Cordero al horno, receta paso a paso para que quede perfecto
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Cordero al horno, receta fácil paso a paso

Cordero al horno, receta fácil paso a paso

Receta paso a paso de cordero al horno para que quede perfecto. Trucos y consejos para asar cordero al horno, temperatura, tiempo y cómo cocinarlo.
Escrito por Danny el 24/12/2018 a las 11:27

Ya están aquí las navidades y con ellas llegan las cenas y comidas. Tienes cordero en el frigorífico, invitados esta noche y dudas sobre cómo preparar cordero al horno. No te preocupes, te ayudamos para conseguir un cordero asado al horno perfecto.

A mi también me pasa constantemente. Voy a preparar cena para varias personas y en las últimas horas me empiezan a asaltar las dudas. Es normal que no recordemos cómo se preparara el cordero en el horno, es un producto que no cocinamos todos los días, y se nos olvidan los detalles importantes que pueden marcar la diferencia.

¿Cuánto tiempo se cocina el cordero? ¿A qué temperatura ponemos el horno para asar cordero? ¿Empezamos por la parte de la piel o la carne? ¿Hay que echar agua en el horno? Todas estas y muchas otras dudas son las que nos rondan la cabeza, y aquí las contestamos todas para que consigas cocinar un cordero al horno perfecto de la forma más fácil posible.

Además te contamos la receta de cordero al horno paso a paso para que no quede ninguna duda. Tu cordero de este año va a ser el mejor que hayan probado nunca tus invitados, solo tienes que seguir nuestros trucos y consejos para hacer cordero.

Recomendamos primero leer el artículo completo para tenerlo todo claro y luego empezar a cocinar el cordero ya con las ideas claras.

Empieza 3 horas antes

Aunque no pasa nada si empiezas 4 horas antes, llegarás a tiempo si empiezas a cocinar el cordero al horno 3 horas antes de servirlo.

Aunque luego entraremos más a fondo, el proceso es el siguiente: 1 hora de precalentado del horno, 45 minutos de cocción del cordero con la carne hacia arriba, 45 minutos con la piel hacia arriba y 15 minutos para acabar de tostar bien la piel para conseguir un crujiente perfecto. El resto del tiempo se va en preparaciones y en dar la vuelta al cordero.

Un pequeño truco es empezar 4 horas antes y dejar el paso final del tostado para el final, justo antes de servirlo. Tiene algo de maña pero te permite ir con más margen. Yo lo hago así: Preparo el cordero y lo dejo listo salvo por el tostado final. Dejo el horno encendido a 180ºC, media hora antes de servirlo lo meto con la piel hacia arriba y 15 minutos después subo a 200ºC para tostarla.

Este último truco no lo necesitáis, tan solo tenéis que calcular bien los tiempos y todo irá a la perfección.

Pierna, paletilla o costillar

cordero al horno

Una duda común a la hora de elegir qué parte del cordero cocinar es si decantarnos por pierna, paletilla o costillar.

A mi personalmente lo que más me gusta es la paletilla, seguida por el costillar y por último la pierna. La paletilla me parece la carne más tierna y con mejor sabor, mientras que el costillar es más jugoso porque tiene más grasa, piel y menor grosor. La pierna es la zona con más carne, pero esto hace que a menudo quede algo más seca, y el sabor suele ser mucho más intenso.

Lo que sí que recomiendo siempre es cocinar cordero lechal, el sabor es mucho más suave y rico que el del cordero más mayor. Esto va siempre por gustos, por supuesto, pero en mi opinión el cordero lechal es con el que conseguimos los mejores asados.

Lo más importante de elegir la parte del cordero y entre lechal y no lechal es que hará que varíe el peso de la pieza, y por lo tanto el tiempo que lo cocinaremos. En ningún caso necesitamos cambiar la temperatura que indicamos, pero el tiempo sí es diferente.

Por orden de tiempo de menor a manor tendríamos lo siguiente: costillar de lechal, paletilla de lechal, pierna de lechal/costillas de cordero, paletilla de cordero y pierna de cordero. La diferencia es mínima, unos 15 minutos por cada lado entre el menor y el mayor, pero es importante tenerlo en cuenta. En esta receta damos el tiempo medio, por lo que si son piezas pequeñas podéis quitar un poco y si son piezas grandes añadir, así que habrá que estar un poco pendiente de la pinta.

La temperatura del horno

cordero al horno

Vamos al grano: el cordero se prepara con el horno a 180ºC. No le quería dar muchas más vueltas, que así queda bien claro, aunque quiero entrar en algunos detalles importantes que van a marcar la diferencia.

Lo primero es precalentar correctamente el horno. Para ello lo encenderemos a 180ºC una hora antes de meter el cordero. El horno te avisará de que está listo antes, pero déjalo durante toda una hora para que la temperatura se reparta de la forma más homogénea posible y garanticemos que está todo el horno a 180ºC.

