, retiramos del fuego y dejamos que pierda temperatura poco a poco. Una vez la mezcla vuelva a temperatura ambiente y se potencie con el sabor de todos y cada uno de los ingredientes, ya tendremos nuestra salsa chimichurri casera lista.


03: Maceramos el churrasco de ternera en la salsa chimichurri casera

Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri - Paso 3

Para que el churrasco de ternera al horno nos quede mucho más sabroso vamos a macerar la carne con la salsa chimichurri. Así su intenso sabor se infiltrará en la carne y esta quedará mucho más jugosa y sabrosa.

Salamos generosamente las tiras de churrasco por ambas caras y las colocamos sobre una bandeja. Volcamos sobre el churrasco a continuación toda la salsa chimichurri casera que hemos elaborado previamente, que ya deberá estar fría o a temperatura ambiente. Intentad que la bandeja sea lo más ajustada posible en dimensiones a vuestras piezas de churrasco, para que así nuestra salsa chimichurri casera cubra la mayor parte posible del churrasco de ternera.

Tapamos con film transparente la bandeja con el churrasco de ternera y la salsa chimichurri y la introducimos en el frigorífico durante al menos 6-8 horas. Si el chimichurri no cubre totalmente la carne, podéis dar la vuelta a las tiras de churrasco de ternera a la mitad del tiempo de macerado para que esta se impregne de la salsa de la misma manera por ambas caras.


04: Cocinamos el churrasco de ternera al horno untándolo con nuestra salsa chimichurri casera

Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri - Paso 4

Pasado el tiempo de macerado, sacamos el churrasco de ternera del frigorífico y lo sacamos de la salsa chimichurri. Posamos las tiras de churrasco sobre una bandeja apropiada para hornear y añadimos el vino blanco. Pincelamos la carne con parte de la salsa chimichurri que hemos preparado nosotros mismos y con la que hemos macerado previamente el churrasco.

Introducimos la bandeja en el horno previamente precalentado a 200º C y cocinamos unos 35 minutos para que la carne quede en su punto, firme pero jugosa y llena de sabor. Durante la cocción iremos pincelando el churrasco de ternera con la salsa chimichurri casera, para hidratar la carne y que su sabor se siga potenciando.


05: Servimos el churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri y su guarnición

Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri - Paso 5

Una vez asada la carne, servimos el churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri. Además de la guarnición, que en este caso consiste en unas siempre cumplidoras y deliciosas patatas fritas, podemos acompañarlo de más salsa chimichurri (ya sea por encima, a un lado o en un cuenco aparte).

Resultado final


Churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri - Resultado

Para preparar este churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri debemos tener en cuenta las peculiaridades de esta carne. El churrasco de ternera lo conocemos en nuestro país como una pieza que consiste en una tira de carne que se obtiene del corte trasversal de la falda de ternera, es decir, cortando perpendicularmente a la dirección de las costillas de la propia ternera, partiendo varias costillas en cada tira de churrasco de ternera obtenida. En España el churrasco suele consumirse de un grosor fino, ya que habitualmente se cocina a la plancha, vuelta y vuelta.

En Argentina en cambio se conoce como churrasco de ternera lo que nosotros conocemos como un simple filete, es decir, una loncha de carne sin hueso que se puede cocinar brevemente a la plancha o a la sartén. Lo que nosotros conocemos como churrasco de ternera se denomina allí, especialmente en la zona de Río de la Plata, como tira de asado, y se corta de un grosor mucho mayor al que estamos acostumbrados en nuestro país, ya que se cocina tradicionalmente gracias a la tranquilidad de la parrilla, donde la cocción se produce de manera más intensa y auténtica. Como en la pieza de la tira de churrasco está presente el hueso de las costillas de la ternera es importante que compréis la carne del grosor adecuado a la cocción que le vayáis a dar, ya que luego es complicado cortar el hueso con los cuchillos y herramientas de cocina que podemos tener en casa los cocineros aficionados.

Cuando cocinamos el churrasco asado al horno debemos tener en cuenta las particularidades de esta carne y utilizar unas tiras de churrasco bien gruesas, para que la carne quede jugosa y muy sabrosa. Es un corte que quizás os resulte más firme que otros a los que estamos acostumbrados, pero en ningún caso queda duro ni seco, sino que resulta muy sabroso y agradable.

La salsa chimichurri casera es el acompañamiento por excelencia de este tipo de carne, un aderezo intenso y lleno de contrastes de sabores que le va como anillo al dedo a esta pieza de carne tan singular. Probad a preparar esta rica salsa ya sea para acompañar este churrasco de ternera al horno con salsa chimichurri o para acompañar otro tipo de carne asada o a la parrilla, ya que aunque sea una salsa muy fácil de preparar termina resultando tremendamente buena y resultona.