Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché, receta para disfrutar cuidándose

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché, receta para disfrutar cuidándose

Las judías, según se preparen pueden ser un plato insulso o un pequeño manjar de dioses como estas judías verdes salteadas con cecina y huevo poché.

Preparación: 20 min     Dificultad: Fácil     Personas: 2


¿Apetece algo calentito y rico pero ligero? No digas más, porque aquí os presentamos estas judías verdes salteadas con cecina y huevo poché, una receta fácil, rápida y asequible que puede ser una cena perfecta o una comida ideal cuando no queramos excedernos. ¡Toma buena nota!

Ingredientes


  • Judías verdes, 400 g
  • Dientes de ajo, 6
  • Cecina cortada en finas lonchas, 60 g
  • Huevos, 2
  • Pimentón dulce, 5 g
  • Tomate concentrado, 10 g
  • Salsa de soja, 10 ml
  • Vinagre, 2 cdas
  • Guindilla cayena, 1
  • Aceite de oliva virgen extra, unas 3 cdas
  • Sal

Cómo hacer unas sabrosas judías verdes salteadas con cecina y huevo poché


01: Limpiamos las judías verdes

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché - Paso 1

Para limpiar las judías verdes las lavamos en agua fría y las escurrimos muy bien. A continuación, cortamos las puntas de cada judía verde y posteriormente en tres trozos más o menos iguales.

Por último retiramos las hebras de los laterales de las judías verdes, que resultan bastante desagradables una vez nos los llevamos a la boca. Podemos retirar esas hebras cortando con un cuchillo muy bien afilado o, mejor aún, con la ayuda de un pelador de verduras.


02: Cortamos las judías verdes

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché - Paso 2

Una vez tengamos limpias, peladas y troceadas las judías verdes, las abriremos a la mitad con mucho cuidado y paciencia, ayudándonos de un cuchillo o una puntilla bien afilados, de modo que separemos cada una de sus caras en partes iguales, dejando al descubierto las semillas de su interior. Retiramos estas semillas y cortamos las judías verdes por la parte interior de la vaina (para que el cuchillo no se nos resbale) en una juliana muy fina, de apenas unos mm de grosor.

Una vez cortadas las judías verdes en juliana, ya las tenemos listas para preparar estas judías verdes con cecina y huevo poché.


03: Preparamos el resto de los ingredientes

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché - Paso 3

El cocinado de estas judías verdes salteadas con cecina y huevo poché es muy muy veloz y conviene tener todos los ingredientes listos y ya preparaditos antes de encender los fuegos, ya que luego irá todo muy rápido y no queremos andar luego con prisas cortando y preparando los ingredientes mientras la base de estas judías verdes salteadas se nos está yendo de las manos.

Pelamos por tanto los dientes de ajo y los cortamos en láminas muy finas. Además, añadiremos tanto el pimentón dulce como la salsa de soja a un cuenco y mezclaremos ambos ingredientes hasta obtener una especie de pasta uniforme.

Por otro lado, cogemos la mitad aproximadamente de la cecina en lonchas y la cortamos en pequeños trozos o taquitos.

Por último, ponemos agua a hervir en una cazuela lo suficientemente grande para cocinar en ella los huevos poché.


04: ¿Cómo hacer el huevos escalfado o huevo poché?

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché - Paso 4

Una vez tengamos la mise en place lista con todos los ingredientes de estas judías verdes con cecina y huevo poché a mano y ya preparados, vamos a cocer los huevos poché.

¿Cómo hacer huevos escalfados o huevos poché? Pues hay varios métodos, todos ellos buenos aunque cada uno tiene sus particularidades y el resultado difiere un tanto entre uno y otro método.

Para hacer un huevo poché o escalfado de manera tradicional, cascamos el huevo en un cuenco y lo salpimentamos. Una vez el agua que hemos puesto a calentar previamente arranque a hervir, añadimos el vinagre y un poco de sal y bajamos el fuego. Hacemos un pequeño remolino en el agua y cuando este comience a terminar de girar echamos en el agua el huevo, con cuidado. Cocemos el huevo escalfado o huevo poché unos 2-3 minutos, prestando atención a que el agua no llegue a hervir o lo haga muy levemente.

Cuando veamos que la clara está ya cocinada, retiramos el huevo escalfado o huevo poché delicadamente con la ayuda de una espumadera.


