Menú del día equilibrado para el lunes 12 de noviembre de 2018
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Menú del día equilibrado para el lunes 12 de noviembre de 2018

Menú del día equilibrado para el lunes 12 de noviembre de 2018

Aquí os dejamos nuestra nueva propuesta de menú del día equilibrado, rápido y fácil para el lunes 12 de noviembre de 2018.
En:

Comienza hoy la semana que nos llevará al ecuador del mes de noviembre, el ecuador del otoño, por eso eso el menú de hoy no puede ser más de esta temporada en la que alimentos como castañas y calabazas son protagonistas. Y en esos alimentos se basa el menú de hoy.

Menú del día equilibrado para el lunes 12 de noviembre de 2018

Lo bueno que tienen tanto castañas como calabazas es que si se guardan en un sitio fresco, seco y oscuro nos duran un montón de tiempo en casa. Eso es genial, porque podemos comprar en cantidades más o menos generosas a productores locales y nos saldrá mucho más barato.

Primer plato

 

menu del dia

Antes de que los más puristas se me echen encima y me digan que si el pisto lleva o no lleva esto o aquello os diré que, según la RAE, un pisto es una “fritada de pimientos, tomates, huevo, cebolla o de otros alimentos, picados y revueltos.” Quiero con esto decir, que aunque la receta de hoy no se parezca en nada al típico pisto manchego, tanto por sus ingredientes como su forma de elaboración, el nombre que mejor la define es precisamente este, el de pisto de atún y calabaza.

También la calabaza es protagonista junto con otras hortalizas de esta crema de verduras con queso cheddar y nueces. Una receta perfecta para preparar en grandes cantidades y disponer de raciones listas para consumir durante toda la semana.

Para terminar la ronda de primeros platos, nuestra sugerencia vegana son unos buñuelos de calabacín que no pueden ser más sencillos de preparar.

Segundo plato

Menú del día equilibrado

Que levante la mano quién no cocine un poco de más de las cosas ricas del domingo para que sobren para el lunes. Y es que ya que te pones el domingo a preparar unas pedazo de carrilleras de ternera como estas, qué menos que su disfrute no sea cosa solo de un momento. Además, al día siguiente están aún más ricas.

También nos vale si las sobras del domingo son de un guiso de pescado o marisco como este de pulpo con langostinos.

Para nuestro segundo plato vegano volvemos a rescatar la calabaza que da el toque especial a esta receta de lentejas con calabaza y leche de coco. Probadlas porque os van a encantar.

Postre

Menú del día equilibrado

Llegado el momento del postre, aparte de la habitual fruta os propongo un par de bizcochos de otoño que también os servirán para caldear un poco la cocina y de paso tener los desayunos y las meriendas de varios días solucionados.

El infalible bizcocho de calabaza con nueces y especias, que solo por el olor que queda en casa merece la pena darle una oportunidad.

Las castañas asadas, que en casa pueden hacerse de muchas formas, y que son un auténtico símbolo del otoño en familia.

Pero los amantes del chocolate, más que asar castañas y comérselas, puede que prefieran utilizarlas para preparar este suculento brownie que debería ser pecado de pura golosina, así que, si decidís que vaya a ser el postre, que sea una porción de tamaño reducido.

Y para beber, Ganadero

ganadero Canopy

A medida que el frío va aumentando, los platos que apetecen son algo más contundentes y eso se refleja a la hora de escoger un vino. Y es que salvo que se trate de platos muy ligeros, no sé a vosotros, pero a mí el cuerpo no me pide un blanco fresquito, sino un tinto más o menos joven en función de lo que haya en el plato.

Así que hoy os traigo este tinto, otro de los que sospecho que va a terminar el año en el podium de mi lista de vinos favoritos. Se trata de un vino elaborado en las bodegas Canopy y que pertenece a la D.O. Méntrida en la provincia de Toledo.

Las uvas garnacha con las que se elabora este vino proceden de un viñedo situado en El Real de San Vicente (Sierra de Gredos).

Un vino en el que se perciben inicialmente aromas de frutos del bosque con toques de chocolate y regaliz, que hacen pensar que pudiera tratarse de un vino que ha pasado por un período de crianza. En cambio, en boca resulta fresco y ligero como el vino joven que es, y se aprecian unos taninos muy suaves que no dejan en absoluto sensación de astringencia en la boca. El postgusto es largo, con toques minerales.

Un vino, en definitiva, que entra muy bien con cualquier guiso, ya sea de verduras, aves, carnes rojas, cazas o incluso pulpo o pescados azules. También con quesos semicurados, patés a la pimienta, chacinas y embutidos.