Lo segundo, aunque casi toda la cocción la hagamos a 180ºC, al final subiremos a 200ºC durante unos 15 minutos para acabar de tostar la piel y conseguir que quede lo más crujiente posible. Esto es muy importante y le da un toque único al cordero.

Por último, el truco para cocinar cordero al horno que no puedes dejar de usar. El cordero nunca puede estar en contacto con el agua de la bandeja. Para asar cordero al horno vamos a llenar la bandeja de agua, y tendremos que poner el cordero encima evitando que este toque el agua. Para ello tradicionalmente se usaban las ramas del laurel, pero como es difícil conseguirlas lo mejor es usar la rejilla del horno. Es decir, bandeja llena de agua, rejilla encima y pierna encima de la rejilla, siempre asegurando que la pierna no toca el agua. Si esto ocurre se cocerá y será un desastre absoluto, más os vale tener pizzas congeladas de reserva.

La carne hacia arriba primero

cordero al horno

Llega el momento de la verdad. Tenemos el horno a 180ºC, la bandeja llena de agua y el cordero encima de la rejilla sin tocar el agua. Pero… ¿ponemos primero la carne del cordero o la piel hacia arriba?

Esta duda surge una y otra vez, y la respuesta es muy fácil: primero la carne hacia arriba y luego la piel hacia arriba.

La razón para hacerlo así también es sencilla, y seguro que cuando la entendáis no lo volveréis a olvidar. Primero queremos cocinar la carne para que quede tierna y jugosa, y después nos ponemos con la piel para tostarla y conseguir que el cordero quede crujiente. Si lo hiciésemos al revés la piel no quedaría crujiente porque los líquidos del cordero caerían hacia abajo y la echarían a perder.

Receta de cordero al horno paso a paso

cordero al horno

Ya te hemos contado todos los trucos para hacer cordero al horno de forma fácil, pero ahora vamos a resumirlo todo en una receta de cordero al horno paso a paso. Ya veréis lo fácil que es, solo tenéis que dedicarle el tiempo que se merece y un poco de cuidado para estar pendiente en los momentos clave.

  1. Empezamos a prepararlo todo al menos 3 horas antes.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC durante 1 hora. Estará antes, pero espera toda una hora para que el calor se reparta bien.
  3. Untamos ligeramente de aceite de oliva la parte de la carne del cordero (no la piel) y salamos con sal gorda por la parte de la carne y de la piel. La forma es fácil, echamos una cantidad grande de sal gorda y lo masajeamos, mucha caerá fuera, pero no importa.
  4. Llenamos 1 centímetro de agua en la bandeja del horno, ponemos encima la rejilla y encima la paletilla, la pierna o el costillar del cordero. Tenemos que asegurarnos de que el cordero no toca el agua de la bandeja. Si lo hiciese quitamos agua hasta que no lo haga.
  5. Introducimos el cordero al horno con la carne mirando hacia arriba y lo tenemos 1 hora a 180ºC. Como las combinaciones entre costillar, paletilla y pierna, y cordero lechal o no son muchas y hacen que varíe el tiempo, hay que estar atentos. 1 hora es el tiempo medio, pero puede que necesite algo menos o más. Tenemos que fijarnos en que la carne se pone de color blanco. Podemos abrir el horno, pinchar con un tenedor y comprobar que empieza a estar tierna.
  6. Pasada 1 hora sacamos el cordero y le damos la vuelta para poner la piel hacia arriba. Aquí otro truco imprescindible, tenemos que pinchar la piel del cordero varias veces con un tenedor para evitar que se hinche y se rompa.
  7. Introducimos el cordero de nuevo ahora con la piel hacia arriba y lo volvemos a tener 1 hora a 180ºC. Lo mismo con los tiempos, 1 hora es el tiempo medio pero puede necesitar algo más o menos según la pieza y el tipo de cordero. Aquí nos tenemos que fijar en que la piel esté dorada.
  8. Por último subimos la temperatura del horno a 200ºC y lo dejamos unos 15 minutos más para conseguir el tostado y crujiente perfecto de la piel del cordero. Mucho ojo aquí porque tendremos que estar atentos para que no se queme, no queremos que por unos pocos minutos se estropee un proceso de varias horas.

Y ya tenemos listo nuestro cordero asado al horno, una receta paso a paso sencilla que ya veis que no es nada difícil. Eso sí, requiere tiempo, planificación y mimo, pero siempre y cuando sigamos estos trucos y consejos para hacer cordero conseguiremos que quede perfecto. Disfrutadlo mucho porque es uno de los platos más deliciosos que existen.

Y si te animas con otras preparaciones aquí te dejamos 5 recetas de cordero que seguro te van a encantar también.