Ceviche de caballa con pomelo, entrante rápido, barato y ligero para Navidad
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Ceviche de caballa con pomelo, entrante rápido, barato y ligero para Navidad

Ceviche de caballa con pomelo, entrante rápido, barato y ligero para Navidad

Este ceviche de caballa es un plato perfecto para un entrante o aperitivo muy fácil, barato y saludable que puedes adaptar a tus gustos.

 Preparación: 15 min. Dificultad: Fácil Personas: 2


Hoy os explicamos cómo preparar paso a paso esta receta fácil de ceviche de caballa con pomelo. Un aperitivo tradicional de América Latina constituido por trozos de pescado crudo, marisco, carne, hongos y verduras que se marina con jugo de cítricos. El ceviche de caballa es un plato original, económico, extremadamente fresco y de rotundos sabores. Una gran propuesta para comer ligero en navidad y sorprender a los comensales. 

Ingredientes para un ceviche de caballa con pomelo


  • Lomos de caballa, 3 de 100-125 g cada uno
  • Pomelo rosa, 1 cortado en gajos
  • Piel de naranja rallada, 1 cda.
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cdta
  • Sal, al gusto
  • Cilantro, al gusto

Cómo preparar ceviche de caballa con pomelo


1: Marinada de pomelo

ceviche de caballa, pomelo y cilantro

A continuación, pelamos el pomelo. Para que sea más fácil, primero le quitamos los extremos y luego la piel lateral. Mientras menos nervios blancos nos queden, más nos ayudará a continuación a sacar los gajos. Una vez tengamos pelado el pomelo, nos colocamos sobre un plato hondo y vamos cortando los gajos del pomelo con el cuchillo. Si los gajos son muy grandes, como en nuestro caso, volveremos a cortar en varios trozos cada uno de los gajos. 

Seguidamente, con la ayuda de un tenedor o unas varillas de repostería, removemos los trozos de pomelo para que el golpe vaya soltando gran parte de sus jugos. Añadimos una cucharada de aceite de oliva, la sal, la ralladura de naranja y el cilantro al gusto. Removemos. Si os gusta un sabor algo más dulce, podéis usar menos pomelo y aderezarlo con jugo de lima. Si aún os gusta más dulce, una opción estupenda es añadir una cucharadita de salsa de soja.


2: Cortar la caballa

ceviche de caballa

Si no tenéis mucho tiempo, nuestro consejo es que pidáis en la pescadería que os limpien las caballas y os saquen los lomos completamente limpios y listos para consumir. Limpiar y cortar la carne del pescado puede resultar un poco tedioso si no estáis acostumbrados a tratar este producto o si no tenéis cuchillos muy afilados.  

Previo a preparar el pescado en casa, lo congelamos para prevenir el anisakis. Pasado el tiempo de congelación y enfrentándonos al pescado ya descongelado, cortamos en rodajas de medio centímetro de grosor a lo ancho del lomo de la caballa. Un corte parecido a finas láminas de jamón. Reservamos.


3: Servir

ceviche de caballa, pomelo y cilantro para navidad

Colocamos los trozos de caballa en un plato. Regamos con el jugo de pomelo y mezclamos bien. Rallamos un poco de piel de pomelo.  Antes de servir, dejamos reposar durante mínimo 2 horas en la nevera.

Notas


La caballa es un pescado azul en un tramo de precios muy asequibles, en especial cuando se acerca la navidad y los productos de mar se disparan en precio. Su consumo contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre. Preparar un ceviche de caballa y pomelo es una magnífica alternativa a la carne de ganadería y sirve perfectamente como picoteo en estas fiestas. 

Nosotros hemos elegido caballa para hacer un ceviche diferente, dado que estamos en fechas especiales. Ya sabéis que, como cualquier otro plato de raíces tan características, encuentras muchas variantes y podéis hacerlo de muchas maneras. El ceviche se cocina sobre todo en Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú, siendo originario de este último.  

Los cítricos más conocidos en el aliño del ceviche son el limón y la lima ácida, aunque históricamente se usaba la naranja agria. Nosotros hemos elegido el pomelo para darle ese toque similar de amargor y toque agrio, pero su presencia abarca todo el plato. Si no os gusta tan amargo, recordad: salsa de soja o jugo de lima.