Crema de boniatos asados con nata de coco al estilo thai
Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinillas

Crema de boniatos asados con nata de coco al estilo thai, receta vegana para Navidad

Crema de boniatos asados con nata de coco al estilo thai, receta vegana para Navidad

Los entrantes navideños no tienen por qué ser sota, caballo y rey. Toma nota de esta crema de boniatos asados y anímate a sorprender,

Preparación: 40 min. Dificultad: Fácil Personas: 3


Sabores asiáticos al alcance de todos. Hoy os traemos esta crema de boniatos asados al estilo tailandés, con curry picante y leche de coco. El conjunto os dejará encantados con un sabor tan especial. ¿Te gustaría preparar un entrante original en las fiestas de este año? ¡Te enseñamos cómo!


Ingredientes para una crema de boniatos asados con nata de coco al estilo tailandés

  • Boniatos, 3
  • Caldo vegetal, 750 ml
  • Nata de coco, 20 ml
  • Jengibre, 15 g
  • Curry rojo, ½ cucharadita
  • Pimentón ahumado, 1 cucharadita
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Piel de limón
  • Sal
  • Lima, al gusto
  • Anacardos, al gusto
  • Cilantro picado, al gusto

Cómo preparar una crema de boniatos asados con nata de coco


1: Asar boniatos

crema de boniatos asados estilo thai

Precalentamos el horno durante 10-15 minutos. Cuando el interior esté bien caliente, colocamos papel de aluminio o papel vegetal sobre una bandeja de horno. Colocamos los boniatos en la bandeja y los asamos durante 40 minutos a 180 ºC.  Si hay prisa, podemos cortar los boniatos por la mitad o directamente pelarlos, trocearlos y hornearlos durante 20-25 minutos.

Otra opción socorrida es envolver los boniatos con papel de aluminio. Una vez tengamos los boniatos tiernos (pinchamos con un cuchillo para saberlo), hay que dejarlos enfriar. Con una hora a temperatura ambiente es suficiente. Cuando se puedan manipular con las manos sin peligro de quemarnos, los cortamos por la mitad y extraemos la pulpa. Reservamos.


2: Preparar el caldo

crema de boniatos asados estilo thai

En este paso vamos a aromatizar el caldo mediante un procedimiento muy sencillo. Ponemos a calentar 750 ml de caldo vegetal en una olla a fuego alto hasta que rompa a hervir. Añadimos la piel de limón al gusto, el trozo de jengibre, la cucharadita de curry rojo, la cucharadita de pimentón ahumado, la sal y la nata de coco. Dependiendo de vuestra tolerancia al picante, le podéis añadir más o menos jengibre y curry. Nosotros lo hemos hecho suave, dado que el curry rojo es un viaje directo a los infiernos. Maníacos de los picantes: ajustad generosamente.

Cuando todo esté vertido en la olla, removemos y tapamos. Dejamos hervir a fuego medio durante 20 minutos. Pasado el tiempo, probamos el caldo por si deseamos rectificar de sal o alguna especia. Retiramos la piel del limón, el trozo de jengibre y reservamos.


3: Preparar la crema de boniatos asados

crema de boniatos asados estilo thai

En una batidora de vaso o de mano, trituramos los boniatos asados con el caldo que hemos preparado. La idea es ir vertiendo el caldo poco a poco. Tenemos que ir observando la consistencia hasta que tome la cremosidad que buscamos. Añadimos un cazo de caldo, batimos, comprobamos. Repetimos esta acción hasta tenerlo a nuestro gusto.


4: Servir

crema de boniatos asados estilo thai

Una vez alcanzada la consistencia deseada, servimos en un cuenco o plato hondo.  Le podemos añadir cilantro picado para redondear el sabor y unos anacardos esparcidos por encima. Coronamos con unas líneas de nata de coco y listo para comer.

Notas


Esta receta es rápida, económica y muy socorrida para tus entrantes en los festivos que están por venir. Si sabes a ciencia cierta que tus comensales disfrutan con sabores nuevos, fuertes y asiáticos, vas a triunfar con este primer plato. Servida caliente, esta crema de boniatos asados libera en la boca contrastes entre la nata de coco dulce, el picante del curry rojo y la frescura del cilantro. Más beneficios: es una receta 100% vegana, bien por si tú practicas la dieta vegana o si alguno de tus invitados es vegano y no quieres preparar varios menús. Baja en calorías, colorida y estimulante al paladar. No te lo pienses y asa un buen par de boniatos para estas navidades: marcarás la diferencia.