05: Salteamos las judías verdes y añadimos la cecina y el resto de los ingredientes

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché - Paso 5

Solo nos queda saltear las judías verdes con el resto de los ingredientes, proceso que, como hemos dejado todo preparado antes, será cosa de coser y cantar.

Añadimos a una sartén unas 3 c. sop. de aceite de oliva virgen extra y la ponemos a fuego medio-alto. Añadimos el ajo laminado y la guindilla y rehogamos hasta que los ajos comiencen a bailar y a cambiar ligeramente de color.

Añadimos entonces las judías verdes cortadas en juliana, salamos con prudencia y removemos bien para saltear el conjunto. Bajamos el fuego a una intensidad media y seguimos rehogando unos 4 minutos más. En ese punto en el que las judías verdes empiezan a estar cocinadas pero permanecen aún crocantes y deliciosas, añadimos la mezcla de pimentón y salsa de soja y rehogamos con las judías verdes unos instantes. Añadimos entonces los taquitos de cecina y el tomate concentrado y terminamos de saltear las judías verdes con todo el resto de ingredientes un par de minutos más.


06: Servimos las judías verdes salteadas con cecina y huevo poché

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché - Paso 6 - Resultado

Servimos las judías verdes con cecina y huevo poché, colocando  en el plato una base con las judías verdes salteadas, posando las lonchas restantes de cecina de manera vistosa, para que el plato adquiera volumen y resulte apetitoso, y posando el huevo poché en el centro.

Resultado final


Las judías verdes son una leguminosa muy sabrosa y rica que nos ayuda a introducir verdura en nuestra dieta, pero no siempre se prepara como se merece un producto así. Quién no ha comido un plato de judías verdes terriblemente anodino, con unos trozos inmensos de judías verdes blandos, deshechos y de color pardo por la sobrecocción, con un sabor plano y simplón.

Yo era uno de ellos, hasta que descubrí las bondades de preparar las judías verdes salteadas en vez de cocidas y cortadas en tiras muy finas, para que al saltearse se cocinen pero perdure todo su frescor y su textura.

En esta ocasión y como tenía tiempo de sobra para dedicar a estas judías verdes con cecina y huevo poché, las hemos quitado también las semillas de su interior, para así obtener unas tiras finas de judías verdes perfectamente limpias y sin ningún tipo de resistencia. Esto último es un tanto trabajoso y es totalmente opcional, pero me pareció interesante sugeriros esta forma de cortar las judías verdes para que la probéis cuando tengáis tiempo y os apetezca ver cómo quedan así a pesar del curro extra.

Por supuesto podéis sustituir la cecina de esta receta por otro ingrediente como puede ser un buen jamón, pero el ahumado de la cecina de León y la intensidad de la carne de vaca conjugan a la perfección con la autenticidad de estas judías verdes. Además es un producto sanísimo y su proceso de elaboración es maravilloso y totalmente artesanal.

Judías verdes salteadas con cecina y huevo poché, una receta diferente de un plato de toda la vida.

Otro método para escalfar un huevo o hacer un huevo poché

Otro de los métodos más frecuentes para escalfar un huevo aparte del descrito en la receta es el denominado huevo flor, esto es, escalfar el huevo formando un paquetito con film transparente que recoja el huevo y permita que este se escalfe manteniendo la forma redonda del paquete que le hemos preparado. Las estrías que forma el papel film al cerrar el paquetito se marcan en el huevo escalfado y de ahí ese nombre tan llamativo de “huevo flor”.

Para preparar los huevos poché usando este método, debemos coger un cuenco pequeño y hondo y presionar un trozo de film transparente hacia su fondo, para que se produzca en él una concavidad en la que podamos añadir el huevo. Se engrasa el papel film con aceite de oliva, se casca el huevo sobre él y se salpimienta. A continuación, llevamos cada extremo del papel film hacia el centro, hasta formar un paquetito con el huevo en su interior. Atamos el paquetito con hilo de cocina o de bramante y ya los tendremos listos para cocerlos.

Por último, se introducen los huevos flor en un agua que acabe de empezar a hervir y se dejan cociendo en ella a fuego lento entre 3 y 4 minutos. Una vez cocidos los huevos flor o huevos escalfados, se sacan del agua caliente y se introducen en agua y hielos para cortar así la cocción rápidamente. Se retira el film transparente con cuidado, se rescata el huevo  poché con delicadeza y se sirve sobre el plato que queramos coronar con él.